Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Este es su año para dejar de fumar

Un grupo de personas que celebra año nuevo

Hay una forma de dejar de fumar para cada estilo de vida. ¡Encuentre la suya hoy!

“Estoy harto de esta adicción”. Clay A. dejó ese comentario en la página de Facebook CDC Tobacco Free.* “Dejé de fumar durante un año y cuatro meses y luego volví a hacerlo”, dijo. “Dejar de fumar no es fácil”, agregó.

En la Oficina de Tabaquismo y Salud (OSH)* de los CDC sabemos que pueden ser necesarios varios intentos antes de que usted sea capaz de dejar de fumar para siempre, pero también sabemos que se puede lograr. De hecho, tantas personas han dejado de fumar que ahora hay más exfumadores que fumadores en los Estados Unidos. Dejar de fumar puede ser difícil, pero usted puede encontrar apoyo a lo largo del camino en el lugar y el momento que lo necesite para aumentar sus probabilidades de dejar de fumar para siempre.* Este Año Nuevo haga el propósito de dejar de fumar para siempre.

“Sabemos que en este momento del año muchos fumadores hacen el propósito de dejar de fumar y empezar de nuevo en un rumbo más sano”, dice Corinne Graffunder, DrPH, MPH, directora de la OSH. “Si este es su momento para dejar el tabaco, hay muchas herramientas disponibles para ayudarlo a encontrar y continuar con una estrategia que le funcione”, agregó.

Aunque nunca lo haya intentado o haya tratado de dejar de fumar muchas veces, un nuevo año representa otra oportunidad para elaborar un plan exitoso.

Nunca es demasiado temprano para dejar de fumar

No importa cuánto tiempo haya fumado, siempre habrá beneficios para su salud si deja de hacerlo. James, que participa en la campaña Consejos de exfumadores® y fue fumador durante 30 años, comenzó a tener problemas para realizar las tareas cotidianas. También se enteró de que tenía diabetes. Por eso James pensó que debía tener un estilo de vida más saludable. Dejó los cigarrillos y comenzó a hacer ejercicio. Dejar de fumar le dio la energía para andar en bicicleta, correr y nadar, cosas que antes ni se imaginaba hacer.

James dijo que quería enviar un mensaje a las personas que piensan que fumar no les hará daño porque no han tenido una enfermedad grave relacionada con el tabaquismo. “Quiero ayudar a las personas como yo a dejar de fumar”, dijo. “Tal vez todavía no te haya pasado nada malo. A lo mejor tienes suerte, pero probablemente la suerte no te va a durar para siempre”, concluyó James.

Todavía una causa principal de muerte

Si bien las tasas de adultos fumadores están en el nivel más bajo de la historia, fumar cigarillos continúa siendo la principal causa de muerte prevenible en el país con 480 000 personas que mueren cada año.

Fumar está vinculado a muchas enfermedades peligrosas,* incluidas las enfermedades cardiacas, la diabetes tipo 2, el enfisema y el cáncer. Fumar cerca de otras personas también daña la salud de los demás. Inhalar humo de segunda mano* también puede causar muchas de las mismas enfermedades que causa fumar. Puede hacer que los niños se enfermen con más frecuencia, y fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de que el bebé muera repentinamente en el primer año de vida. Ninguna cantidad de humo de segunda mano está libre de riesgos.

Un hombre en un campo con los brazos abiertos.

Emprenda el camino para dejar de fumar y libérese del tabaco.

Encuentre lo que funciona para usted

El camino que cada fumador toma para dejar de fumar es diferente. Puede llevar un tiempo encontrar las estrategias que lo ayuden a dejar de fumar para siempre. Es útil crear un plan personalizado para dejar de fumar. Algunas de las medidas de un plan eficaz para dejar de fumar incluyen:

  • Fijar una fecha para dejar de fumar. Elegir una fecha a solo una o dos semanas y destacar esa fecha en su calendario o teléfono.
  • Decirles a los seres queridos y amigos que va a dejar de fumar. Decirles cómo ellos pueden ayudarlo a dejar de fumar.
  • Hacer una lista de las razones para dejar de fumar.
  • Deshacerse de los cigarrillos y cualquier cosa que le recuerde fumar.
  • Identificar sentimientos, lugares y situaciones que le hagan tener ganas de fumar. ¡Es más fácil evitarlos si ya los ha identificado!
  • Tener estrategias de alternativas saludables para luchar contra las ganas de fumar.

Haga sus estrategias

Los fumadores sienten ganas de fumar porque los cigarrillos contienen una droga llamada nicotina y fumar hace que su organismo sea dependiente de ella. Dejar de fumar causa síntomas de abstinencia de la nicotina, lo que puede ser incómodo, especialmente en las primeras semanas. Hay maneras de superar los síntomas de abstinencia, como el apoyo de la familia o un consejero, y los medicamentos que ayudan a disminuir las ganas de fumar.

Tal vez sean necesarios varios intentos para dejar de fumar. Lo importante es no darse por vencido. Los proveedores de atención médica, como los médicos y el personal de enfermería, pueden apoyarlo en el camino. Tal vez su médico le recomiende algunos de los fármacos autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. para ayudar a las personas a dejar de fumar. Entre ellos puede haber medicamentos de terapia de remplazo de nicotina en la forma de parches, goma de mascar o pastillas que le proporcionan al organismo una pequeña cantidad de nicotina con el fin de disminuir las ganas sin los otros efectos dañinos de fumar cigarrillos. Un farmacéutico puede informarlo sobre los efectos de cualquier medicamento que le recete el médico.

No es demasiado tarde

Si usted ha fumado durante décadas, como James, o recién ha comenzado, si tiene una enfermedad relacionada con fumar o todavía no ha sentido el daño que causa fumar, dejar de hacerlo ahora mismo puede encaminarlo hacia un mejor estado de salud.

El exfumador Dean G. dice: “Estoy ansioso de ver cómo sigue mejorando mi salud. Dejar de fumar es la mejor decisión que he tomado”.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Hay ayuda: ¡Úsela!

Hay muchos recursos gratuitos para ayudarlo a dejar de fumar, sin importar dónde se encuentre en el camino que ha emprendido.

Icono de una computadora portátil

 Sitios web. Consejos de exfumadores® y https://espanol.smokefree.gov

Icono de un receptor de teléfono y líneas que indican el habla.

Líneas telefónicas de ayuda para dejar de fumar. 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569) (para las personas de habla hispana) y 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669). En ambos números se ofrecen recursos como asesoramiento, ayuda para crear un plan para dejar de fumar e información sobre el tabaquismo; incluso pueden remitirlo a más recursos en su área. También hay líneas telefónicas de ayuda en idiomas asiáticos para dejar de fumar: 1-800-838-8917 (chino), 1-800-556-5564 (coreano) y 1-800-778-8440 (vietnamita).

Icono de mensaje de texto burbujas de discurso

Apoyo por mensajes de texto. Smokefree TXT es un programa que funciona las 24 horas los 7 días de la semana que envía mensajes de texto para asesorarlo, alentarlo y ayudarlo a mantener su compromiso de permanecer libre del tabaco.

Icono de un celular

App para teléfonos inteligentes. La app para dejar de fumar que puede usar en su teléfono, llamada quitSTART, lo ayuda a comprender sus patrones de conducta al fumar y a desarrollar las destrezas que le permitirán no ceder ante las ganas de fumar.

TOP
window.pageOptions.navigation = window.pageOptions.navigation || { pathToSelect: "/Spanish/especialesCDC/vidasaludable.html", showFourthLevel: false };