Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Información general

English: Overview

Casi 1 de cada 3 personas en los Estados Unidos presentará culebrilla, también conocida como herpes zóster, en algún momento de su vida. Se estima que en este país se presentan un millón de casos anualmente. A cualquier persona que se haya recuperado de la varicela le puede dar culebrilla, incluso los niños pueden contraerla. Sin embargo, el riesgo de contraer culebrilla aumenta a medida que se envejece.

pareja de ancianos

Los CDC recomiendan la vacuna Shingrix para los adultos de 50 años o más. Incluso las personas que han tenido culebrilla o previamente recibieron la vacuna Zostavax pueden vacunarse con la Shingrix para prevenir la culebrilla y las complicaciones causadas por esta enfermedad.

Algunas personas tienen mayor riesgo de contraer culebrilla. Esto incluye a quienes:

  • tienen una afección que no permite que su sistema inmunitario funcione de manera adecuada como ciertos cánceres —tales como leucemia o linfoma— y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), y
  • reciben medicamentos inmunodepresores como esteroides y medicamentos que se administran después de un trasplante de órganos.

La mayoría de las personas solo tienen un episodio de culebrilla una vez en la vida. Sin embargo, una persona puede tener un segundo o tercer episodio de culebrilla.

Causa

La culebrilla es causada por el virus de la varicela zóster (VZV, por sus siglas en inglés), el mismo virus que causa varicela. Después de que una persona se recupera de la varicela, el virus permanece latente (inactivo) en el cuerpo. Por razones que no se conocen del todo, este virus se puede reactivar años más tarde y causar culebrilla. El herpes zóster no es causado por el mismo virus que causa el herpes genital, una enfermedad de transmisión sexual.

 Inicio de la página

TOP