Vacuna contra las paperas

Proteja a sus hijos con la vacuna contra las paperas

La vacuna es la mejor manera de reducir el riesgo de que sus hijos contraigan paperas. Generalmente es parte de una vacuna combinada (vacuna triple vírica o MMR, por sus siglas en inglés) que protege contra tres enfermedades: el sarampión, las paperas y la rubéola. Los niños deben recibir 2 dosis de la vacuna MMR:

  • la primera dosis entre los 12 y los 15 meses de edad, y
  • la segunda dosis entre los 4 y los 6 años de edad.

La vacuna MMR es segura y eficaz. En la mayoría de los niños no produce ningún efecto secundario, y los que produce suelen ser muy leves, como fiebre o sarpullido.

El médico de sus hijos puede ofrecerle también la vacuna MMRV, que es otra vacuna combinada que protege contra cuatro enfermedades: sarampión, paperas, rubéola y varicela. Esta vacuna solo está autorizada para usarse en los niños cuando tienen entre 12 meses y 12 años de edad. Hable con el profesional de atención médica de sus hijos para que lo ayude a decidir qué vacuna ponerles.

Protéjase de las paperas

Todas las personas nacidas en 1957 o después, que nunca tuvieron paperas o que nunca se vacunaron, están en riesgo de contraer la enfermedad y deberían ponerse al menos una dosis de la vacuna MMR.

Los adolescentes y los adultos también deberían estar al día con la vacuna MMR. Información sobre cómo encontrar registros de vacunación.

Los estudiantes universitarios que no tengan evidencia de inmunidad deben ponerse dos dosis de la MMR, con al menos 28 días de separación. Asimismo, otros adultos que estén en mayor riesgo de contraer las paperas, como los viajeros internacionales y los profesionales de la salud, también deben ponerse dos dosis de la vacuna MMR.

La vacuna MMR es segura y eficaz. Las personas que reciben dos dosis de la vacuna reducen su riesgo de contraer las paperas en aproximadamente un 88 % y las que reciben una dosis, lo reducen un 78 %.

No deje que las paperas arruinen su tiempo de diversión.

Padres: al mandar a sus hijos a la universidad asegúrense de que estén al día con la vacuna MMR.  Obtenga más información sobre los casos y brotes de paperas.

Sigue habiendo brotes de paperas

Desde que comenzó el programa de vacunación contra las paperas en los Estados Unidos en 1967, se han reducido en más del 99 % los casos de paperas en este país. Sin embargo, sigue habiendo brotes, particularmente en los entornos donde las personas tienen contacto cercano prolongado; por ejemplo, las universidades, las escuelas y los centros correccionales.

Durante estos brotes, las personas que habían recibido previamente una o dos dosis de la vacuna MMR todavía pueden contraer paperas. Los expertos no están seguros de por qué las personas vacunadas aún contraen paperas, pero cierta evidencia parece indicar lo siguiente:

  • Puede que el sistema inmunitario de algunas personas no responda tan bien como debiera a la vacuna.
  • La vacuna contra las paperas podría producir anticuerpos (proteínas creadas por el sistema inmunitario del cuerpo para ayudar a combatir infecciones) que no son tan eficaces contra las cepas naturales del virus.
  • En algunas personas, los anticuerpos producidos por la vacunación contra las paperas pueden disminuir con el tiempo, hasta que ya no protegen a la persona contra las paperas.
  • Como la mayoría de las personas no están expuestas de manera rutinaria a las paperas, hay un menor efecto booster (de refuerzo) del sistema inmunitario (en el que las personas están expuestas a las paperas, lo cual aumenta su inmunidad, pero no se enferman).

Las personas vacunadas tienen síntomas más leves y complicaciones menos frecuentes. Una alta cobertura de vacunación contra las paperas también ayuda a limitar el alcance, la duración y la propagación de los brotes de la enfermedad. Por lo tanto, sigue siendo muy importante estar al día con la vacuna MMR.

Durante los brotes de paperas, las autoridades de salud pública podrían recomendar que las personas que pertenecen a grupos con mayor riesgo de contraer la enfermedad se pongan una dosis adicional de la vacuna. Estos grupos generalmente son los de personas con probabilidades de tener contacto cercano con alguien que tenga las paperas; por ejemplo, al compartir equipos deportivos o bebidas, besarse o vivir en espacios reducidos. La institución o las autoridades locales de salud pública le avisarán si usted está en mayor riesgo y debería recibir esta dosis. Si ya recibió dos dosis de la MMR, no es necesario que se vaya a vacunar a menos que las autoridades le digan que usted es parte de este grupo.

Las paperas pueden ser graves

Las paperas son una enfermedad contagiosa causada por un virus. La enfermedad suele comenzar con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio y pérdida del apetito. Luego, en la mayoría de las personas, causa inflamación de las glándulas salivales. Esta inflamación es lo que hace que se hinchen las mejillas, y se inflame y duela la mandíbula.

En la mayoría de las personas, es una enfermedad bastante leve. Sin embargo, puede causar problemas graves de larga duración, que incluyen:

  • Orquitis (inflamación de los testículos) en los varones.
  • Ovaritis (inflamación de los ovarios) o mastitis (inflamación de las mamas) en las mujeres.
  • Encefalitis (inflamación del cerebro).
  • Meningitis (inflamación del tejido que recubre el cerebro y la médula espinal).
  • Pérdida de la audición (temporal o permanente).

En casos muy raros, las paperas son mortales.

Adult with swollen salivary gland from mumps

La característica más conocida de las paperas es la hinchazón que produce en las mejillas y alrededor de la mandíbula. Esto se debe a que las glándulas salivales están inflamadas. Cuando se infecta la glándula salival parótida, ubicada frente y debajo de la oreja, a veces se llama parotiditis.

Cómo pagar por la vacuna contra las paperas

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas. Sin embargo, es recomendable que verifique con su proveedor de seguro antes de ir al médico. Sepa cómo pagar por las vacunas.

Si no tiene seguro médico o si su seguro no cubre el costo de las vacunas para sus hijos,  tal vez el Programa Vacunas para Niños (VFC, por sus siglas en inglés) pueda ayudarlo. Este programa ayuda a las familias de los niños que reúnen determinados requisitos y que, de otra manera, no tendrían acceso a las vacunas. Para averiguar si sus hijos reúnen los requisitos, consulte el sitio web del Programa VFC o pregúntele al médico de sus hijos. También puede comunicarse con el coordinador del VFC de su estado.

Nota: Los enlaces a sitos web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Esta página fue revisada: el 8 de marzo del 2021