Informe de los CDC encuentra un alto consumo de sodio en los niños en los Estados Unidos

Comunicado de prensa

Embargado para su publicación hasta el Martes, 9 de septiembre de 2014

Contacto: División de Noticias y Medios Electrónicos

(404) 639-3286

Más del 40 % del sodio proviene de 10 tipos de alimentos comunes.

Infografía: ¿Cuánto sodio consumen los niños?

Ver infografía completapdf icon

Más del 90 % de los niños en los Estados Unidos, entre 6 y 18 años, consumen más sodio de lo recomendado, lo que los pone en riesgo de tener presión arterial alta y enfermedades cardiacas más adelante en la vida, según un nuevo informe de Signos Vitales de los CDC.

Este informe proporciona los datos más recientes que detallan cuánto sodio consumen los niños en edad escolar y de dónde proviene. Investigadores de los CDC determinaron, mediante el uso de datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición 2009-2010, que cerca del 43 % del sodio que consumen los niños proviene de los 10 alimentos que comen con más frecuencia: pizza, pan y panecillos, fiambres y carnes curadas, refrigerios salados, sándwiches, queso, hamburguesas de pollo y trozos de pollo empanizados, platos con pasta, platos con comida mexicana y sopas.

“Muchos niños están consumiendo demasiado sodio y el resultado puede ser un mayor riesgo de tener presión arterial alta y enfermedades cardiacas en el futuro”, dijo el director de los CDC, Tom Frieden, M.D., M.P.H. “La mayor parte del sodio proviene de los alimentos procesados y de restaurantes, no del salero. Reducir el consumo de sodio ayudará a nuestros niños a evitar problemas de salud trágicos y costosos", agregó.

Los hallazgos clave en el informe de Signos Vitales incluyen:

  • Los niños de 6 a 18 años en los Estados Unidos consumen un promedio de cerca de 3300 miligramos de sodio al día antes de que se agregue sal en la mesa. Las Guías alimentarias para los estadounidenses del 2010 recomiendan que los niños consuman menos de 2300 miligramos de sodio por día.
  • La mayor parte del sodio ya se encuentra en los alimentos antes de que se compren o pidan. Cerca del 65 % del sodio proviene de los alimentos de las tiendas, el 13 % de los restaurantes de comida rápida y pizzerías, y el 9 % de los alimentos de los comedores escolares.

Para ayudar a reducir la cantidad de sodio que los niños están consumiendo todos los días, se alienta a los padres y a las personas que los cuidan, así como a las escuelas, las comunidades y los lugares que venden, fabrican o sirven alimentos, a tomar medidas para garantizar más opciones bajas en sodio. Por ejemplo, los padres pueden establecer hábitos de alimentación saludables en sus hijos al darles una alimentación rica en frutas y verduras sin sodio agregado.

Infografía: 10 fuentes de sodio en la alimentación de los niños

Infografía: 10 fuentes de sodio en la alimentación de los niños.

Ver infografía completapdf icon

Las escuelas y los distritos escolares pueden implementar políticas y estándares de compra de alimentos que reduzcan la cantidad de sodio en ellos y ofrecer alternativas más bajas en sodio en las máquinas que venden alimentos, las tiendas y los comedores de las escuelas. También pueden esforzarse para cumplir o superar los estándares de nutrición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para los alimentos que se sirven durante la jornada escolar.

“Gracias a la Ley de Niños Sanos y sin Hambre (Healthy, Hunger-Free Kids Act) y al trabajo de las escuelas en todo el país, los estudiantes ahora están recibiendo comidas y refrigerios más sanos, con menos sodio, azúcar y grasas, y más cereales integrales, frutas y verduras, proteínas magras y productos lácteos bajos en grasas”, dijo el subsecretario de los Servicios de Alimentación, Nutrición y del Consumidor del USDA, Kevin Concannon. “Este informe demuestra la importancia de seguir avanzando en nuestros esfuerzos para mejorar la nutrición en las escuelas, y para garantizar que los niños y adolescentes de todo el país tengan acceso a comidas y refrigerios seguros y nutritivos durante la jornada escolar”, agregó.

Signos Vitales es un informe que se difunde el primer martes de cada mes como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC. Esta publicación ofrece los datos e información más recientes sobre indicadores de salud clave. Entre estos se encuentran la prevención del cáncer, la obesidad, el consumo de tabaco, la seguridad de los pasajeros en vehículos automotores, las sobredosis por medicamentos recetados, el VIH/sida, el consumo de alcohol, las infecciones asociadas a la atención médica, la salud cardiovascular, los embarazos en la adolescencia, la seguridad de los alimentos y la hepatitis viral.

 

###

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.external icon

Los CDC trabajan de día y de noche para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Ya sean amenazas crónicas o agudas, causadas por el hombre o resultado de un desastre natural, un error humano o un ataque deliberado, globales o nacionales, los CDC son la agencia nacional de protección de la salud en los EE. UU.

Esta página fue revisada el: 9 de septiembre de 2014