Las escuelas pueden ayudar a prevenir el cáncer de piel

Las escuelas pueden cumplir un papel importante en la protección de los niños y adolescentes contra la exposición al sol que puede causar cáncer de piel en el futuro.

Las escuelas y las guarderías o centros de cuidados de niños pueden ayudar a reducir el riesgo de los estudiantes de tener cáncer de piel, al hacer lo siguiente:

  • Dejar que los estudiantes usen protección solar, como filtro solar y gorras.
  • Proporcionar lugares con sombra y evitar realizar actividades al aire libre en las horas de más sol.
  • Enseñar a los estudiantes sobre la seguridad contra el sol.

Según el Estudio sobre políticas y prácticas sobre salud escolar de los CDC, pocas escuelas siguen estos pasos para ayudar a prevenir el cáncer de piel. En el 2012, la mayoría de los estados y distritos escolares no tenían políticas de seguridad contra el sol, como permitir que los estudiantes se aplicaran filtro solar o evitar las actividades al aire libre durante las horas más calurosas del día. En el 2012, la mayoría de los distritos escolares tampoco recomendaba ni exigía estrategias de seguridad contra el sol para sus estudiantes, como ponerse camisas de manga larga o pantalones largos, gorras o viseras, o lentes de sol cuando estuvieran al sol. En el 2014, casi la mitad de las escuelas dejaba a sus estudiantes aplicarse filtro solar y dos tercios enseñaban a sus estudiantes sobre la seguridad contra el sol o la prevención del cáncer de piel.

Algunas escuelas evitaban que los estudiantes tomaran medidas para protegerse del sol. Por ejemplo, cerca del 8 % de las escuelas prohibían a los estudiantes ponerse gorras o viseras, y cerca del 7 % de las escuelas prohibía que los estudiantes usaran lentes de sol cuando salían al sol durante el día escolar. Además, algunas políticas escolares prohibían que los estudiantes usaran filtro solar o exigían que una enfermera escolar lo aplicara. Investigaciones anteriores encontraron que casi la mitad de las escuelas exigían una receta médica para que el personal aplicara filtro solar a los estudiantes.

¿Qué se puede hacer para promover la seguridad contra el sol en las escuelas?

Los padres y las organizaciones de padres de familia pueden ayudar a cambiar las políticas escolares para permitir que los estudiantes usen filtro solar y se pongan gorras y ropa protectora cuando salgan al sol durante el día escolar. También pueden motivar a las escuelas a que proporcionen sombra en las áreas de actividades al aire libre, y enseñen a los estudiantes cómo disminuir su riesgo de tener cáncer de piel.

Los profesionales de atención médica, como los dermatólogos, pueden educar a las juntas escolares y a los encargados de formular políticas sobre la importancia de crear políticas y programas escolares que apoyen la seguridad contra el sol.

Esta página fue revisada el: 27 de septiembre de 2016