Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Recomendaciones para los médicos

La mayoría de los pacientes con enfermedad diarreica por Salmonella solamente requieren cuidados de apoyo, como la rehidratación. Sin embargo, el tratamiento con antibióticos puede ser adecuado para ciertos pacientes, como aquellos con diarrea intensa, infecciones extraintestinales (por ejemplo, infección urinaria) u otros factores de riesgo de enfermedad invasiva (1, 2). Los antibióticos orales comunes de primera línea para las infecciones por Salmonella sensibles son las fluoroquinolonas (en el caso de los adultos) y la azitromicina (para los niños). La ceftriaxona es un agente alternativo para el tratamiento de primera línea.

La cepa de Salmonella Infantis en este brote es multirresistente y no es sensible a la ciprofloxacina y a la ceftriaxona (los antibióticos comunes de primera línea), ni tampoco a varios otros antibióticos (vea más abajo). Muchos pacientes afectados en este brote tuvieron infecciones urinarias con cultivos urinarios en los que se aisló Salmonella Infantis.

Si usted está considerando el tratamiento antibiótico para un paciente con una infección por Salmonella confirmada o presunta, tenga en cuenta lo siguiente:

Diagnóstico

  • Obtenga las muestras para cultivo adecuadas (por ejemplo, heces, orina, sangre).
  • Ordene que se hagan pruebas de sensibilidad a los antimicrobianos en las colonias aisladas de Salmonella para orientar la elección del antibiótico.
  • Si en una prueba de diagnóstico independiente del cultivo (CIDT, por sus siglas en inglés) se identifica la Salmonella, solicite que se haga un cultivo para obtener una colonia aislada a fin de realizar pruebas de sensibilidad a los antimicrobianos (esto se llama un cultivo reflejo [reflex culture]).

Tratamiento

  • Cuando sea posible, elija un antibiótico según los resultados de las pruebas de sensibilidad a los antimicrobianos.
    • La cepa de Salmonella Infantis en este brote NO es sensible a la ciprofloxacina, la ceftriaxona ni a otros antibióticos como la ampicilina, el cloranfenicol, la fosfomicina, la gentamicina, la kanamicina, el ácido nalidíxico, la estreptomicina, el sulfisoxazol (sulfafurazol), el trimetoprim con sulfametoxazol y la tetraciclina.
    • La cepa parece ser sensible a la azitromicina, la amoxicilina con ácido clavulánico y al meropenem.
  • Considere la posibilidad de consultar a un especialista en enfermedades infecciosas para hablar sobre el manejo de pacientes con una infección por Salmonella multirresistente o complicada.
  • Recuérdeles a los pacientes que se laven cuidadosamente las manos después de usar el baño y antes de preparar comidas para prevenir la transmisión de microbios a las demás personas.
  • Tenga en cuenta que algunos departamentos de salud exigen que la persona tenga un resultado negativo en la prueba de heces antes de que pueda regresar al trabajo en un entorno de alto riesgo, como el de preparación de alimentos, una guardería infantil o un entorno de atención médica.

En el sitio web de los CDC, se pueden encontrar más recomendaciones para el tratamiento de las infecciones por Salmonella.

Referencias para los médicos

TOP