Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Consejos sobre cómo preparar el pavo de manera segura para las fiestas

Cena de Acción de Gracias

Los problemas más comunes que causan los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos relacionadas con las aves en los Estados Unidos son los errores de manipulación y no cocinarlas de manera adecuada.1 Siga estos cuatro consejos de seguridad que lo ayudarán a preparar el pavo de manera segura en las próximas fiestas.

1. Descongele el pavo de manera segura

Descongele el pavo* en el refrigerador, en el microondas o en un fregadero lleno de agua fría que recambia cada 30 minutos. Nunca descongele el pavo dejándolo sobre el mesón. Los pavos son seguros por un tiempo indefinido cuando están congelados, pero cuando se descongelan deben permanecer a una temperatura segura. Cuando se deja un pavo a temperatura ambiente por más de dos horas, algunas de las partes pueden llegar a una temperatura de entre 40 y 140 °F que no es segura, ya que permite que las bacterias se multipliquen rápidamente.

2. Manipule el pavo de manera segura

Las aves crudas pueden contaminar todo lo que tocan con bacterias dañinas. Siga los cuatro pasos para la seguridad de los alimentos (cocinar, limpiar, enfriar y separar) a fin de prevenir que las bacterias se propaguen a los alimentos y a su familia.

Cuidado con las sobras

Las bacterias Clostridium perfringens* se multiplican en los alimentos cocidos que se dejan a temperatura ambiente, y son una causa común de intoxicación alimentaria. Los principales síntomas son vómitos y cólicos abdominales de 6 a 24 horas después de haber comido.

  • Los brotes de Clostridium perfringens* ocurren con mayor frecuencia en noviembre y diciembre.2
  • Muchos de estos brotes han sido vinculados a alimentos que comúnmente se sirven para las fiestas, como el pavo y el rosbif.

Para prevenir las intoxicaciones alimentarias, refrigere las sobras de comida a una temperatura de 40 °F o menos tan pronto como sea posible y dentro de las dos horas de su preparación.

Un pavo cocinado en el horno

Utilice un termómetro de alimentos para comprobar que el relleno haya alcanzado una temperatura interna segura.

3. Rellene el pavo de manera segura

Cocinar el relleno en un recipiente para hornear hace que sea fácil asegurarse de que esté completamente cocido. Si pone el relleno en el pavo, hágalo justo antes de cocinarlo. Utilice un termómetro de alimentos para asegurarse de que el centro del relleno alcance una temperatura de 165 °F. Las bacterias pueden sobrevivir en un relleno que no haya alcanzado los 165 °F y causar intoxicación alimentaria. Después de sacar el pavo del horno, espere 20 minutos antes de sacar el relleno de la cavidad del pavo, ya que esto permite que se cocine un poco más. Infórmese más sobre cómo preparar el relleno de manera segura.*

4. Cocine el pavo de manera segura

Ponga el horno a una temperatura de por lo menos 325 °F. Coloque el pavo completamente descongelado con la pechuga hacia arriba en una bandeja de hornear que tenga de 2 a 2.5 pulgadas de profundidad. El tiempo de cocción variará según el peso del pavo. Para asegurarse de que el pavo haya alcanzado una temperatura interna segura de 165 °F, coloque un termómetro de alimentos en el centro del relleno y en las partes más gruesas de la pechuga, el muslo y la articulación del ala. Deje que el pavo repose durante 20 minutos antes de sacar todo el relleno de la cavidad y cortar la carne. Infórmese más acerca de las temperaturas de cocción mínimas seguras y de cómo usar un termómetro de alimentos* para el pavo y otros alimentos.

Referencias

  1. Chai SJ, Cole D, Nisler A y Mahon BE. Poultry: the most common food in outbreaks with known pathogens, United Sates, 1998-2012.* Epidemiol Infect. 2016 Oct;1-10.
  2. Grass JE, Gould LH, and Mahon BE. Epidemiology of foodborne disease outbreaks caused by Clostridium perfringens, United States, 1998-2010.* Foodborne Pathog Dis. 2013 Feb;10(2):131-6.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información (en inglés y español)

  • Esta página fue revisada el: 13 de noviembre de 2017
  • Esta página fue modificada el: 13 de noviembre de 2017
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP