Capacidad para la realización de pruebas de detección de cáncer colorrectal en los Estados Unidos

De todos los cánceres que les pueden dar tanto a los hombres como a las mujeres, el cáncer colorrectal (cáncer en la parte inferior del colon o el recto) es el segundo cáncer que causa más muertes. Debido a que las pruebas de detección de cáncer colorrectal han mostrado ser eficaces en reducir la cantidad de casos de cáncer que se hallan y la cantidad de personas que mueren por la enfermedad, se recomienda que se les haga regularmente la prueba de detección de cáncer colorrectal a los adultos de 50 a 75 años con una o más de las pruebas recomendadas.

El porcentaje de la población adulta que se ha hecho pruebas de detección de cáncer colorrectal ha aumentado en los últimos 10 años, mayormente debido a que han aumentado los procedimientos de colonoscopia. Durante una colonoscopia, se le da al paciente anestesia general (se lo pone a dormir) y el médico le revisa el colon y el recto con una sonda, para determinar si hay pólipos precancerosos (crecimientos anormales) o cáncer. A pesar del aumento en las colonoscopias, solamente cerca del 58 % de los adultos en ese rango de edad están al día con las pruebas de detección.

Una iniciativa de la Mesa Redonda Nacional sobre el Cáncer Colorrectal, que es un grupo de organizaciones públicas y privadas, tiene el objetivo de aumentar al 80 % el porcentaje de personas entre 50 y 75 años que se hacen la prueba de detección de cáncer colorrectal para el 2018. En este estudio se usó un modelo matemático para estimar la cantidad de colonoscopias que se necesitarían para hacerle la prueba al 80 % de la población que cumpla los criterios, en el plazo de 10 años. Asimismo, se predijo si los Estados Unidos tienen, en teoría, suficientes equipos e instalaciones para hacer la prueba de detección en el 80 % de las personas entre 50 y 75 años de edad.

Hallazgos principales

  • Un programa de colonoscopias necesitaría realizar aproximadamente 16 millones de colonoscopias en el primer año y entre 12 y 13 millones cada año sucesivamente para alcanzar la meta de hacer pruebas de detección en el 80 % de la población que cumpla los criterios, en el plazo de 10 años.
  • Un programa tanto con colonoscopias como con pruebas inmunoquímicas fecales (que se realizan en el hogar) requeriría que se hicieran aproximadamente 13 millones de colonoscopias en el primer año y esta cantidad se reduciría a aproximadamente 5 millones al año después de los 10 años.
  • Con la actual capacidad de realización de colonoscopias en los Estados Unidos, para el año 2024 se podrían hacer pruebas de detección en el 80 % de la población que cumpla los criterios.

Conclusión

En el 2012 se hicieron aproximadamente 15 millones de colonoscopias en los Estados Unidos. Con el actual estado del sistema de salud de los Estados Unidos, para el 2024 se podrían realizar suficientes colonoscopias para determinar si hay presencia de cáncer colorrectal en el 80 % de los adultos de 50 a 75 años. Sin embargo, el modelo que se usó en este estudio no tiene en cuenta las barreras a las pruebas de detección, como si las personas las pueden pagar o si tienen acceso a estas pruebas en su área.

Esta página fue revisada el: 17 de septiembre de 2018