Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Mes de la Prevención de los Defectos de Nacimiento: Vivir según mi PACTO

Mes de la Prevención de los Defectos de Nacimiento: Vivir según mi PACTOA continuación, lea las historias de tres mujeres embarazadas, quienes comparten sus perspectivas sobre sus esfuerzos para llevar un embarazo saludable al #VivirSegúnMiPacto.

Enero es el Mes Nacional de la Prevención de los Defectos de Nacimiento, y es el momento ideal para que las mujeres en edad reproductiva piensen en lo que pueden hacer para mejorar las probabilidades de tener un embarazo saludable. El tema de este año es hacer un PACTO para prevenir los defectos de nacimiento antes y durante el embarazo. El PACTO debe incluir: planificar con anticipación, evitar las sustancias nocivas, elegir llevar un estilo de vida saludable y hablar con su proveedor de atención médica. 

Amanda

Mi marido y yo tomamos la decisión consciente de planificar tener una familia, así que incluso antes de quedar embarazada, intentaba asegurarme de que estaba preparando mi cuerpo para estar lo más saludable posible. Foto de AmandaComencé a tomar vitaminas prenatales que tuvieran 400 microgramos de ácido fólico. Dejé de tomar alcohol. Hablé con el médico sobre otras medidas que podía tomar para planificar un embarazo saludable. Hacer estas cosas me dio la confianza de que si quedaba embarazada tendríamos las mejores probabilidades de empezar el embarazo de forma saludable.

Durante el embarazo, he tomado todavía más medidas. Sigo tomando mis vitaminas prenatales, visito al médico regularmente y hago ejercicio casi todos los días. De hecho, ¡corrí mi 10.o medio maratón estando embarazada! Otra cosa que me motivó a llevar un embarazo saludable es el hecho de que actúo como enlace de bienestar para mis compañeros de trabajo, así que intento dar un buen ejemplo. Gracias al apoyo de mi familia y mis colegas, me he sentido muy preparada para planificar un embarazo saludable y para vivir según mi PACTO para ayudar a prevenir los defectos de nacimiento.

Archna

Foto de ArchnaMi marido y yo siempre supimos que queríamos tener una familia. Antes de decidir quedar embarazada comencé a tomar vitaminas prenatales, hablé con mi médico sobre cómo preparar mi cuerpo para tener un embarazo saludable y mantuve un estilo de vida saludable con dieta y ejercicio. Aunque todos los exámenes y pruebas indicaban que estaba sana, cuando llegó el momento de comenzar la familia, tuve dificultad para quedar embarazada. A pesar de que el proceso era desalentador, mantuve mi estilo de vida saludable y seguí visitando a los médicos regularmente.

Después de un año y medio decidimos ir a un centro médico especializado en fertilidad. Los médicos nos dijeron que no podríamos comenzar una familia sin la ayuda de tratamientos para la fertilidad, pero al poco tiempo nos enteramos de que estaba embarazada. Ansiosa y nerviosa, me aseguré de visitar a los médicos regularmente y con la frecuencia sugerida. También seguí la rutina que tenía antes de quedar embarazada de tomar vitaminas prenatales a diario, alimentarme saludablemente y hacer ejercicio lo más regularmente posible.

Jasmine

Foto de JasmineHace un año mi marido y yo comenzamos a planificar el embarazo. Los dos visitamos un proveedor de atención médica para nuestros chequeos anuales y asegurarnos de estar sanos. En ese periodo, le dije al médico que estábamos planificando tener un bebé y comencé a tomar algunas medidas para llevar un estilo de vida saludable.

Comencé a evitar varias sustancias nocivas como el alcohol, el tabaco y ciertos medicamentos. Cuando quedé embarazada, ya habían pasado varios meses desde que había dejado de tomar alcohol. No consumo tabaco, pero tomé la decisión consciente de evitar la exposición al humo de segunda mano durante el embarazo, principalmente al evitar ir a los lugares donde comúnmente se consume tabaco. Además, tuve un resfrío durante el embarazo y después de consultar con el médico, decidí no tomar ningún medicamento y dejar que el virus se fuera solo.

También me he hecho más consciente de mi alimentación. Antes de quedar embarazada cambié mi multivitamina por una vitamina prenatal, y también comencé a comprar carnes, frutas y verduras más saludables más frecuentemente. Por último, he podido mantener un nivel moderado de actividad física al caminar y practicar yoga en casa y en el trabajo. He hecho lo posible por mantener hábitos saludables antes del embarazo, lo cual me permite seguir viviendo según mi PACTO durante el embarazo.

Mes Nacional de la Prevención de los Defectos de Nacimiento: ¿Qué puede hacer?

Tomar decisiones y adoptar hábitos saludables ahora es importante para su propia salud, pero también para la salud de los hijos que quizás tenga un día. Díganos cómo vive según su PACTO. Anime a otras mujeres a hacer lo mismo. Celebre a las personas que la motivan e inspire a las demás a llevar un estilo de vida saludable antes y durante el embarazo. Estas son algunas ideas:

  • Tome una foto o haga un video original y publíquelo en Facebook, Instagram y Twitter con la etiqueta #VivirSegúnMiPacto
  • Pídales a sus amigas y a sus seguidoras que ayuden a aumentar la concientización con usted, y que compartan sus propias fotos o videos de #VivirSegúnMiPacto que describan cómo viven según sus PACTOS.
  • Esta página fue revisada el: 25 de enero de 2016
  • Esta página fue modificada el: 25 de enero de 2016
  • Fuente del contenido:
  • Página administrada por: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
Arriba