A pocas personas les hacen pruebas de detección del cáncer de pulmón según lo recomendado

“Para mejorar la realización de pruebas de detección del cáncer de pulmón, hay que hacerles la prueba adecuada a las personas adecuadas”.

Thomas B. Richards, MD
Funcionario médico de la División de Prevención y Control del Cáncer
Autor principal

La prueba de detección del cáncer de pulmón con tomografía computarizada con dosis bajas se usa raramente, según lo recomendado, en los Estados Unidos.

La prueba de detección del cáncer de pulmón con tomografía computarizada con dosis bajas (TC con dosis bajas) puede detectar el cáncer de pulmón temprano, cuando el tratamiento podría ser más eficaz. En esta prueba, una máquina de rayos X escanea el cuerpo y usa dosis bajas de radiación para generar imágenes detalladas de los pulmones.

El Grupo de Trabajo Sobre Servicios Preventivos de los EE. UU. recomienda hacerles todos los años pruebas de detección del cáncer de pulmón con TC con dosis bajas a las personas que:

  • tengan antecedentes de tabaquismo excesivo, y
  • fumen ahora o hayan dejado de fumar en los últimos 15 años y
  • tengan entre 55 y 80 años de edad.

El tabaquismo excesivo significa un antecedente de consumo de cigarrillos de 30 paquetes-año o más. Un paquete-año es fumar como promedio un paquete de cigarrillos al día durante un año. Por ejemplo, una persona puede tener un antecedente de 30 paquetes-año al fumar un paquete al día por 30 años o dos paquetes al día por 15 años.

La TC con dosis bajas es la única prueba de rayos X que se recomienda para detectar el cáncer de pulmón. Las radiografías de tórax no se recomiendan como pruebas de detección del cáncer de pulmón.

Cómo se realizó el estudio

Los científicos de los CDC analizaron respuestas a la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud del 2010 y 2015, y dividieron a las personas que dijeron que se habían hecho una prueba de detección del cáncer de pulmón en cuatro grupos:

  • TC (la prueba adecuada) en personas que cumplían los criterios para la realización de la prueba (la persona adecuada).
  • TC (la prueba adecuada) en personas que no cumplían los criterios para la realización de la prueba (la persona equivocada).
  • Radiografías de tórax (la prueba equivocada) en personas que cumplían los criterios para la realización de la prueba (la persona adecuada).
  • Radiografías de tórax (la prueba equivocada) en personas que no cumplían los criterios para la realización de la prueba (la persona equivocada).

Lo que se halló con el estudio

Pruebas de detección adecuadas (la prueba adecuada para la persona adecuada)

Solo el 4.4 % de las personas que cumplían los criterios para la realización de la prueba (o 4 de cada 100) dijeron haberse hecho una TC para detectar el cáncer de pulmón.

Pruebas de detección inadecuadas

La cantidad de personas a las que no les hicieron las pruebas de detección del cáncer de pulmón según lo recomendado es mucho mayor que la cantidad de personas a las que les hicieron las pruebas de detección según lo recomendado.

Personas elegibles para las pruebas de detección

A medida que más personas dejan de fumar, disminuye la cantidad de personas que cumplen los criterios para la realización de pruebas de detección del cáncer de pulmón. La cantidad de personas que cumplían los criterios disminuyó de 9 620 000 en el 2010 a 8 098 000 en el 2015 (15 %).

Lo que esto significa

Necesitamos encontrar mejores maneras de asegurarnos de que las personas que están en alto riesgo de tener cáncer de pulmón, debido a sus antecedentes de tabaquismo y a su edad, se hagan las pruebas de detección según lo recomendado.

Esta página fue revisada el: 11 de febrero de 2019