El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural

En los Estados Unidos, 1300 bebés nacen sanos cada año debido a la fortificación de los alimentos con ácido fólico.1

El éxito de la fortificación de los alimentos con ácido fólico en los Estados Unidos

Desde que se empezó la fortificación obligatoria de los alimentos en los Estados Unidos, han nacido más bebés sanos. En los Estados Unidos, 1300 bebés nacen sanos cada año debido a la fortificación obligatoria de los alimentos.1 [Lea los hallazgos clave]

El fortalecimiento obligatorio con ácido fólico de los productos alimenticios a base de cereal enriquecidos en los Estados Unidos ahorra una cifra estimada de 400 a 600 millones de dólares cada año.2 [Lea los hallazgos clave]

Los defectos del tubo neural afectan a algunos grupos de personas más que a otros

A pesar de la fortificación obligatoria de los alimentos, las investigaciones muestran que algunas mujeres en los EE. UU. todavía no consumen suficiente ácido fólico para prevenir defectos del tubo neural.3  Los defectos del tubo neural son defectos de nacimiento graves del cerebro (anencefalia) y de la columna vertebral (espina bífida) del bebé. Las mujeres hispanas o latinas tienen más probabilidades de tener un hijo que nazca con un defecto del tubo neural, en comparación con las mujeres de raza blanca no hispanas y las de raza negra no hispanas.1,4,5

Group Of Families Enjoying Snacks At Home

Las mujeres hispanas o latinas:

  • Tienen niveles de folato más bajos en la sangre6, en comparación con las mujeres de raza blanca no hispanas.
  • Tienen más probabilidad que las mujeres de raza blanca no hispanas y que las de raza negra no hispanas de tener la variante C677T del gen de la MTHFR.1,7
  • Tienen menos probabilidad de conocer los beneficios del ácido fólico.8
  • Tienen menos probabilidad de consumir ácido fólico de los alimentos fortificados o tomar un suplemento multivitamínico con ácido fólico,8-14 en particular en las mujeres que:
    • hablan principalmente español;
    • nacieron afuera de los Estados Unidos; y
    • han vivido en los Estados Unidos por poco tiempo.14

Infórmese más sobre cómo reducir la probabilidad de que se presenten defectos del tubo neural >>

Ampliación de los esfuerzos para fortificar los alimentos en los Estados Unidos con el fin de prevenir más defectos del tubo neural

Para ayudar a que más mujeres, específicamente las hispanas o latinas, consuman la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, la  Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration) permitió que se añadiera voluntariamente ácido fólico a la harina de maíz para masa.11 Esta es una fortificación voluntaria.

La harina de maíz para masa es básica en la alimentación de muchas mujeres hispanas o latinas. Agregar ácido fólico a la harina de maíz para masa hace lo siguiente:

  • aumenta la cantidad promedio de ácido fólico que reciben las mujeres; y
  • previene una cifra estimada de 40 defectos del tubo neural adicionales entre los bebés hispanos cada año.15

El uso de suplementos vitamínicos entre las mujeres en edad reproductiva ha disminuido

Entre el 2006 y 2016, el uso de suplementos vitamínicos diarios disminuyó entre las mujeres en edad reproductiva en los Estados Unidos.12 [Lea los hallazgos clave]

Específicamente, el uso de suplementos multivitamínicos disminuyó con el tiempo entre las siguientes mujeres:

  • las que tienen entre 25 y 44 años; y
  • las de raza blanca no hispanas y las hispanas.

En general, las mujeres de 18 a 24 años de edad reportaron el uso más bajo de suplementos vitamínicos, en comparación con mujeres de otros grupos de edad.

Entre el 2006 y 2012, las mujeres que respondieron a la encuesta pudieron reportar si estaban embarazadas o no. Entre las que reportaron si estaban embarazadas o no, los hallazgos mostraron una disminución en el uso diario de suplementos vitamínicos entre las mujeres que no estaban embarazadas y no estaban tratando de quedar embarazadas.12

Las mujeres deben consumir una alimentación balanceada rica en folato que provenga de los alimentos. Alimentos como las verduras de hoja verde, las frutas cítricas y los frijoles contienen folato. Sin embargo, es muy difícil para la mayoría de las mujeres obtener la cantidad diaria recomendada de folato únicamente de los alimentos (vea la tabla 2: http://ods.od.nih.gov/factsheets/Folate-HealthProfessional/Externalexternal icon).

Además de comer alimentos que contengan folato como parte de una alimentación variada, las mujeres pueden consumir los 400 microgramos (mcg) de ácido fólico recomendados de la siguiente manera:

  • tomar una vitamina que contenga ácido fólico;
  • comer alimentos fortificados; o
  • consumir una combinación de los dos: tomar una vitamina que contenga ácido fólico y comer alimentos fortificados.

Se pueden prevenir más defectos del tubo neural

Un estudio de los CDC encontró que aproximadamente la mitad de las mujeres en los EE. UU. reportan que los productos a base de cereales, como panes y pastas que se venden etiquetados como “enriquecidos”, son su única fuente de ácido fólico.3 Consumir ácido fólico mediante una combinación de fuentes como suplementos y alimentos fortificados hace lo siguiente:

  • ayuda a que las mujeres consuman la cantidad diaria recomendada de 400 microgramos (mcg) de ácido fólico; y
  • puede prevenir hasta 700 defectos del tubo neural adicionales todos los años.3 [Lea los hallazgos clave]

Todas las mujeres en edad reproductiva deberían consumir 400 mcg de ácido fólico diarios para ayudar a prevenir defectos del tubo neural. Consumir más de 400 mcg diarios de ácido fólico no es algo necesariamente mejor para prevenir los defectos del tubo neural, a menos que el médico recomiende tomar una cantidad diferente debido a otras afecciones.

Referencias

  1. Williams J, Mai CT, Mulinare J, et al. Updated estimates of neural tube defects prevented by mandatory folic acid fortification – United States, 1995–2011. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2015;64(1):1–5.
  2. Grosse SD, Berry RJ, Mick Tilford J, Kucik JE, Waitzman NJ. Retrospective assessment of cost savings from prevention: Folic acid fortification and spina bifida in the U.S. Am J Prev Med. 2016;50(5 Suppl 1):S74–s80.
  3. Crider KS, Qi YP, Devine O, Tinker SC, Berry RJ. Modeling the impact of folic acid fortification and supplementation on red blood cell folate concentrations and predicted neural tube defect risk in the United States: Have we reached optimal prevention? Am J Clin Nutr. 2018;107(6):1027–1034.
  4. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Racial/ethnic differences in the birth prevalence of spina bifida – United States, 1995–2005. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2009;57(53):1409–1413.
  5. Canfield MA, Mai CT, Wang Y, et al. The association between race/ethnicity and major birth defects in the United States, 1999–2007. Am J Public Health. 2014;104(9):e14–23.
  6. Tinker SC, Hamner HC, Qi YP, Crider KS. U.S. women of childbearing age who are at possible increased risk of a neural tube defect-affected pregnancy due to suboptimal red blood cell folate concentrations, National Health and Nutrition Examination Survey 2007 to 2012. Birth Defects Research A Clin Mol Teratol. 2015;103(6):517–526.
  7. Crider KS, Zhu JH, Hao L, et al. MTHFR 677C->T genotype is associated with folate and homocysteine concentrations in a large, population-based, double-blind trial of folic acid supplementation. Am J Clin Nutr. 2011;93(6):1365–1372.
  8. deRosset L, Mullenix A, Flores A, Mattia-Dewey D, Mai CT. Promotora de salud: Promoting folic acid use among Hispanic women. J Women’s Health (2002). 2014;23(6):525–531.
  9. Yang QH, Carter HK, Mulinare J, Berry RJ, Friedman JM, Erickson JD. Race-ethnicity differences in folic acid intake in women of childbearing age in the United States after folic acid fortification: Findings from the National Health and Nutrition Examination Survey, 2001–2002. Am J Clin Nutr. 2007;85(5):1409–1416.
  10. Wolff T, Witkop CT, Miller T, Syed SB, U.S. Preventive Services Task Force. Folic acid supplementation for the prevention of neural tube defects: An update of the evidence for the U.S. Preventive Services Task Force. Ann Intern Med. 2009;150(9):632–639.
  11. Tinker SC, Devine O, Mai C, et al. Estimate of the potential impact of folic acid fortification of corn masa flour on the prevention of neural tube defects. Birth Defects Research A Clin Mol Teratol. 2013;97(10):649–657.
  12. Wong EC, Rose CE, Flores AL, Yeung LF. Trends in multivitamin use among women of reproductive age: United States, 2006–2016. J Women’s Health (Larchmt). 2019;28(1):37–45.
  13. Hamner HC, Tinker SC, Flores AL, Mulinare J, Weakland AP, Dowling NF. Modelling fortification of corn masa flour with folic acid and the potential impact on Mexican-American women with lower acculturation. Public Health Nutr. 2013;16(5):912–921.
  14. Hamner HC, Cogswell ME, Johnson MA. Acculturation factors are associated with folate intakes among Mexican American women. J Nutr. 2011;141(10):1889–1897.
  15. Flores AL, Cordero AM, Dunn M, et al. Adding folic acid to corn masa flour: Partnering to improve pregnancy outcomes and reduce health disparities. Prev Med. 2018;106:26–30.