El uso de las pruebas de detección de cáncer colorrectal, por estado

El porcentaje de los adultos que están al día con las pruebas de detección de cáncer colorrectal en los EE. UU. está aumentando en la mayoría de los estados.

Entre los tipos de cáncer que afectan tanto a los hombres como a las mujeres, el cáncer colorrectal (de colon) es la segunda causa principal de muerte relacionada con el cáncer en los Estados Unidos. Las pruebas de detección pueden ayudar a prevenir el cáncer colorrectal, pero muchas personas no se han hecho la prueba. El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda que todos los adultos de 50 a 75 años de edad se hagan la prueba de detección de cáncer colorrectal.

En este estudio se comparó cuántas personas se hicieron la prueba de detección de cáncer colorrectal en el 2012 y en el 2016 en diferentes estados, según lo recomendado.

Cómo se hizo el estudio

Los científicos de los CDC utilizaron datos del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento, una encuesta telefónica aleatoria en la cual se les hacen preguntas a personas en todos los Estados Unidos sobre su salud, sus comportamientos y su atención médica.

Lo que se halló con el estudio

El porcentaje de adultos en los Estados Unidos que tienen entre 50 y 75 años de edad que dijeron que estaban al día con las pruebas de detección de cáncer colorrectal:

  • Aumentó en todo el país del 66 % en el 2012 al 67 % en el 2016.
  • Varió del 59 % en Nuevo México al 76 % en Maine en el 2016.
  • Aumentó el 1 % o más entre el 2012 y el 2016 en 37 estados, con los mayores incrementos en Arkansas (9 %) y Hawái (8 %).
  • Disminuyó entre el 2012 y el 2016 en seis estados (Georgia, Nueva York, Maryland, Massachusetts, Nuevo Hampshire y Delaware).

Lo que esto significa

En todo el país, el porcentaje de adultos que estaban al día con las pruebas de detección de cáncer colorrectal aumentó casi el 2 % entre el 2012 y el 2016, lo que significa que 5 millones de personas más se hicieron la prueba de detección. Sin embargo, alrededor de un tercio de los adultos no se han hecho la prueba, según lo recomendado.

Las personas podrían no hacerse la prueba de detección por las siguientes razones:

  • No tienen seguro médico.
  • No tienen un médico al que visitan con regularidad.
  • Su médico no les dijo que se hicieran la prueba.
  • No saben que deberían hacerse la prueba.

Llamado a la acción

Las agencias de salud pública pueden educar a las personas sobre la necesidad de hacerse la prueba de detección de cáncer colorrectal y ayudarlas a que se la realicen. Por ejemplo, el Programa para el Control del Cáncer Colorrectal de los CDC otorga fondos a 23 estados, 6 universidades y una tribu para que trabajen con los centros médicos con el fin de aumentar el número de personas que se realizan la prueba de detección de cáncer colorrectal.

Las pruebas de detección pueden ayudar a prevenir el cáncer colorrectal o encontrarlo en etapas tempranas cuando el tratamiento es más eficaz. Hay varias pruebas de detección recomendadas. Si tiene 50 años o más, ¡hágase la prueba de detección! Si tiene menos de 50 años pero cree que podría tener un riesgo mayor de contraer cáncer colorrectal, hable con su médico acerca de hacerse la prueba de detección.

Esta página fue revisada el: 23 de julio de 2019