Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Conductores adolescentes

Los choques vehiculares son la principal causa de muerte entre los adolescentes en los Estados Unidos.1 Afortunadamente, esos choques son prevenibles y hay estrategias de eficacia comprobada que pueden mejorar la seguridad de los conductores jóvenes en las calles.

Photo: Hispanic teen driver

¿Cuál es la magnitud del problema?

En el 2016, en los Estados Unidos, 2433 adolescentes de entre 16 y 19 años murieron y 292 742 fueron tratados en salas de emergencias por lesiones sufridas en choques vehiculares.1 Eso significa que seis adolescentes de entre 16 y 19 años murieron cada día debido a lesiones causadas en choques vehiculares.

En el 2016, las personas jóvenes de 15 a 19 años representaban el 6.9 % de la población de los Estados Unidos. Sin embargo, fueron responsables de más de 13 mil millones de dólares (8.4 %)  de los costos totales de las lesiones por choques vehiculares.1,2

¿Quiénes corren mayor riesgo?

El riesgo de choques vehiculares es más alto entre los adolescentes de 16 a 19 años que en cualquier otro grupo de edad. De hecho, si se calcula por milla manejada, los conductores adolescentes de entre 16 y 19 años tienen casi 3 veces más probabilidades de sufrir un choque mortal que los conductores de 20 años y mayores.3

Entre los conductores adolescentes, los siguientes grupos están especialmente en alto riesgo de tener choques vehiculares:

  • Varones: En el 2016, la tasa de mortalidad por choques vehiculares de conductores y pasajeros varones de entre 16 y 19 años fue el doble de la tasa de sus semejantes del sexo femenino.3
  • Adolescentes que manejan y llevan pasajeros adolescentes: La presencia de pasajeros adolescentes aumenta el riesgo de choques para los adolescentes que conducen sin supervisión. El riesgo aumenta según el número de pasajeros adolescentes.4,5
  • Adolescentes que recién han recibido su licencia: El riesgo de tener choques es particularmente alto durante los primeros meses después de que un adolescente ha recibido la licencia.6,7 La tasa de choques calculada por milla manejada es 3 veces más alta para los adolescentes de entre 16 y 17 años, si se compara con quienes tienen entre 18 y 19 años de edad.3

¿Qué factores ponen a los conductores adolescentes en riesgo?

  • Es más probable que los adolescentes subestimen o no puedan reconocer situaciones peligrosas, si se compara con los conductores de edades mayores.8 También es más probable que los adolescentes cometan errores críticos de decisión que lleven a choques graves, si se compara con los adultos.9
  • Asimismo, es más probable que los adolescentes manejen a velocidad excesiva y dejen una distancia más corta entre el frente del vehículo y el vehículo que va delante, si se compara con los conductores de edades mayores.10
  • En el 2016, el 49 % de las muertes de adolescentes en choques vehiculares ocurrió entre las 3 de la tarde y la medianoche, y el 53 % ocurrió un viernes, sábado o domingo.3
  • Si se compara con otros grupos de edad, los adolescentes tienen tasas de uso del cinturón de seguridad que están entre las más bajas. En el 2017, solo el 59 % de los estudiantes de escuela secundaria superior reportó que siempre usaba el cinturón de seguridad cuando viajaba en un vehículo conducido por otro.11
  • Si se calcula con respecto a todos los niveles de concentración de alcohol en la sangre (CAS), el riesgo de estar involucrado en un choque vehicular es más alto para los adolescentes que para los conductores de edades mayores.12
  • Entre los conductores varones de 15 a 20 años de edad que estuvieron involucrados en choques mortales en el 2016, el 32 % estaba yendo a velocidad excesiva en el momento del choque13 y el 21 % había estado consumiendo bebidas alcohólicas.14
  • En el 2016, un 15 % de los conductores de entre 16 y 20 años involucrados en choques vehiculares mortales tenía una CAS de 0.08 % o mayor.15
    • En la Encuesta Nacional del 2017 sobre las Conductas de Riesgo en los Jóvenes, un 16.5 % de los adolescentes reportó que, durante el mes anterior, había viajado con un conductor que había estado consumiendo bebidas alcohólicas. Entre los estudiantes que manejaban, un 5.5 % reportó que, durante ese mismo periodo de un mes, había conducido después de haber consumido bebidas alcohólicas.11
    • En el 2016, un 58 % de los conductores de entre 15 y 20 años que murieron en choques vehiculares después de haber consumido bebidas alcohólicas y manejado, no estaba usando el cinturón de seguridad.14

¿Cómo se pueden prevenir las muertes y lesiones causadas por choques vehiculares que involucran a conductores adolescents?

Hay métodos de eficacia comprobada para ayudar a los adolescentes a conducir de manera más segura.

Cinturones de seguridad

De los adolescentes (de 16 a 19 años) que murieron en choques vehiculares en el 2016, aproximadamente un 48 % no estaba usando un cinturón de seguridad en el momento del choque.2 Los estudios muestran que los cinturones de seguridad reducen en aproximadamente la mitad las lesiones graves y las muertes relacionadas con choques vehiculares.16

No beber alcohol y manejar

Se recomienda aplicar leyes sobre la edad mínima para consumir alcohol y de “tolerancia cero” de alcohol en la sangre para los conductores menores de 21 años.

Programas de licencias de conducir restringidas (GDL, por sus siglas en inglés).

Saber manejar es una destreza compleja y debe ser practicada para aprenderla bien. La falta de experiencia y los comportamientos riesgosos de los adolescentes con respecto a la conducción, los colocan en mayor riesgo de tener choques vehiculares. La necesidad de desarrollar habilidades y de supervisión de los nuevos conductores es la base de los programas de licencias de conducir restringidas, que existen en todos los estados de los EE. UU. y en Washington, D.C. Los programas de GDL proporcionan periodos de práctica más largos, límites para que los conductores que recién han recibido su licencia manejen en condiciones altamente riesgosas y requieren una mayor participación de los padres en el proceso mediante el cual sus hijos adolescentes aprenden a manejar. Los estudios indican que los programas de GDL más amplios están asociados a reducciones de entre el 2617 y el 41 %18 en choques mortales, y de entre el 1619 y el 22 %20 en el total de choques entre los conductores de 16 años de edad. Cuando los padres conocen las leyes de GDL de su estado, pueden ayudar a que esas leyes se apliquen y, en efecto, ayudar a mantener a sus hijos adolescentes seguros.

Ocho zonas de peligro

Asegúrese de que el joven conductor tenga conciencia sobre las principales causas de los choques vehiculares que involucran a adolescentes:

  • Falta de experiencia del conductor
  • Manejar con pasajeros adolescentes
  • Manejar durante la noche
  • No usar el cinturón de seguridad
  • Manejar con distracciones
  • Manejar somnoliento
  • Manejar de manera irresponsable
  • Manejar bajo los efectos del alcohol o las drogas

Infórmese sobre lo que, según los estudios, los padres pueden hacer para mantener a los conductores adolescentes seguros con respecto a cada uno de estos riesgos.

Más

Referencias

  1. Centers for Disease Control and Prevention. WISQARS (Web-based Injury Statistics Query and Reporting System) [Online] Atlanta. GA: US Department of Health and Human Services, CDC; 2015. Available at https://www.cdc.gov/injury/wisqars/index.html. Accessed 26 July 2018.
  2. US Census Bureau, 12Population Division. Annual Estimates of the Resident Population for Selected Age Groups by Sex for the United States: April 1, 2010 to July 1, 2016. 2016 Population Estimates. Available at: https://factfinder.census.gov/faces/tableservices/jsf/pages/productview.xhtml?pid=PEP_2016_PEPAGESEX&prodType=table. Released June 2017. Accessed 24 July 2018.
  3. Insurance Institute for Highway Safety (IIHS). Fatality Facts: Teenagers 2016. Arlington (VA): The Institute; 2017. Available at http://www.iihs.org/iihs/topics/t/teenagers/fatalityfacts/teenagers. Accessed 24 July 2018.
  4. Chen L, Baker SP, Braver ER, Li G. Carrying passengers as a risk factor for crashes fatal to 16- and 17-year old drivers. JAMA 2000;283(12):1578–1582.
  5. Ouimet MC, Pradhan AK, Brooks-Russell A, et. al. Young drivers and their passengers: a systematic review of epidemiological studies on crash risk. Journal of Adolescent Health 2015; 57 (1 Suppl):S24-35.
  6. Mayhew DR, Simpson HM, Pak A. Changes in collision rates among novice drivers during the first months of driving. Accident Analysis and Prevention 2003;35:683-91.
  7. McCartt AT, Shabanova VI, Leaf WA. Driving experiences, crashes, and teenage beginning drivers. Accident Analysis and Prevention 2003;35:311-320.
  8. Jonah BA, Dawson NE. Youth and risk: age differences in risky driving, risk perception, and risk utility. Alcohol, Drugs and Driving 1987;3:13–29.
  9. McDonald CC, Curry AE, Kandadai V, et. al. Comparison of teen and adult driver crash scenarios in a nationally representative sample of serious crashes. Accident Analysis and Prevention 2014;72:302-308.
  10. Simons-Morton B, Lerner N, Singer J. The observed effects of teenage passengers on the risky driving behavior of teenage drivers. Accident Analysis and Prevention 2005;37(6):973-982.
  11. Centers for Disease Control and Prevention. Youth Risk Behavior Surveillance System. 2017 YRBS Data User’s Guide [Online]. (June 2018). National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention, Division of Adolescent and School Health (producer). Available at https://www.cdc.gov/healthyyouth/data/yrbs/pdf/2017/2017_YRBS_Data_Users_Guide.pdf. Accessed 24 July 2018.
  12. Voas RB, Torres P, Romano E, et. al. Alcohol-related risk of driver fatalities: an update using 2007 data. Journal of Studies on Alcohol and Drugs. 2012;73(3):341-350.
  13. National Highway Traffic Safety Administration. Traffic Safety Facts 2016: Speeding. US Department of Transportation. Washington, DC; 2018. Available at: https://crashstats.nhtsa.dot.gov/Api/Public/ViewPublication/812480. Accessed 24 July 2018.
  14. National Highway Traffic Safety Administration. Traffic Safety Facts 2016: Young Drivers. US Department of Transportation. Washington, DC; 2018. Available at: https://crashstats.nhtsa.dot.gov/Api/Public/ViewPublication/812498. Accessed 24 July 2018.
  15. National Highway Traffic Safety Administration. Traffic Safety Facts 2016: Alcohol-Impaired Driving. US Department of Transportation. Washington, DC; 2017. Available at: http://www-nrd.nhtsa.dot.gov/Pubs/812450.pdf. Accessed 24 July 2018.
  16. Kahane CJ. Injury vulnerability and effectiveness of occupant protection technologies for older occupants and women. p. 216. 2013. https://crashstats.nhtsa.dot.gov/Api/Public/ViewPublication/811766. Accessed 24 July 2018
  17. Masten, S.V., Foss, R., & Marshall, S. Graduated driver licensing and fatal crashes involving 16-to 19-year-old drivers. JAMA 2011; 306, 1099-1103.
  18. McCartt, A.T., Teoh, E.R., Fields, M., et. al. Graduated licensing laws and fatal crashes of teenage drivers: a national study. Traffic Injury Prevention 2010; 11, 240-248.
  19. Russell, K.F., Vandermeer, B., Hartling, L. Graduated driver licensing for reducing motor vehicle crashes among young drivers. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011; 10, CD003300.
  20. Zhu, M., Cummings, P., Chu, H., et. al. Graduated licensing and motor vehicle crashes involving teenage drivers: an age-stratified meta-analysis. Morgantown, WV: Department of Community Medicine and Injury Control Research Center, West Virginia University.
TOP