Los CDC reportan un incremento en los defectos de nacimiento potencialmente relacionados con el zika en áreas de los EE. UU. con transmisión local

Hija tocando el vientre de su madre embarazada

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron un informe sobre los defectos de nacimiento posiblemente relacionados con el zika entre bebés nacidos en el 2016. Este artículo, publicado en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR), es el primero en informar de un incremento a nivel de la población en los defectos de nacimiento más estrechamente relacionados con la infección por el virus del Zika durante el embarazo en áreas con transmisión local en los Estados Unidos. Hubo casi 1 millón de nacidos vivos en el 2016 en los 15 estados y territorios incluidos en el análisis.

Hallazgos principales

Al utilizar información de los registros de nacimientos, investigadores de los CDC hallaron que, entre julio y diciembre del 2016, áreas con transmisión local, que incluían el sur de la Florida, sur de Texas y Puerto Rico, tuvieron un incremento del 21 % en la cantidad de bebés nacidos con defectos congénitos más estrechamente relacionados con el zika, en comparación con el periodo de enero a junio del 2016.

No se sabe si la transmisión local del virus del Zika fue, por sí sola, la causa de este aumento en ciertos defectos de nacimiento en la segunda mitad del 2016.

Entre los nacimientos en todos los estados incluidos en el análisis, los investigadores de los CDC hallaron que aproximadamente 3 de cada 1000 bebés nacidos tenían un defecto de nacimiento causado por el zika u otros factores. Entre estos bebés:

  • Aproximadamente la mitad (49 %) nació con anomalías del cerebro o microcefalia (cabeza de tamaño pequeño),
  • 2 de cada 10 (20 %) tenían defectos del tubo neural y otras anomalías incipientes del cerebro,
  • 1 de cada 10 (9 %) tenía anomalías de los ojos sin anomalías del cerebro, y
  • más de 2 de cada 10 (22 %) tenían daños en el sistema nervioso, incluidos problemas en las articulaciones y sordera, sin anomalías del cerebro o de los ojos.

La mayoría (95 %) de estos niños con defectos de nacimiento posiblemente relacionados con el zika nacieron de madres a quienes no les habían hecho pruebas para detectar el virus del Zika o que no tenían resultados de estas pruebas disponibles. A estas mujeres probablemente no les hicieron pruebas porque no tenían síntomas del zika o no fueron identificadas como posiblemente expuestas al virus.

Los investigadores prevén que este aumento en los defectos de nacimiento relacionados con el zika continúe y que pueda aumentar, ya que muchas mujeres embarazadas expuestas al virus del Zika a fines del 2016 dieron a luz en el 2017.

Acerca de este estudio

El Registro de Casos de Zika en el Embarazo y en Bebés en los EE. UU. y la Vigilancia de Defectos de Nacimiento por el Zika, de los CDC, son sistemas novedosos de seguimiento que recolectan información médica ampliada para comprender mejor la infección por el virus del Zika en las mujeres embarazadas y sus bebés. Los datos de estos sistemas responden importantes preguntas mediante el seguimiento de la infección por el virus del Zika de dos formas distintas.

  • Registro de Casos de Zika en el Embarazo y en Bebés en los EE. UU.: Les hace seguimiento a mujeres embarazadas con evidencia confirmada en laboratorio de la infección por el virus del Zika y a sus bebés.
  • Vigilancia de Defectos de Nacimiento por el Zika: Les hace seguimiento a todos los bebés con defectos de nacimiento posiblemente relacionados con la infección por el virus del Zika, independientemente de las pruebas de laboratorio o la exposición a este virus.

El sistema Vigilancia de Defectos de Nacimiento por el Zika encuentra bebés con defectos de nacimiento mediante el uso de una definición estándar de caso que permite a los departamentos de salud de todo el país recopilar información médica de los bebés en forma sistemática y de una manera comparable. Como la Vigilancia de Defectos de Nacimiento por el Zika no requiere que una madre tenga pruebas de laboratorio del virus del zika, el sistema encuentra bebés con defectos de nacimiento que el Registro de Casos de Zika en el Embarazo y en Bebés en los EE.UU. podría no haber identificado debido a que las madres no tenían síntomas de zika. La identificación temprana de estos defectos de nacimiento ayuda a las familias a tener acceso a servicios y respaldo para el mejor cuidado de sus bebés.

Novedoso seguimiento de salud pública

Estos sistemas que han sido posible mediante colaboraciones con los departamentos de salud estatales, tribales, locales y territoriales, son esenciales para identificar y ayudar a las madres y a los bebés afectados por el virus del Zika. Juntos ponen de relieve la exitosa colaboración de las diferentes áreas de la salud pública, incluidas las de defectos de nacimiento, enfermedades infecciosas, salud materna e infantil, estadísticas vitales y laboratorios de salud pública, para identificar rápidamente a las madres y los bebés afectados por el zika.

Esta innovación y colaboración en salud pública continúa aumentando nuestra comprensión del zika y demuestra cómo este sistema puede ser mejorado para combatir otras amenazas a las madres y los bebés para la defensa común del país.

Referencia

Delaney A, Mai C, Smoots A, et al. Population-Based Surveillance of Birth Defects Potentially Related to Zika Virus Infection — 15 States and U.S. Territories, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2018;67:91–96. DOI: http://dx.doi.org/10.15585/mmwr.mm6703a2

Esta página fue revisada el: 29 de enero de 2018