Vacune a su bebé para darle la mejor protección

Imagen de una madre que sostiene a su bebé, quien tiene puesta una capa.

La vacunación es una de las mejores formas en que los padres pueden proteger a sus bebés contra 14 enfermedades infantiles graves antes de que cumplan los 2 años. Vacune a su hijo de acuerdo con el calendario de vacunación recomendado por los CDC* para darle protección segura y comprobada contra enfermedades.

Las enfermedades prevenibles con vacunas pueden ser muy graves, incluso mortales, especialmente para los bebés y los niños pequeños. Las vacunas ayudan a las defensas naturales del bebé a desarrollar, de un modo seguro, la inmunidad contra estas enfermedades.

La mayoría de los padres de hoy en día nunca han visto personalmente las consecuencias devastadoras que las enfermedades prevenibles con vacunas causan en las familias o la comunidad. Algunas enfermedades que se previenen con vacunas, como la tosferina (pertussis) y la varicela, continúan siendo comunes en los Estados Unidos.

La Semana Nacional de Inmunización Infantil es del 27 de abril hasta el 4 de mayo del 2019. Durante la Semana Nacional de Inmunización Infantil, los departamentos de salud locales y estatales, socios o colaboradores en materia de inmunización nacional, profesionales de atención médica, líderes comunitarios de todos los Estados Unidos y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) trabajan juntos para destacar el impacto positivo de la vacunación en la vida de los bebés y niños, y llamar la atención sobre lo que ha logrado.

Proteja a su hijo contra enfermedades graves

El sarampión es un ejemplo de lo grave que pueden ser las enfermedades prevenibles con vacunas. Todavía hay casos y brotes que ocurren cuando esta enfermedad ingresa a los Estados Unidos a través de los viajeros no vacunados (residentes de este país o visitantes extranjeros) que se contagian cuando están en otros países. El sarampión todavía es una enfermedad común en muchas partes del mundo. Esta enfermedad viral es muy contagiosa y se puede propagar fácilmente cuando llega a una comunidad de los EE. UU. donde hay grupos de personas que no están vacunadas. El sarampión puede ser grave y causar neumonía, encefalitis (inflamación del cerebro) e incluso la muerte. Los niños pequeños tienen el riesgo más alto de presentar complicaciones graves por el sarampión.

Otro ejemplo es la tosferina (pertussis). En los Estados Unidos ha habido un aumento en la cantidad de casos y brotes de tosferina reportados a lo largo de las últimas décadas. En el 2017, se notificaron a los CDC cerca de 19 000 casos de tosferina. Esta enfermedad puede ser mortal, especialmente para los bebés que todavía son demasiado pequeños para recibir su propia vacuna. Desde el 2010, cada año se han reportado decenas de miles de casos de tosferina en todo el país, con un nivel máximo de más de 48 000 casos notificados en el 2012.

Imagen de un padre que besa a su hijo en la cabeza.

Si planea viajar fuera de los Estados Unidos, asegúrese de que esté protegido contra el sarampión. Los CDC recomiendan que todas las personas que tengan 6 meses de edad o más se protejan contra el sarampión y se pongan la vacuna triple vírica (MMR), si es necesario, antes de partir. Visite la página Salud del viajero para informarse más.

Las enfermedades que las vacunas previenen:

Mantenga la vacunación de su hijo al día

Es muy importante que su bebé esté al día con las vacunas. La vacuna puede tardar semanas en ayudar al bebé a formar los anticuerpos protectores que combaten las enfermedades, y algunas vacunas requieren varias dosis para brindar la mejor protección. Si espera hasta el momento en que usted considere que el niño podría exponerse a una enfermedad grave, como al empezar a ir a la guardería infantil o durante un brote de una enfermedad, es posible que la vacuna no tenga suficiente tiempo para funcionar.

Por suerte, la mayoría de los padres decide vacunar a sus hijos. No obstante, algunos niños no han recibido todas las vacunas y, por lo tanto, no están completamente protegidos. Es importante que los niños reciban todas las dosis de las vacunas de acuerdo con el calendario de vacunación recomendado. No recibir todas las dosis de una vacuna los hace vulnerables a contraer enfermedades graves.

Por eso es importante asegurarse de que su hijo esté al día con las vacunas. Pregúntele al médico si a su hijo le toca vacunarse. También puede revisar la versión para padres del calendario de vacunación de los CDC para bebés y niños (desde el nacimiento hasta los 6 años de edad).

Pago de las vacunas

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas, pero verifique con su proveedor de seguro antes de ir al médico. Si no tiene seguro médico o si su póliza de seguro no cubre todas las vacunas infantiles recomendadas, es posible que su hijo reúna los requisitos para recibirlas mediante el programa Vacunas para Niños (VFC, por sus siglas en inglés).* Pregúntele al médico que lo atiende si participa en este programa.

¿Tiene alguna pregunta acerca de las vacunas de su hijo?

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Esta página fue revisada el: 30 de abril de 2019