Tosferina: Una historia real

Desde el 2010, hemos visto entre 10 000 y 50 000 casos de tosferina al año en los Estados Unidos. La tosferina es una enfermedad muy grave en los bebés porque puede hacer que dejen de respirar. Alrededor de la mitad de los bebés menores de 1 año que contraen tosferina necesitan recibir atención médica en el hospital. En casos poco frecuentes, la tosferina es mortal para los bebés. En los Estados Unidos, han muerto hasta 20 bebés al año desde el 2010 por tosferina. Esta es la historia de una familia que sufrió esta tragedia.

una bebita

Los bebés tienen un alto riesgo de complicaciones a causa de la tosferina. Aunque las muertes por tosferina son raras, la mayoría ocurre en bebés, que son muy pequeños para estar protegidos por sus propias vacunas, ya que deben tener dos meses de edad para poder recibirlas. Al ponerse la vacuna contra la tosferina (también llamada Tdap) en su tercer trimestre, le pasará los anticuerpos a su bebé para que nazca con protección contra la tosferina.

Infórmese más sobre

Una historia de Jazzlyn

Jamie y Oscar sentían el entusiasmo de agregar un tercer hijo a su familia en crecimiento. El sábado 23 de marzo del 2013, Jamie dio a luz a una bebita sana que llamaron Jazzlyn. “Era una bebita tan feliz”, recuerda Jamie. “Le encantaba jugar a esconder la carita detrás de las manos y con frecuencia la encontraba con una sonrisa en la cara”.

Cuando Jazzlyn tenía unas tres semanas, Jamie le descubrió una tos leve. El pediatra recomendó usar un humidificador y volver si empeoraba. Después de varios días, Jazzlyn comenzó a tener dificultad para respirar. “Escuché un ronquido y fui a ver a Jazzlyn. Estaba poniéndose de diferentes tonos de color morado y no respiraba”, recuerda Jamie. “Me sentí tan aliviada cuando comenzó a llorar”. Aun así, Jamie estaba preocupada y decidió llevarla a la sala de emergencias. Mientras estaba en el hospital, Jazzlyn dejó de respirar otra vez y los médicos tuvieron que reanimarla.

Al día siguiente, la llevaron en helicóptero a un hospital que estaba mejor capacitado para manejar su enfermedad. Allí, le dieron 7 medicamentos y la conectaron a un respirador (una máquina que ayuda a respirar). Su nuevo médico sospechó que tenía tosferina. Al principio, Jazzlyn parecía mejorar, pero después empeoró. Los médicos le hicieron un procedimiento para ayudarla a respirar, pero solo ayudó por un tiempo corto. Al día siguiente, les dijeron a Jamie y Oscar que Jazzlyn necesitaba una operación inmediata. “Se nos paró el corazón”, recuerda Jamie. “Decidimos bautizarla esa noche mientras toda nuestra familia estaba presente”.

La mañana siguiente, Jamie y Oscar recibieron la noticia de que no había nada más que los médicos pudieran hacer. Los riñones de Jazzlyn dejaron de funcionar y su corazón comenzaba a hacer lo mismo. A las 11 de la mañana del 25 de abril del 2013, Jazzlyn falleció en paz. “Estaba demasiado enferma y su cuerpo era demasiado débil para luchar contra esto”, explica Jamie.

El diagnóstico final de Jazzlyn fue neumonía causada por tosferina. Todavía no saben cómo la contrajo.

“Quiero que las personas sepan lo grave que puede ser la tosferina y que se puede prevenir”, dice Jamie, quien no sabía de la tosferina, y a quien no se le había ofrecido la vacuna contra esta enfermedad (llamada Tdap) durante el embarazo. “Las vacunas son realmente importantes y al ponerse esta vacuna, las madres pueden ayudar a proteger a sus bebés. Si vuelvo a quedar embarazada, decididamente me voy a poner la vacuna Tdap durante el embarazo, para ayudar a proteger a mi bebé”.

Inicio de la página

Esta página fue revisada el: 10 de agosto de 2015