Los padres y amigos pueden influir en la decisión de los adolescentes de comenzar a broncearse en interiores

Para proteger a los jóvenes de un mayor riesgo de cáncer de piel, los padres y otros mentores pueden hablarles acerca de los peligros de los rayos UV al broncearse, desalentarlos para que no comiencen a broncearse a una edad temprana y dar un buen ejemplo al evitar el bronceado ellos mismos.

Los adolescentes y los adultos jóvenes son más propensos a comenzar el bronceado en interiores a una edad temprana, en particular si piensan que tienen la aprobación de sus padres y amigos. Cuando se trata de tomar decisiones sobre el bronceado en interiores, las familias y los amigos con frecuencia son los mejores mensajeros de prácticas seguras (con sus acciones y palabras), especialmente para los jóvenes.

El bronceado en interiores se define como el bronceado que se obtiene al usar una cama, sala o lámpara solar. La exposición a los rayos ultravioleta (UV) durante el bronceado en interiores puede causar cáncer de piel, incluidos el melanoma (el tipo de cáncer de piel más mortal), el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular. La exposición a los rayos UV también puede causar cataratas y cánceres del ojo (melanoma ocular).

Cómo el bronceado puede causar cáncer de piel

El cáncer de piel es un riesgo grave para la salud, especialmente si es melanoma. La mayoría de los casos de melanoma se producen por una excesiva exposición a los rayos UV, que provienen tanto del sol como de las camas bronceadoras. Los rayos UV pueden hacer que la piel se ponga más oscura. El bronceado es la reacción del cuerpo a una lesión, debido a que las células de la piel dan la señal de que han sido lastimadas por los rayos UV mediante la producción de más pigmento.

Sobre el estudio

Para entender más acerca de la razón por la cual las personas comienzan a broncearse en interiores, los científicos usaron las respuestas de una encuesta de adultos de EE. UU. que incluían preguntas sobre si las personas habían usado alguna vez equipo de bronceado de interiores (una cama, sala o lámpara bronceadoras). A las que dijeron que sí se les hicieron preguntas de seguimiento sobre la edad que tenían cuando se broncearon por primera vez y si otra persona, como un amigo o familiar, había estado con ellas.

Hallazgos clave

De las 977 personas que participaron en el estudio (252 hombres y 725 mujeres):

  • Más de la mitad había comenzado a broncearse en interiores antes de cumplir los 21 años.
  • Cerca de una tercera parte de las personas que se bronceaban en interiores tenían menos de 18 años cuando empezaron.
  • Más de la mitad comenzaron a broncearse solos.
  • Personas que comenzaron a broncearse antes de cumplir los 16 años tenían más probabilidades de haberlo hecho con un miembro de su familia, generalmente su madre.
  • Personas que comenzaron a broncearse entre los 16 y 20 años de edad mayores frecuentemente se broncearon con un amigo.
Esta página fue revisada el: 15 de julio de 2019