El mejor momento es al nacer: póngale a su bebé la vacuna contra la hepatitis B

Imagen de un recién nacido

Asegúrese de que su bebé reciba la vacuna contra la hepatitis B poco después de nacer. Los CDC, la Academia Estadounidense de Pediatría y la Academia Estadounidense de Médicos de Familia recomiendan que todos los niños reciban la primera dosis de la vacuna contra la hepatitis B poco después de nacer y que completen la serie de vacunas entre los 6 y los 18 meses de edad.

Los bebés y la hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad del hígado infecciosa causada por el virus de la hepatitis B. Algunas personas pueden combatir la infección y eliminar el virus. En otras, la infección permanece en el cuerpo y se vuelve “crónica” o de por vida. Con el tiempo, la hepatitis B crónica puede causar problemas de salud graves e incluso cáncer de hígado. No hay cura para la hepatitis B.

Las madres pueden pasar el virus de la hepatitis B a sus bebés durante el parto sin saberlo, ya que se transmite a través de la sangre y de los líquidos corporales. Los bebés también pueden contraer la hepatitis B por medio de la sangre u otros líquidos corporales que contengan cantidades pequeñas de sangre de una persona infectada. Las personas pueden propagar el virus incluso cuando no tengan síntomas de la enfermedad.

Imagen de un padre que lleva a su bebé en el asiento de seguridad mientras la madre sonríe en el auto.

Antes de irse del hospital o de la maternidad y de llevar a su bebé a casa, asegúrese de que esté protegido contra la hepatitis B.

¿Por qué mi bebé necesita recibir la vacuna a tan temprana edad?

Es difícil imaginar que su recién nacido tenga que pasar por el dolor de una inyección. Pero un pequeño pinchazo al comienzo de la vida es un primer paso importante hacia la protección de su bebé contra una enfermedad mortal. Todos los bebés deben recibir la primera inyección de la vacuna contra la hepatitis B poco después de nacer. Esta vacuna actúa como una red de protección al reducir el riesgo de que contraiga la enfermedad de la mamá o de otros familiares que podrían no saber que están infectados.

Esto es muy importante porque cuanto más pequeño sea el bebé (en edad) cuando se infecte con el virus de la hepatitis B, mayor será la probabilidad de que luego tenga hepatitis B crónica. Aunque muchos bebés que contraen hepatitis B no presentan síntomas, el 90 % de los bebés infectados por el virus de la hepatitis B tendrá hepatitis B crónica, que es una enfermedad para toda la vida. Hasta 2000 personas mueren cada año debido a una enfermedad del hígado relacionada con la hepatitis B. Dele a su bebé la mejor protección contra esta grave enfermedad vacunándolo contra la hepatitis B poco después de que nazca y complete la serie de la vacuna cuando tenga entre los 6 y los 18 meses de edad.

Cuando la mamá tiene hepatitis B, hay un medicamento adicional que puede ayudar a proteger al bebé contra esta enfermedad; se llama inmunoglobulina de hepatitis B (IGHB). La IGHB le da al cuerpo del bebé un “refuerzo” o una ayuda extra para luchar contra el virus en cuanto nazca. Esta inyección es más eficaz cuando el bebé la recibe en sus primeras 12 horas de vida. Para que obtenga la mejor protección, deberá recibir también la serie completa de la vacuna contra la hepatitis B.

Para saber más sobre la hepatitis B, hable con el médico de su hijo o visite la página web sobre la hepatitis B.

¿Por qué debería mi bebe recibir la vacuna contra la hepatitis B?

La vacuna contra la hepatitis B:

  • Protege a su hijo de la hepatitis B, una enfermedad que puede ser grave.
  • Protege a otras personas de esta enfermedad porque los niños con hepatitis B generalmente no tienen síntomas, pero pueden transmitirla a otras personas sin que nadie sepa que están infectados.
  • Evita que su hijo presente enfermedad y cáncer de hígado a causa de la hepatitis B.

¿Es segura la vacuna contra la hepatitis B?

La vacuna contra la hepatitis B es muy segura y eficaz para prevenir esta enfermedad. Sin embargo, las vacunas, al igual que cualquier medicamento, pueden causar efectos secundarios, pero los efectos secundarios graves de esta vacuna son extremadamente raros. La mayoría de las personas que reciban la vacuna contra la hepatitis B no tendrá ningún efecto secundario. En el caso de que cause efectos secundarios, estos suelen ser muy leves, como fiebre baja (menos de 101 oF) o dolor en el brazo por la inyección. En última instancia, los riesgos potenciales asociados a la hepatitis B son mucho mayores que los riesgos relacionados con la vacuna.

¿Cuántas dosis de la vacuna necesitará mi bebé?

Después de recibir la primera dosis, poco después de nacer, su bebé necesitará 2 o más dosis adicionales de la vacuna para que tenga la mejor protección. Hable con el médico de su hijo acerca de cuándo debería recibir la próxima dosis. Por lo general, los niños reciben una dosis en cada una de las siguientes edades:

  • Poco después de nacer
  • Entre el primer y el segundo mes de vida
  • Entre los 6 y los 18 meses de edad

Hable con su médico para saber más sobre la vacuna contra la hepatitis B.

Esta página fue revisada el: 19 de abril de 2019