Epidemiología y factores de riesgo

La cisticercosis es una infección ocasionada por la tenia porcina, Taenia solium. El hospedador humano de la tenia elimina los huevos del parásito en sus heces. Luego, un cerdo puede ingerir los huevos de la tenia e infectarse con la forma larvaria (juvenil) del parásito, lo que origina cisticercos (pequeñas larvas enquistadas), por lo general en los músculos. El cerdo infectado tiene cisticercosis porcina. Las personas que comen carne de cerdo infectada cruda o mal cocida ingieren los cisticercos de la carne. Los parásitos larvarios luego salen de sus quistes en el estómago de la persona, para convertirse en tenias adultas y completar el ciclo.

Más información sobre: Teniasis

Las personas contraen cisticercosis través de:

  • El consumo de agua o alimentos contaminados con huevos de tenia porcina.
  • Al llevarse a la boca los dedos contaminados.

La cisticercosis no se transmite por comer carne mal cocida. Sin embargo, la infección por tenia porcina adulta (teniasis) se propaga de esa manera. Una persona con teniasis puede infectarse a sí misma con los huevos de la tenia y contraer cisticercosis (un proceso llamado autoinfección). La persona con teniasis también puede infectar a los demás si no observa una buena higiene y contamina la comida o el agua que alguien más consumirá. Las personas que viven con el portador de la tenia tienen un riesgo más alto de contraer cisticercosis que otras personas.

La cisticercosis se encuentra en todo el mundo, especialmente en lugares donde la tenia porcina es común. Tanto la tenia porcina como la cisticercosis se presentan más frecuentemente en zonas rurales de países en desarrollo con malas condiciones higiénicas, donde los cerdos andan sueltos y entran en contacto con heces humanas. La teniasis y la cisticercosis son poco frecuentes en las personas que viven en países donde no se crían cerdos para el consumo o donde los cerdos que se van a consumir no tienen contacto con heces humanas. Si bien esto no es frecuente, la cisticercosis puede afectar a personas que nunca han salido de los Estados Unidos. Las personas que no practican una buena higiene y que tienen teniasis, con o sin síntomas, pueden eliminar los huevos de la tenia en sus heces y contaminar sin querer el medio ambiente. Esto puede llevar a la transmisión de cisticercosis en ellas mismas o a otras personas sin saberlo.

Más información sobre: Teniasis

Esta página fue revisada el: 18 de octubre de 2016