Combatir la influenza con medicamentos antivirales

Médico revisando los pulmones de un paciente.

La mayor parte de los Estados Unidos está reportando actividad generalizada de la influenza, según los CDC. Se anticipa que la actividad de la influenza continuará a nivel nacional durante varias semanas.

¿Qué puede hacer para protegerse y proteger a sus seres queridos? Si no se ha puesto una vacuna contra la influenza,* ¡no es demasiado tarde! Estas vacunas reducen el riesgo de enfermarse y de tener complicaciones potencialmente graves por la influenza,* lo cual puede requerir de hospitalización y causar la muerte. La actividad de la influenza alcanza sus puntos máximos entre diciembre y febrero, pero puede perdurar hasta mayo.

Si contrae la influenza, se pueden usar medicamentos antivirales para tratarla.

Los antivirales son medicamentos recetados que combaten los virus de la influenza en su cuerpo. Son distintos a los antibióticos, que combaten las infecciones bacterianas. Los antivirales pueden aliviar la fiebre y los síntomas de influenza y acortar en aproximadamente un día la duración de enfermedad. También podrían reducir el riesgo de complicaciones, como las infecciones de oído en los niños, las complicaciones respiratorias que requieren antibióticos en los adultos y las hospitalizaciones.

Para las personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, el tratamiento temprano con un medicamento antiviral puede significar que en lugar de tener un caso grave con posible estadía hospitalaria, podrían tener un caso más leve. En los adultos hospitalizados por la influenza, algunos estudios han indicado que el tratamiento temprano con antivirales puede reducir el riesgo de muerte.

Los pacientes con alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza son, entre otros, las mujeres embarazadas, las personas de 65 años o mayores y los niños menores de 5, pero particularmente los niños menores de 2. También son pacientes con alto riesgo las personas que tienen ciertas afecciones subyacentes (como enfermedad cardiaca o diabetes), las que tienen afecciones neurológicas o del desarrollo neurológico y las que tienen el sistema inmunitario debilitado.

Los estudios muestran que el tratamiento con antivirales para la influenza funciona mejor cuando se comienza dentro de los 2 días del inicio de la enfermedad. Todavía es útil cuando se comienza después, especialmente si la persona está muy enferma por la influenza o si también tiene una afección de alto riesgo. Los médicos pueden elegir recetar antivirales para tratar a las personas con influenza leve y sin riesgo alto de complicaciones si han tenido síntomas por dos días o menos.

Hay un nuevo medicamento antiviral disponible esta temporada de influenza.

Baloxavir marboxil (nombre de marca Xofluza®) es un nuevo antiviral contra la influenza aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) el 24 de octubre del 2018. Baloxavir se suma a los medicamentos oseltamivir (disponible como genérico o bajo el nombre comercial Tamiflu®), zanamivir (nombre de marca Relenza®) y peramivir (nombre de marca Rapivab®) como antiviral para el tratamiento de la influenza. Baloxavir es una pastilla que se toma como dosis única por la boca.

 

Madre ayudando a su hija a lavarse las manos.

El lavado de manos puede ayudar a prevenir la enfermedad por la influenza. Aprenda más aquí sobre cómo y cuándo lavarse las manos.

Los antivirales no son un sustituto de la vacuna contra la influenza.

Ponerse una vacuna contra la influenza es el primer y mejor paso que puede dar para prevenir esta enfermedad. Los beneficios de la vacunación contra la influenza son muchos. La vacunación contra la influenza puede evitar que contraiga la enfermedad y reduce el riesgo de que tenga las complicaciones asociadas a la influenza, incluida la hospitalización. En los niños, puede ser una medida que salva vidas. También puede ayudar a prevenir episodios médicos graves relacionados con algunas afecciones crónicas, como la enfermedad coronaria, la enfermedad pulmonar y la diabetes. El tratamiento temprano con antivirales es importante en las personas que están muy enfermas con influenza y en las que tienen un riesgo alto de presentar complicaciones graves y contraen la enfermedad.

¡Refuerce su arsenal de medidas contra la influenza!

Los buenos hábitos de salud pueden ayudar a detener la propagación de la influenza. Las medidas preventivas de todos los días incluyen el lavado de manos con agua y jabón. Si no tiene agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos a base de alcohol. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. Los microbios se propagan de esta manera. Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo desechable cuando tosa o estornude. Use un desinfectante para limpiar las superficies y los objetos que puedan estar contaminados con virus de la influenza. Si se enferma, limite el contacto con otras personas lo más que pueda para evitar contagiarlas.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información (en inglés y español)
Esta página fue revisada el: 26 de marzo de 2019