Planificación para los niños en casos de emergencias de salud pública

Three kids riding bikes on a dirt road

La revista Biosecurity and Bioterrorism (Bioseguridad y Bioterrorismo) ha publicado un nuevo estudio que analiza los riesgos que existen para los niños en desastres químicos, biológicos, radiológicos y nucleares (CBRN, por sus siglas en inglés). Los niños tienen una cantidad de características únicas que los hacen diferentes a los adultos, y los profesionales de salud pública y de manejo de emergencias, e incluso los médicos, podrían no entenderlas muy bien. Este trabajo repasa lo que sabemos sobre la fisiología, los entornos sociales, y la salud y el desarrollo de los niños, y relaciona estos factores con lo que sabemos sobre cómo suceden los incidentes CBRN y sus consiguientes efectos en la salud. Los autores hallaron que, en comparación con los adultos, los niños tienen un riesgo mayor de exposición a los peligros, son más susceptibles a las enfermedades, y brindarles atención es más difícil durante las emergencias CBRN. Estos hallazgos podrían ser útiles para los estados y los programas locales de salud pública que estén formulando planes y mensajes de respuesta a emergencias, o para los médicos que estén buscando integrar la atención pediátrica a la planificación de preparación para emergencias en la salud pública, los hospitales o los consultorios privados.

Hallazgos principales

  • Los niños tienen singularidades frente a los adultos en cuanto a su físico (en tamaño y fisiología), nivel de desarrollo (patrones de comportamiento y etapas fisiológicas del desarrollo), y nivel social (patrones sociales). Cada una de estas diferencias podría influir en las acciones de respuesta de salud pública y la atención médica en emergencias CBRN.
  • Las características físicas, sociales y del desarrollo de los niños a menudo los hacen más vulnerables a las infecciones y enfermedades, y es más difícil darles un diagnóstico y tratarlos, que a los adultos en emergencias biológicas.
  • La fisiología y el desarrollo sicológico de los niños los ponen en riesgo de exposiciones más graves a agentes químicos, que los adultos.
  • En comparación con los adultos, el cuerpo de los niños es más vulnerable a las lesiones asociadas a la explosión y las quemaduras de las bombas, y estas lesiones son más peligrosas cuando se combinan con otras por radiación. Además, los niños son particularmente susceptibles a los efectos dañinos de una cantidad de radionúclidos, incluso más que los adultos.

Información sobre este estudio

  • A los niños se los designa como una “población en riesgo” en la planificación de preparación para emergencias de salud pública, y a menudo se los ubica en procesos especiales fuera de la planificación general, incluso cuando los niños representan casi 1 de cada 4 personas en los Estados Unidos. La meta de este trabajo es mostrar las diferencias entre los niños y los adultos en una manera que sea útil para los esfuerzos de planificación de preparación frente a amenazas específicas. De esta manera, los planes, las herramientas y los mensajes que elaboran las agencias de salud pública o los médicos pueden incluir consideraciones pediátricas desde el comienzo del proceso, en lugar de que se anexen consideraciones especiales al final.
  • Emergencia CBRN es un término que incluye emisiones de sustancias químicas, emisiones de agentes biológicos, brotes de enfermedades naturales, emisiones radiológicas, bombas sucias y detonaciones nucleares. Una emergencia CBRN podría ser intencional (causada por personas) o involuntaria (natural o tecnológica).

Más información

Referencias de los hallazgos principales

Bartenfeld MT, Peacock G, Griese SE. Public Health Emergency Planning for Children in Chemical, Biological, Radiological, and Nuclear (CBRN) Disasters. Biosecur Bioterror. 2014 Jul-Aug;12(4):201-7.

Esta página fue revisada el: 22 de junio de 2018