Los trabajadores sin licencia remunerada por enfermedad tienden a no realizarse las pruebas de detección del cáncer

La licencia remunerada por enfermedad es el tiempo que los trabajadores tienen permitido faltar al trabajo para atender sus necesidades o las de su familia de carácter médico sin perder el trabajo ni remuneración alguna. Los trabajadores que no tienen licencia remunerada por enfermedad tienen menos probabilidad de hacerse las pruebas de detección del cáncer.

Este estudio usó datos de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud del 2008; también se examinaron las respuestas de los adultos empleados. El estudio no incluyó a los trabajadores por cuenta propia, a los que no recibían pago, a los que trabajaban en un negocio familiar, a las personas que buscaban empleo ni a los que no estaban trabajando.

Resultados

Más de 48 millones de trabajadores (38 % de la población activa en los Estados Unidos) no tienen licencia remunerada por enfermedad. Los trabajadores en empleos de servicios o de producción, los que trabajan en empresas pequeñas y los que tienen menos años de antigüedad tienen menos probabilidad de reportar licencias por enfermedad, mientras que los gerentes y trabajadores profesionales tenían más probabilidad de tener licencia remunerada por enfermedad.

Pruebas de detección de cáncer colorrectal. Los trabajadores con licencia remunerada por enfermedad tenían más probabilidad de haberse hecho las pruebas de detección del cáncer colorrectal con una colonoscopia o sigmoidoscopia (52.5 %) que aquellos que no contaban esta licencia (47.1 %). Sin embargo, no se encontró una diferencia significativa en el uso de pruebas de sangre oculta en heces entre los trabajadores con licencia remunerada por enfermedad y los que no tenían este beneficio.

Pruebas de detección del cáncer de mama. Las mujeres empleadas de 40 años de edad o más que tenían licencia remunerada por enfermedad tuvieron más probabilidad de haberse hecho una mamografía en los últimos dos años (83.3 %) en comparación con las que no contaban con esta remuneración (77%).

Pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. El estudio mostró una diferencia pequeña en el porcentaje de las mujeres empleadas que se habían realizado la prueba de detección del cáncer de cuello uterino mediante una prueba de Papanicoláu: El 91.9 % de las que tenían licencia remunerada por enfermedad se había hecho una prueba de Papanicoláu en los últimos tres años, en comparación con el 89 % de las mujeres sin este beneficio.

Obtención de atención médica. Los trabajadores con licencia remunerada por enfermedad tenían más probabilidad de ir a un consultorio médico o a una clínica por alguna razón en el último año (69.8 %) que los trabajadores que no tenían ese beneficio (59.2 %).

El trabajo de una persona influye en su salud de manera significativa. En los Estados Unidos, el tipo de trabajo que una persona tiene determina en gran medida sus beneficios de atención médica. Esto afecta a las mujeres más que a los hombres debido a que ellas tienen mayor probabilidad de tener trabajos a medio tiempo o con una remuneración más baja y que no ofrecen beneficios de atención médica. La falta de licencia remunerada por enfermedad puede impedir que las personas obtengan los servicios de atención médica que necesiten.

Esta página fue revisada el: 13 de septiembre de 2018