El VRS en los bebés y niños pequeños

El VRS puede ser peligroso para algunos bebés y niños pequeños. Cada año en los Estados Unidos, un estimado de 58 000 niños menores de 5 años son hospitalizados debido a infecciones por el VRS. Aquellos con mayor riesgo de enfermarse gravemente por el VRS incluyen:

  • Bebés prematuros
  • Bebés muy pequeños, especialmente los de 6 meses o menos
  • Los niños menores de 2 años con enfermedad pulmonar crónica o enfermedad cardiaca congénita (presente desde el nacimiento)
  • Niños con el sistema inmunitario debilitado
  • Niños con trastornos neuromusculares, incluidos aquellos que tienen dificultad para tragar o para expectorar las secreciones mucosas

Infección grave por el VRS

Casi todos los niños contraen una infección por el virus respiratorio sincitial para cuando cumplen los 2 años. La mayor parte de las veces el VRS causará síntomas de enfermedad similares a los del resfriado, pero también puede causar enfermedades graves, por ejemplo:

  • Bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias pequeñas en los pulmones)
  • Neumonía (infección de los pulmones)

Entre 1 y 2 de cada 100 niños de 6 meses o menos con infección por el virus respiratorio sincitial podrían necesitar hospitalización. Aquellos hospitalizados podrían necesitar oxígeno, intubación o ventilación mecánica (ayuda para respirar). La mayoría mejora con este tipo de tratamiento de apoyo, recibe el alta hospitalaria en pocos días.

Síntomas tempranos de infección por el VRS

Bebé acostado

La infección por el VRS podría no ser grave cuando comienza. Sin embargo, puede agravarse después de unos días. Los síntomas tempranos de la infección podrían incluir:

  • Moqueo
  • Apetito reducido
  • Tos, que puede evolucionar a sibilancias

El VRS en los bebés muy pequeños

Los bebés que contraen el virus respiratorio sincitial casi siempre tienen síntomas. Esto es diferente de lo que pasa con los adultos, que a veces pueden infectarse y no tener síntomas. En los bebés muy pequeños (de 6 meses o menos) los únicos síntomas de infección por el VRS podrían ser:

  • Irritabilidad
  • Menos actividad
  • Apetito reducido
  • Apnea (pausas en la respiración)

Podría no producirse fiebre con todas las infecciones por el VRS.

Lo que debe hacer si su hijo está en alto riesgo de enfermarse gravemente por el VRS

Madre ayudando a su hijito a lavarse las manos

En la mayoría de las regiones de los Estados Unidos la temporada de VRS ocurre cada año durante el otoño, invierno y primavera. Si usted tiene contacto con un bebé o niño pequeño, especialmente si el niño nació prematuro, es muy pequeño, tiene enfermedad cardiaca o pulmonar crónica, o tiene el sistema inmunitario debilitado, debe tomar las siguientes medidas adicionales para mantener sano al niño:

  • Lavarse las manos con frecuencia
    Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos, y ayude a los niños pequeños a hacer lo mismo. Si no tiene agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos a base de alcohol. Lavarse las manos ayudará a que se proteja de los microbios.
  • No llevarse las manos a la cara
    Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. Los microbios se propagan de ese modo.
  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas
    Evite el contacto cercano, como dar besos, o compartir vasos, tazas o cubiertos con las personas que tengan síntomas similares a los del resfriado.
  • Cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar
    Cuando tosa o estornude cúbrase la nariz y la boca con la parte de arriba de la manga o con un pañuelo desechable. Luego bote el pañuelo a la basura.
  • Limpiar y desinfectar las superficies
    Limpie y desinfecte las superficies y los objetos que las personas tocan frecuentemente, como los juguetes, las manijas de las puertas y los dispositivos móviles. Cuando las personas infectadas con el virus respiratorio sincitial tocan superficies y objetos, pueden dejar microbios. Además, cuando tosen o estornudan, pueden caer gotitas con microbios sobre las superficies y los juguetes.
  • Quedarse en casa cuando esté enfermo
    Si es posible, quédese en la casa y no vaya al trabajo, la escuela o lugares públicos cuando esté enfermo. Esto ayudará a proteger a los demás para que no contraigan su enfermedad.
medical icon

Llame a su proveedor de atención médica si usted o su hijo tienen dificultad para respirar, no están bebiendo suficiente líquido o tienen síntomas que empeoran.

Los científicos están trabajando para crear vacunas

Todavía no hay una vacuna que prevenga la infección por el virus respiratorio sincitial, pero los científicos están trabajando arduamente para crear una. Adicionalmente, hay un medicamento que puede ayudar a proteger a algunos bebés que tienen alto riesgo de enfermarse gravemente por el VRS. Los proveedores de atención médica generalmente les dan este medicamento (llamado palivizumab) a los bebés prematuros y niños pequeños con ciertas afecciones del corazón y los pulmones, como una serie de inyecciones mensuales, durante la temporada de VRS. Si a usted le preocupa el riesgo de su hijo de enfermarse gravemente por el VRS, hable con su proveedor de atención médica.

Esta página fue revisada: el 18 de diciembre del 2020