Nuevos datos de los CDC revelan que menos de un tercio de las personas con un diagnóstico de hepatitis C reciben tratamiento oportuno para la mortal, aunque curable, infección

Press Release

Persisten amplias brechas en el tratamiento, casi una década después de que se aprobara una cura muy eficaz para la hepatitis C

Un nuevo informe de Signos Vitales de los CDC indica que muy pocas personas con un diagnóstico de hepatitis C están siendo tratadas, pese a la disponibilidad de medicamentos que pueden curar esta infección viral. Según las estimaciones de los CDC:

  • En general, menos de 1 de cada 3 personas con seguro médico recibe tratamiento antiviral de acción directa (DAA, por sus siglas en inglés) para la hepatitis C dentro del año después del diagnóstico.
  • El menor tratamiento ocurre entre los pacientes en planes de Medicaid administrados a nivel de estado, con menos de 1 de cada 4 beneficiarios de Medicaid (23 %) siendo tratados dentro del año después del diagnóstico.
    • Además, los beneficiarios de Medicaid en los estados que restringen el acceso al tratamiento para la hepatitis C tienen 23 % menos probabilidades de recibir tratamiento que los beneficiarios de Medicaid en los estados sin restricciones.

La hepatitis C es curable con medicamentos orales que se toleran bien. La hepatitis C no tratada puede causar enfermedad del hígado, cáncer del hígado y la muerte. El tratamiento previene la enfermedad y la muerte, detiene la propagación de la hepatitis C y ahorra costos. En el 2019, la hepatitis C contribuyó a la muerte de más de 14 000 personas en los Estados Unidos.

  • En los últimos años, los datos anuales de los CDC sobre la hepatitis C han mostrado las tasas más altas de infecciones nuevas entre los adultos menores de 40 años, lo cual indica que es crucial el tratamiento para este grupo. Sin embargo, este nuevo análisis encontró que los adultos menores de 40 años tienen las tasas de tratamiento más bajas por grupo de edad.
    • Entre esas personas menores de 40 años, la hepatitis C se propaga más comúnmente a través del uso de drogas inyectables.
Un gráfico de barras titulado “Tratamiento oportuno de la hepatitis C por tipo de seguro médico” que muestra el periodo del 2019 al 2020. El 23 % de las personas con Medicaid recibió tratamiento oportuno para la hepatitis C, mientras que el 77 % no tuvo tratamiento; el 28 % de las personas con Medicare recibió tratamiento oportuno, mientras que el 72 % no tuvo tratamiento; y el 35 % de las personas con seguro médico privado recibió tratamiento oportuno, mientras que el 65 % no tuvo tratamiento.

“Todas las personas con hepatitis C deberían tener acceso al tratamiento que salva vidas, independientemente de su raza, grupo étnico, edad o de su cobertura por un seguro médico”, dijo la subdirectora principal interina de los CDC, la doctora Debra Houry, M.D., M.P.H. “Lo que nos dicen estos datos es que, en el mejor de los casos, solo una de cada tres personas es tratada dentro del año de haber recibido el diagnóstico, y nosotros debemos reducir las barreras y tener más personas en tratamiento para la hepatitis C en nuestro país. Esto es crucial para detener las muertes prevenibles y prevenir nuevas infecciones”, agregó.


Para garantizar que las personas con un diagnóstico de hepatitis C sean tratadas, los proveedores de atención médica, compañías de seguro, encargados de formular políticas y profesionales de salud pública deberían:

  • Remover las restricciones a la elegibilidad y los requisitos de preautorización que hacen difícil para las personas con hepatitis C el acceso al tratamiento que curará la infección.
  • Proporcionar tratamiento donde las personas ya reciben servicios, como en los consultorios de atención médica primaria, centros médicos comunitarios, programas de servicios de jeringas, centros de tratamiento para el consumo de sustancias y establecimientos correccionales.
  • Proporcionar el tratamiento en la menor cantidad de visitas posible.
  • Ampliar la cantidad de proveedores de atención primaria que tratan la hepatitis C.

“Las personas no deberían tener que superar una carrera de obstáculos para tener acceso al tratamiento que salva vidas y es eficaz en función del costo”, dijo Carolyn Wester, M.D., M.P.H., directora de la División de Hepatitis Virales de los CDC. “Remover barreras para el tratamiento es un paso crítico, como lo es aumentar la realización de pruebas de detección de la hepatitis C. Estimamos que aproximadamente un 40 % de las personas con hepatitis C en los Estados Unidos no saben que tienen la infección. Las pruebas son el primer paso para el acceso al tratamiento curativo”, agregó.


Los CDC recomiendan que todas las personas se hagan la prueba de la hepatitis C al menos una vez en la vida y que las personas con factores de riesgo de contraerla constantes se hagan pruebas de detección rutinarias periódicas.

  • Para encontrar sitios donde hagan pruebas gratuitas de la hepatitis C en su área, las personas pueden visitar https://gettested.cdc.gov/es.
  • Las personas con un diagnóstico de hepatitis C deberían hablar con un proveedor para comenzar el tratamiento y curarse.
  • Aquellas personas sin seguro médico o que no puedan pagar el tratamiento pueden averiguar en los programas de asistencia farmacéutica para el paciente y en los programas de ayuda con los costos compartidos.org es un recurso para obtener más información sobre los programas de ayuda para el tratamiento de la hepatitis C.

Para obtener más información acerca de este informe, visite www.cdc.gov/vitalsigns.

###

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS EE. UU.

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por actividad humana o por un ataque deliberado, los CDC responden a las amenazas de salud más apremiantes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede principal en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y el mundo.

Page last reviewed: August 9, 2022