Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Reducir el bronceado en interiores en los campus universitarios

Foto de la Dra. Sherry Pagoto entregándole a la Dra. Carolyn Heckman el premio Campus que Protege la Piel para la Universidad de Temple.

Dra. Sherry Pagoto entregándole a la Dra. Carolyn Heckman el premio Campus que Protege la Piel para la Universidad de Temple.

Muchas personas empiezan a broncearse en interiores durante su juventud y esta práctica es más común entre los jóvenes de 15 a 25 años. Aunque muchos estados prohíben que los menores de edad usen los salones de bronceado, los adultos jóvenes todavía son vulnerables. Las universidades tienen una gran oportunidad para frenar el bronceado en interiores en este grupo de edad.

Campus sin Bronceado en Interiores para Proteger la Piel es una iniciativa nacional apoyada por el Consejo Nacional sobre Prevención del Cáncer de Piel. Comenzó en respuesta a investigaciones financiadas por los CDC que hallaron que las camas bronceadoras estaban disponibles en muchos campus universitarios y en apartamentos cercanos, y que los salones de bronceado a menudo pueden pagarse con tarjetas de débito del campus.

Liderada por el Dr. Robert Dellavalle, la Dra. Sherry Pagoto y Nazanin Kalani, y diseñada con base en el modelo de la iniciativa Campus sin Tabaco, la iniciativa Campus sin Bronceado en Interiores para Proteger la Piel tiene como objetivo romper los lazos entre las universidades y los salones de bronceado, y educar a los estudiantes universitarios acerca de la prevención del cáncer de piel.

Para ser reconocido como Campus que Protege la Piel, las universidades deben cumplir con al menos uno de los siguientes criterios:

  • Si la universidad tiene en su sitio web una lista de residencias estudiantiles fuera del campus, no se incluyen en ella las residencias que ofrecen bronceado en interiores como un servicio.
  • La universidad no permite que los salones de bronceado se incluyan como negocios en los que se pueden usar las tarjetas de débito asociadas a la universidad.
  • La universidad provee programación educativa, como un sitio web, a los estudiantes, al profesorado y al personal, acerca de los riesgos de la exposición a los rayos ultravioleta y las prácticas de prevención del cáncer de piel.

“Las universidades pueden desempeñar un papel importante para crear una cultura y establecer normas en torno a comportamientos saludables”, dijo la Dra. Pagoto. “El propósito de Campus sin Bronceado en Interiores para Proteger la Piel es darles las herramientas para que hagan precisamente eso”, agregó.

La lista de los primeros campus que protegen la piel incluye a la Universidad Estatal del Este de Tennessee, la Universidad del Norte de Florida y la Universidad de Temple. Obtenga más información en www.skinsmartcampus.org (en inglés).

TOP