Estado de la ciencia sobre la prevención y las pruebas de detección del melanoma

Las tasas de incidencia están aumentando en los Estados Unidos, pero podríamos prevenir la mayoría de ellos.

Si bien en términos generales las tasas de incidencia (nuevos casos) de la mayoría de los cánceres están descendiendo, las tasas de incidencia de melanoma, el tipo de cáncer de piel más mortal, aún siguen aumentando. Sin embargo, la mayoría de los casos de melanoma podrían prevenirse. Los estudios han demostrado claramente que la exposición a la radiación ultravioleta (UV) eleva el riesgo de tener melanoma.

En la prevención del melanoma se incluye no estar demasiado expuesto al sol y evitar el bronceado en interiores, ambas fuentes de radiación ultravioleta. Pero las investigaciones señalan que todavía los niños y los adultos no están lo suficientemente protegidos del sol, y que algunos grupos, incluyendo a las mujeres jóvenes, todavía usan los aparatos de bronceado en interiores.

Hallazgos clave

  • Según el estudio publicado en el 2014, Llamado a la acción de la Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos para evitar el cáncer de piel, es fundamental transmitir el mensaje a los jóvenes sobre la protección solar y desalentar el bronceado en interiores.
  • Aún se necesita saber más sobre cómo los padres protegen a sus hijos de una exposición excesiva a los rayos ultravioleta, y cómo podemos ayudar a los padres a proteger mejor a sus hijos.
  • Hay un número cada vez mayor de estados donde se está prohibiendo que los menores tengan acceso al bronceado en interiores.
  • No hay evidencia suficiente para recomendar que la mayoría de las personas se haga pruebas de detección del cáncer, pero quienes tengan antecedentes de cáncer de piel o un riesgo mayor deberían consultar a su médico.
  • El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda que los proveedores de atención médica asesoren a los adultos jóvenes, adolescentes, niños y padres de niños pequeños con piel clara sobre cómo minimizar su exposición a los rayos ultravioletas, y así reducir el riesgo de tener cáncer de piel.
  • Si bien la incidencia del melanoma está aumentando, hay nuevos tratamientos que pueden ayudar a extender la vida y mejorar los resultados para las personas que tienen melanoma en una etapa avanzada.
  • A nivel de comunidad se pueden realizar intervenciones con componentes múltiples —una combinación de diferentes formas— para ayudar a las personas a protegerse del sol; por ejemplo, lanzar campañas educativas, ampliar la disponibilidad de filtro solar y aumentar el número de áreas con sombra en los lugares públicos.
Esta página fue revisada el: 15 de julio de 2019