Trastornos del aprendizaje

Niño con el morral

Muchos niños pueden tener dificultades en la escuela con respecto a algunos temas o habilidades de vez en cuando. Cuando los niños se esfuerzan y todavía luchan con un conjunto específico de habilidades, esto podría ser signo de un trastorno del aprendizaje. Tener un trastorno del aprendizaje significa que un niño tiene una dificultad en una o más áreas del aprendizaje, aun cuando su motivación o inteligencia en general no estén afectadas.

Algunos de los síntomas de los trastornos del aprendizaje son los siguientes:

  • Dificultad para distinguir entre derecha e izquierda
  • Invertir letras, palabras o números después de primer o segundo grado
  • Dificultad para reconocer patrones, o clasificar objetos por su tamaño o forma
  • Dificultad para entender y seguir instrucciones, o mantenerse organizado
  • Dificultad para recordar lo que se acaba de decir o lo que se acaba de leer
  • Falta de coordinación al moverse
  • Dificultad para realizar tareas con las manos, como escribir, cortar o dibujar
  • Dificultad para entender el concepto del tiempo

Algunos ejemplos de trastorno del aprendizaje son los siguientes:

  • Dislexia: dificultad con la lectura.
  • Discalculia: dificultad con las matemáticas.
  • Disgrafia: dificultad con la escritura.

Los niños con trastornos del aprendizaje pueden sentirse frustrados por no poder dominar un tema a pesar de su esfuerzo, y pueden comportarse mal, sentirse desamparados o abstraerse. El trastorno del aprendizaje también puede presentarse con trastornos conductuales o emocionales, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o ansiedad. La combinación de los problemas puede hacer que sea particularmente difícil para un niño tener éxito en la escuela. El diagnóstico adecuado de cada trastorno es crucial para que el niño pueda recibir la ayuda correcta para cada uno.

Tratamiento de los trastornos del aprendizaje

Los niños con trastornos del aprendizaje a menudo necesitan ayuda e instrucción adicional especializada. Tener un trastorno del aprendizaje puede hacer que el niño cumpla los requisitos para recibir servicios educativos especiales en la escuela. Habitualmente, las escuelas realizan sus propios exámenes de detección de trastornos del aprendizaje para ver si el niño necesita intervención. Es necesario que un profesional de la salud realice una evaluación si existen otras preocupaciones sobre el comportamiento o las emociones del niño. Los padres, proveedores de atención médica y la escuela pueden trabajar en conjunto para encontrar la ayuda profesional y el tratamiento correctos.

Ayudar a niños con problemas de atención y de aprendizajeExternal

Lo que todo padre debería saber…

Los niños con discapacidades de aprendizaje específicas cumplen los requisitos para recibir servicios de educación especial o adaptaciones en la escuela de acuerdo con la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) y una ley antidiscriminación conocida como Sección 504.

La función de los proveedores de salud

Los proveedores de salud pueden desempeñar un papel importante al colaborar con las escuelas para ayudar a un niño con trastornos del aprendizaje u otras discapacidades a recibir los servicios especiales que necesita. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) ha creado un informe que describe las funciones que los proveedores de atención médica pueden tener para ayudar a los niños con discapacidades, incluidos los trastornos del aprendizaje:

  1. Identificar a los niños que necesitan intervención temprana o servicios de educación especial.
  2. Compartir información importante con el personal de la escuela o del centro de intervención temprana.
  3. Reunirse con el personal de la escuela o del centro de intervención temprana.
  4. Utilizar la información de la escuela o del centro de intervención temprana en los planes de tratamiento o diagnóstico médico.
  5. Trabajar dentro de un centro de intervención temprana, una escuela o una clínica de salud basada en la escuela.
  6. Trabajar a nivel administrativo para mejorar el funcionamiento de la escuela para los niños con necesidades especiales.