Protección solar

Sin protección, los rayos ultravioleta (UV) del sol pueden dañar la piel en tan solo 15 minutos. La exposición a los rayos ultravioleta se acumula con el tiempo, lo cual aumenta el riesgo de tener cáncer de piel. Usted puede protegerse de los dañinos rayos del sol quedándose a la sombra, usando un filtro solar con factor de protección solar (SPF) 15 o más alto, y usando ropa que cubra sus brazos y piernas.

La iniciativa Gente Saludable establece objetivos nacionales con base científica que deben cumplirse en 10 años para mejorar la salud de todas las personas en los Estados Unidos. Gente Saludable 2020 tiene dos objetivos relacionados con el uso de protección solar:

  • C-20.5: Aumentar la proporción de adolescentes de 9.o a 12.o grado que toman medidas protectoras que podrían reducir el riesgo de cáncer de piel.
  • C-20.6: Aumentar la proporción de adultos de 18 años o más que toman medidas protectoras que podrían reducir el riesgo de cáncer de piel.

Adolescentes

La meta de Gente Saludable 2020 es aumentar la proporción de adolescentes que usan protección solar a un 11.2 % para el 2020. Esta meta no ha sido alcanzada. En el 2013 (el año más reciente en el cual se recolectaron datos), aproximadamente uno de cada 10 adolescentes reportó haber usado filtro solar de manera habitual cuando estaba al aire libre por más de una hora en un día soleado.

Porcentaje de estudiantes de escuela secundaria superior en los EE. UU. que reportaron haber usado filtro solar de manera habitual en el 2013

Figuras que muestran uno de cada 10 adolescentes protegiéndose del sol.

10.1 % usan filtro solar de manera habitual
cuando estaba al aire libre por más de una hora en un día soleado.

Fuente de los datos: Sistema de Vigilancia de los Comportamientos de Riesgo en los Jóvenes, 2013.

Adultos

La meta de Gente Saludable 2020 es aumentar la proporción de adultos que usan protección solar a un 73.7 % para el 2020. Las mujeres que tienen 25 años o más han sobrepasado esta meta, pero los hombres y las mujeres más jóvenes no lo han hecho. En general, el 70.8 % de los adultos en los Estados Unidos usan al menos un tipo de protección solar (sombra, filtro solar o ropa protectora) siempre o la mayor parte del tiempo cuando están al aire libre en un día cálido y soleado por más de una hora; un aumento con respecto al 67.0 % correspondiente al 2008.

Porcentaje de adultos en los EE. UU. que reportaron haber usado protección solar en el 2015, por sexo

En relación al porcentaje de los hombres adultos que reportaron usar protección solar en el 2015, 55.4 porciento corresponde a los que tienen entre 18 a 24 años mientras 68.3 porciento corresponde a los que tienen 25 años o más. En relación al porcentaje de las mujéres adultas que reportaron usar protección solar en el 2015, 66.2 porciento corresponde a las que tienen entre 18 a 24 años mientras 76 porciento corresponde a las que tienen 25 años o más. El porcentaje para la meta de Gente Saludable 2020 es el 73.7 porciento.

Fuente de los datos: Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud, 2015.

El tipo de protección solar que los adultos deciden usar con más frecuencia varía según el sexo de la persona. La sombra y el filtro solar son los más comunes entre las mujeres, mientras que la ropa protectora es más común entre los hombres. En general, aproximadamente tres de cada cuatro mujeres y dos de cada tres hombres usan al menos un tipo de protección solar de manera habitual.

Porcentaje de adultos en los EE. UU. que reportaron haber usado distintos tipos de protección solar en el 2015, por sexo

El 31.9 porciento de los hombres y el 46 porciento de las mujéres reportaron quedándose a la sombra en el 2015. El 23.4 porciento de los hombres y el 43.6 porciento de las mujéres reportaron usar filtro solar con SPF 15 o más alto en el 2015. El 43.6 porciento de los hombres y el 33.4 porciento de las mujéres reportaron usar ropa protectora en el 2015. El 66.7 porciento de los hombres y el 74.8 porciento de las mujéres reportaron usar al menos un tipo de protección solar en el 2015.

Fuente de los datos: Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud, 2015.

Esta página fue revisada el: 4 de diciembre de 2018