Síntomas y cuidados

Síntomas

Médico examinando a un bebé con un estetoscopio.

Las personas con infección por el virus respiratorio sincitial (o VRS) generalmente presentan síntomas dentro de los 4 a 6 días después de haberse infectado. Los síntomas de la infección generalmente incluyen:

  • Moqueo
  • Apetito reducido
  • Tos
  • Estornudos
  • Fiebre
  • Sibilancias

Estos síntomas generalmente aparecen en fases y no todos a la vez. En los bebés muy pequeños, los únicos síntomas podrían ser irritabilidad, menor actividad y dificultad para respirar.

Casi todos los niños presentarán una infección por el VRS antes de cumplir los dos años.

medical icon

Llame a su profesional de atención médica si usted o su hijo tienen dificultad para respirar, no están bebiendo suficiente líquido o tienen síntomas que empeoran.

Cuidados

La mayoría de las infecciones por el virus respiratorio sincitial desaparecen solas en una o dos semanas.

No existe ningún tratamiento específico para la infección por el virus respiratorio sincitial, pero hay investigadores trabajando para crear vacunas y antivirales (medicamentos que combaten los virus).

Tome medidas para aliviar los síntomas

  • Maneje la fiebre y el dolor con medicamentos para bajar la fiebre y analgésicos de venta sin receta, como acetaminofeno o ibuprofeno. (No les dé nunca aspirina a los niños).
  • Beber suficiente líquido. Es importante que las personas con infección por el VRS beban suficiente líquido para prevenir la deshidratación (pérdida de líquidos corporales).
  • Hable con su proveedor de atención médica antes de darle a su hijo medicamentos para resfriados de venta sin receta médica. Algunos contienen ingredientes que no son buenos para los niños.

El VRS puede causar problemas de salud más graves

El virus respiratorio sincitial también puede causar infecciones más graves, como bronquiolitis, que es la inflamación de las vías respiratorias pequeñas del pulmón, y neumonía, que es una infección de los pulmones. Este virus es la causa más común de bronquiolitis y neumonía en niños menores de 1 año.

Los adultos sanos y bebés infectados generalmente no necesitan ser hospitalizados. Pero algunas personas, especialmente los adultos mayores y los bebés de menos de 6 meses, podrían necesitar ser hospitalizadas si tienen dificultad para respirar o se deshidratan. En los casos más graves, la persona podría requerir oxígeno adicional o intubación (inserción de un tubo respiratorio por la boca hasta la tráquea) con ventilación mecánica (máquina para ayudar a respirar). En la mayoría de los casos, la hospitalización solo dura unos días.

Obtenga más información sobre las personas con alto riesgo de infección grave por el VRS.

Esta página fue revisada: el 24 de septiembre del 2021