La enfermedad de células falciformes y el embarazo

Una mujer embarazada

Una mujer con enfermedad de células falciformes (SCD, por sus siglas en inglés) tiene más probabilidades de experimentar problemas durante el embarazo que pueden afectar su salud y la salud del bebé en gestación con respecto a una mujer sin SCD. Durante el embarazo, la enfermedad puede agravarse y los episodios de dolor pueden darse con más frecuencia. Una mujer embarazada con SCD tiene más riesgo de tener un parto prematuro, de que el bebé tenga bajo peso al nacer u otras complicaciones. Sin embargo, con atención prenatal temprana y controles estrictos durante el embarazo, una mujer con SCD puede tener un embarazo saludable.

La enfermedad de células falciformes es recesiva, es decir que ambos padres deben transmitir el gen de los drepanocitos para que un niño nazca con SCD. Existe una prueba para detectar, durante el embarazo, si el bebé tendrá o no SCD o el rasgo de células falciformes (SCT, por sus siglas en inglés). Por lo general, la prueba se realiza después del segundo mes de embarazo.

Las mujeres que tienen el SCT también pueden tener un embarazo saludable. Es posible que las mujeres con SCD o SCT deseen consultar a un asesor genético para obtener información sobre la enfermedad y las probabilidades de que la SCD o el SCT se transmitan a su bebé.

Lo que usted debe saber sobre la enfermedad de células falciformes y el embarazo Cdc-pdf[PDF – 974 KB]