Información sobre la gastrosquisis

La gastrosquisis es un defecto de nacimiento en la pared abdominal en el cual los intestinos del bebé salen del cuerpo a través de un orificio al lado del ombligo.

¿Qué es la gastrosquisis?

La gastrosquisis es un defecto de nacimiento en la pared abdominal (área del estómago), en el cual los intestinos del bebé salen del cuerpo a través de un orificio al lado del ombligo. Este orificio puede ser pequeño o grande y a veces también pueden salir otros órganos, como el estómago o el hígado.

La gastrosquisis ocurre cuando los músculos de la pared abdominal del bebé no se forman correctamente al inicio del embarazo. Esto crea un orificio por el cual salen del cuerpo los intestinos y otros órganos, por lo general, hacia el lado derecho del ombligo. Debido a que los intestinos no están recubiertos por un saco protector y están expuestos al líquido amniótico, se pueden irritar, lo cual causa que se acorten, retuerzan o se hinchen.

Otros problemas

El bebé necesitará cirugía poco después de nacer para que le coloquen los órganos abdominales dentro del cuerpo y le reparen la pared abdominal. Aun después de la reparación, los bebés con gastrosquisis pueden tener problemas con la alimentación, la digestión y la absorción de nutrientes.

Causas y factores de riesgo

No se conocen las causas de la gastrosquisis en la mayoría de los bebés. Algunos bebés tienen gastrosquisis debido a un cambio en sus genes o cromosomas. La gastrosquisis también puede ser causada por una combinación de genes y otros factores, como los elementos con los que entre en contacto la madre dentro del ambiente, o lo que coma o beba, o ciertos medicamentos que use durante el embarazo.

Al igual que muchas familias afectadas por defectos de nacimiento, los CDC quieren saber qué los causa. Saber qué factores son más comunes entre los bebés con defectos de nacimiento nos ayudará a aprender más sobre las causas. Los investigadores de los CDC han reportado hallazgos importantes sobre algunos factores que afectan el riesgo de tener un bebé con gastrosquisis:

  • Menor edad: las madres adolescentes presentaban más probabilidades de tener un bebé con gastrosquisis que las de mayor edad, y las adolescentes de raza blanca tuvieron tasas más altas que las adolescentes de raza negra o afroamericanas.1
  • Alcohol y tabaco: las mujeres que consumían alcohol o que fumaban tenían más probabilidades de tener un bebé con gastrosquisis.2, 3

Los CDC continúan estudiando los defectos de nacimiento, como la gastrosquisis, con el fin de saber cómo prevenirlos. Si usted está embarazada o está planeando quedar embarazada, hable con el médico sobre cómo puede aumentar sus probabilidades de tener un bebé sano.

Diagnóstico

La gastrosquisis se puede diagnosticar durante el embarazo o después de que nace el bebé.

Durante el embarazo

Hay pruebas de detección que se hacen durante el embarazo (también llamadas pruebas prenatales) para ver si hay defectos de nacimiento y otras afecciones presentes. La gastrosquisis podría dar resultados anormales en las pruebas de detección en suero o sangre, o podría observarse en una ecografía (la cual crea imágenes del cuerpo).

Después de que nace el bebé

La gastrosquisis se observa inmediatamente cuando nace el bebé.

Tratamientos

Poco después de que nace el bebé, se necesitará cirugía para colocar los órganos abdominales adentro del cuerpo y reparar el defecto.

Si la gastrosquisis es un defecto pequeño (solo una parte de los intestinos salen del abdomen), generalmente se trata con cirugía poco después del nacimiento, para colocar los órganos adentro del abdomen y cerrar la abertura. Si la gastrosquisis es un defecto grande (muchos órganos salen del abdomen), la reparación podría hacerse lentamente, por etapas. Se podrían cubrir los órganos expuestos con un material especial y volver a colocarlos lentamente en el abdomen. Después de que se hayan colocado todos los órganos adentro del abdomen, se cierra la abertura.

Los bebés con gastrosquisis a menudo necesitan también otros tratamientos, como recibir nutrientes a través de una vía intravenosa, antibióticos para prevenir infecciones y atención cuidadosa para controlar la temperatura de su cuerpo.

Referencias

  1. Williams LJ, Kucik JE, Alverson CJ, Olney RS, Correa A. Epidemiology of gastroschisis in metropolitan Atlanta, 1968 through 2000. Birth Defects Res A. 2005; 73:177-83.
  2. Bird TM, Robbins JM, Druschel C, Cleves MA, Yang S, Hobbs CA, & the National Birth Defects Prevention Study. Demographic and environmental risk factors for gastroschisis and omphalocele in the National Birth Defects Prevention Study. J Pediatr Surg. 2009;44:1546-1551.
  3. Feldkamp ML, Reefhuis J, Kucik J, Krikov S, Wilson A, Moore CA, Carey JC, Botto LD and the National Birth Defects Prevention Study. Case-control study of self reported genitourinary infections and risk of gastroschisis: findings from the national birth defects prevention study, 1997-2003. BMJ. 2008; 336(7658): 1420-3.