Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Guía actualizada de los CDC para piscinas saludables

Niño en tobogán en la piscinaLas agencias del gobierno y la industria acuática pueden usar directrices actualizadas del código para las piscinas a fin de ayudar a que la natación siga siendo saludable y entretenida.

Hay pocas cosas más refrescantes que nadar en una piscina con agua fresca y transparente en un día sofocante. La natación es una excelente forma de hacer ejercicio: tiene poco impacto en las articulaciones, incorpora entrenamiento de resistencia de manera natural y le permite mantenerse fresco mientras hace que su corazón trabaje.

A petición de departamentos de salud locales y estatales, y de la industria acuática, los CDC lideraron un esfuerzo nacional para elaborar un Código de Salud Acuática Modelo (MAHC, por sus siglas en inglés) a fin de mantener los beneficios de la natación al tiempo que se reducen los peligros que puede haber en las piscinas y otros lugares acuáticos. El MAHC se publicó por primera vez en el 2014, y los CDC publicaron la segunda edición (el MAHC del 2016) en julio del 2016. Desde el comienzo, los CDC se comprometieron a mantener el MAHC actualizado de acuerdo con los avances de la ciencia y las prácticas de la industria más novedosas.

¿Qué es el MAHC?

El MAHC* es un recurso gratuito para hacer que la natación sea más saludable. Es una serie de directrices voluntarias, no una ley federal. Esto quiere decir que las agencias del gobierno pueden elegir si adoptan todas las directrices, algunas o no adoptan ninguna. Estas directrices se pueden usar para lo siguiente:

  • Crear o actualizar códigos existentes para las piscinas.
  • Incorporar los avances de la ciencia a la inspección de las piscinas y los programas de seguridad.

Los líderes de la industria acuática no tienen que esperar a que una agencia del gobierno adopte el MAHC. Ellos pueden implementar elementos clave del MAHC ahora para empezar a mejorar la salubridad y la seguridad en sus instalaciones.

¿Qué hay en el MAHC?

El MAHC incluye directrices científicas para los siguientes lugares:

  • Piscinas públicas
  • Piscinas, bañeras de hidromasaje, y espás en hoteles y complejos de apartamentos
  • Parques acuáticos
  • Otras instalaciones acuáticas

Las directrices abordan lo siguiente:

  • El diseño y construcción, como los sistemas de desinfección secundarios para eliminar los organismos tolerantes al cloro y reducir los brotes de enfermedades.
  • Las operaciones y el mantenimiento, como los estándares para los salvavidas a fin de reducir los ahogamientos.
  • Las políticas y la administración, como la capacitación para los encargados de las piscinas a fin de reducir los accidentes con sustancias químicas para piscinas, el cierre de piscinas y otros problemas.

El MAHC también incluye un resumen de la base científica de cada directriz.

Código de Salud Acuática Modelo (MAHC, por sus siglas en inglés)

Use el MAHC para ayudar a reducir los peligros en las piscinas.

¿Qué hay de nuevo?

El MAHC del 2016 incluye cambios estructurales, correcciones clarificadoras de los cambios y cláusulas nuevas o corregidas sobre aspectos de desinfección y calidad del agua, servicios de salvavidas y supervisión de los usuarios de las piscinas, manejo de riesgos y seguridad, y ventilación y calidad del aire. En el sitio web del MAHC* usted encontrará lo siguiente:

¿Cuáles son los beneficios del MAHC?

Los beneficios de usar el MAHC son que es gratuito, voluntario y basado en la ciencia. A corto plazo, puede ayudar a reducir los cierres de piscinas. A más largo plazo, los CDC esperan que el MAHC lleve a reducciones en lo siguiente:

  • Ahogamientos,* una de las principales causas de muerte relacionada con lesiones en niños de 1 a 14 años. Los ahogamientos que no causan la muerte pueden provocar daño cerebral que lleve a problemas de aprendizaje o incluso a pérdida permanente de funciones básicas.
  • Brotes de enfermedades transmitidas por el agua y asociados a las piscinas* y a otras instalaciones acuáticas, los cuales han aumentado de un promedio de 15 a 34 brotes al año. Un solo brote puede enfermar a miles de personas.
  • Lesiones* vinculadas a sustancias químicas para piscinas, las cuales causaron casi 5000 visitas a las salas de emergencia en el 2012.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 09 de agosto de 2016
  • Esta página fue modificada el: 09 de agosto de 2016
  • Fuente del contenido:
  • Página administrada por: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
Arriba