Más del 70% de los 6,854 casos de TBC originados en el extranjero, que se informaron en Estados Unidos durante el 2009 ocurrieron en personas nacidas en sólo 12 países