Conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas

Cada día, 28 personas mueren en los Estados Unidos en choques vehiculares en los que manejaba una persona bajo los efectos del alcohol. Esto es una muerte cada 51 minutos.1 El costo anual de los choques relacionados con el alcohol suma más de 44 000 millones de dólares.2

Afortunadamente, hay medidas efectivas que pueden ayudar a prevenir que la conducción bajo los efectos del alcohol cause lesiones y muertes.

¿Cuál es la magnitud del problema?

  • En el 2015, murieron 10 265 personas en choques vehiculares atribuidos al consumo de alcohol, lo que representa casi un tercio (29%) de todas las muertes por choques de tránsito en los Estados Unidos.1
  • De las 1132 muertes de niños de entre 0 y 14 años causadas por choques viales en el 2015, hubo 209 (el 16 %) en las que un conductor estaba bajo los efectos del alcohol.1
  • En el 2015, casi 1.1 millones de conductores fueron arrestados por manejar bajo la influencia del alcohol o las drogas.3 Esto equivale al uno por ciento de los 111 millones de casos de conducción bajo los efectos del alcohol autorreportados entre adultos en los Estados Unidos cada año.4    
  • Además del alcohol, otras drogas (legales e ilegales), son un factor en alrededor del 16 % de los choques vehiculares.5
  • El consumo de marihuana está aumentando,6 y el 13 % de quienes conducen por la noche, los fines de semana, tiene marihuana en su organismo.7
  • Era un 25 % más probable que quienes consumían marihuana estuvieran involucrados en un choque, comparado con los conductores que no tenían evidencia de consumo de marihuana. Sin embargo, el riesgo más alto de estar involucrado en un choque entre quienes consumían marihuana tal vez pueda atribuirse a otros factores, como la edad y el sexo.5

¿Quiénes corren mayor riesgo?

Personas jóvenes:

  • Con respecto a todos los niveles de concentración de alcohol en la sangre (CAS), el riesgo de estar involucrado en un choque es más alto para los jóvenes que para las personas de más edad.8
  • Entre los conductores con niveles de CAS de 0.08 % o más altos involucrados en choques mortales en el 2015, casi tres de cada 10 tenía entre 21 y 24 años de edad (28 %). Los siguientes grupos más numerosos eran los de entre 25 y 34 años (27 %) y de entre 35 y 44 años (23 %).1

Motociclistas:

  • Entre los motociclistas que murieron en choques mortales en el 2015, el 27 % tenía un nivel de CAS de 0.08 % o más alto.1
  • Los motociclistas de entre 35 y 39 años tienen el porcentaje más alto de muerte con CAS de 0.08 % o más alta (37 % en el 2015).9

Conductores con condenas previas por manejar bajo los efectos del alcohol o las drogas (DWI, por sus siglas en inglés):

  • Era 4.5 veces más probable que los conductores con una CAS de 0.08 % o más alta que estuvieron involucrados en choques mortales hubieran tenido una condena previa por DWI, que los conductores sin alcohol en su organismo. (9 % y 2 %, respectivamente).1

¿Cuáles son los efectos de la concentración de alcohol en la sangre (CAS)?

La información en este cuadro muestra el nivel de concentración de alcohol en la sangre (CAS) en el cual por lo general el efecto comienza a observarse.

Concentración de Alcohol en la Sangre (CAS)* Efectos típicos Efectos predecibles en la conducción
.02 % Aproximadamente 2 tragos de bebidas alcohólicas**
  • Cierta pérdida de criterio
  • Relajación
  • Calor corporal leve
  • Estado de ánimo alterado
  • Disminución de las funciones visuales (seguimiento rápido de un objetivo en movimiento)
  • Disminución de la capacidad para desempeñar dos funciones al mismo tiempo (atención dividida)
.05 % Aproximadamente 3 tragos de bebidas alcohólicas**
  • Comportamiento exagerado
  • Posible pérdida de control de los músculos menores (por ejemplo, para enfocar la vista)
  • Criterio disminuido
  • Buena sensación (generalmente)
  • Estado de alerta disminuido
  • Desinhibición
  • Coordinación reducida
  • Capacidad reducida para seguir objetivos en movimiento
  • Dificultad para doblar al volante
  • Respuesta reducida frente a situaciones viales de emergencia
.08 % Aproximadamente 4 tragos de bebidas alcohólicas**
  • Coordinación muscular deficiente (por ejemplo, el equilibrio, el habla, la vista, el tiempo de reacción y la audición)
  • Mayor dificultad para detectar el peligro
  • Disminución del criterio, el autocontrol, el razonamiento y la memoria
  • Concentración
  • Pérdida de la memoria de corto plazo
  • Capacidad disminuida para controlar la velocidad
  • Capacidad disminuida para procesar información (por ejemplo, detección de señales, búsqueda visual)
  • Percepción disminuida
.10 % Aproximadamente 5 tragos de bebidas alcohólicas**
  • Claro deterioro del tiempo de reacción y del control
  • Dificultad para hablar, coordinación deficiente y lentitud para pensar
  • Capacidad reducida para mantenerse en el mismo carril y frenar de forma adecuada
.15% Aproximadamente 7 tragos de bebidas alcohólicas**
  • Mucho menos control muscular que lo normal
  • Posibilidad de vómitos (excepto si se alcanza este nivel lentamente o una persona ha desarrollado tolerancia al alcohol)
  • Pérdida pronunciada del equilibrio
  • Disminución considerable del control del vehículo, la atención para manejar y el procesamiento necesario de la información visual y auditiva
*Medición de la concentración de alcohol en la sangre

El número de tragos mencionado representa la cantidad aproximada de alcohol que un hombre de 160 libras (72.5 kilos) tendría que tomar en una hora para alcanzar la CAS señalada en cada categoría.

** Tamaño estándar de los tragos en los Estados Unidos

Un trago estándar equivale a 14.0 gramos (0.6 onzas) de alcohol puro. Por lo general, esta cantidad de alcohol puro se encuentra en lo siguiente:

  • 12 onzas (354 ml) de cerveza (con 5 % de contenido de alcohol).
  • 8 onzas (236 ml) de licor de malta (con 7 % de contenido de alcohol).
  • 5 onzas (147 ml) de vino (con 12 % de contenido de alcohol).
  • 1.5 onzas (44 ml) de bebida o licor destilados de 80 grados (con 40 % de contenido de alcohol) (p. ej., ginebra, ron, vodka o whisky).

Adaptado de The ABCs of BACpdf iconexternal icon, National Highway Traffic Safety Administration, 2005, y How to Control Your Drinking, WR Miller and RF Munoz, University of New Mexico, 1982.

¿Cómo se pueden prevenir las lesiones y las muertes por causa de la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas?

Algunas medidas eficaces:

  • Hacer respetar rigurosamente las actuales leyes sobre límites de concentración de alcohol en la sangre (CAS) de 0.08%, leyes sobre la edad mínima para conducir y leyes de tolerancia cero para los conductores menores de 21 años de edad en todos los estados.4,10
  • Exigir el uso de dispositivos de control de encendido del motor para todos los declarados culpables de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, incluidos quienes han sido condenados por primera vez.11
  • Establecer retenes para verificar que los conductores estén sobrios.12
  • Poner en práctica iniciativas de promoción de la salud que influyan en las decisiones económicas, organizativas, políticas, escolares y comunitarias.13,14
  • Aplicar enfoques comunitarios con respecto al control del consumo de alcohol y la prevención de la conducción bajo los efectos del alcohol (DWI).10,14,15
  • Exigir evaluación y tratamiento obligatorios con respecto al abuso del alcohol y las drogas para quienes tengan condenas por DWI, si fuese necesario.16
  • Aumentar el precio por unidad de las bebidas alcohólicas mediante un incremento de los impuestos.17

Áreas de investigación futura:

  • Reducción del límite legal de CAS a 0.05%.18-22
  • Pruebas de alcohol en la sangre obligatorias cada vez que un choque vehicular provoque lesiones.23
  • ¿Altera la marihuana la capacidad de manejar? ¿Cómo y a qué nivel?
  • ¿Aumenta el consumo de marihuana el riesgo de choques vehiculares?

¿Qué medidas de seguridad pueden tomar las personas?

Cuando sus planes sociales incluyan el alcohol o las drogas, planifique para no tener que manejar bajo sus efectos. Por ejemplo:

  • Si va a salir en grupo, designe a un conductor que no vaya a beber alcohol.
  • No deje que sus amigos manejen bajo los efectos del alcohol o las drogas.
  • Si ha estado consumiendo alcohol o drogas, pídale a alguien que lo lleve a casa o llame un taxi.
  • Si usted es el anfitrión de una fiesta en la cual se servirán bebidas alcohólicas, recuérdeles a sus invitados que planifiquen con anticipación y que designen al conductor que no tomará alcohol. Ofrezca bebidas sin alcohol y asegúrese de que todos sus invitados se vayan con un conductor sobrio.

Referencias

  1. Department of Transportation (US), National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). Traffic Safety Facts 2014 data: alcohol-impaired driving. Washington, DC: NHTSA; 2015 [cited 2016 Feb 5]. Available at URL: http://www-nrd.nhtsa.dot.gov/Pubs/812231.pdfpdf iconexternal icon.
  2. Blincoe LJ, Miller TR, Zaloshnja E, Lawrence BA. The economic and societal impact of motor vehicle crashes, 2010. (Revised). Washington, DC: NHTSA; 2015. [cited 2016 Feb 5]. Available at URL: http://www-nrd.nhtsa.dot.gov/pubs/812013.pdfpdf iconexternal icon.
  3. Department of Justice (US), Federal Bureau of Investigation (FBI). Crime in the United States 2015: Uniform Crime Reports. Washington (DC): FBI; 2016 [cited 2017 Jun 1]. Available at URL https://ucr.fbi.gov/crime-in-the-u.s/2015/crime-in-the-u.s.-2015/tables/table-29external icon.
  4. Jewett A, Shults RA, Banerjee T, Bergen G Alcohol-impaired driving among adults— United States, 2012. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2015;64(30):814-17. Available at URL: https://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm6430a2.htm
  5. Compton RP, Berning A. Traffic Safety Facts Research Note: drugs and alcohol crash risk. Washington, DC: NHTSA; 2015 [cited 2016 Feb 5]. Available at URL: http://www.nhtsa.gov/staticfiles/nti/pdf/812117-Drug_and_Alcohol_Crash_Risk.pdfpdf iconexternal icon.
  6. Substance Abuse and Mental Health Administration. Cannabis. 2015 6/2/2015 [cited 2015 Jul 17]. Available at URL: http://www.samhsa.gov/atod/cannabisexternal icon.
  7. Berning A, Compton R, Wochinger K. Results of the 2013–2014 National Roadside Survey of alcohol and drug use by drivers. Washington, DC: NHTSA; 2015 (DOT HS 812 118).
  8. Zador PL, Krawchuk SA, Voas RB. Alcohol-related relative risk of driver fatalities and driver involvement in fatal crashes in relation to driver age and gender: an update using 1996 data. Journal of Studies on Alcohol 2000;61:387-95.
  9. Department of Transportation (US), National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). Traffic Safety Facts 2015 data: motorcycles. Washington, DC: NHTSA; 2017 [cited 2017 Jun1]. Available at URL: http://www-nrd.nhtsa.dot.gov/Pubs/812353.pdfpdf iconexternal icon.
  10. Guide to Community Preventive Services. Motor vehicle-related injury prevention: reducing alcohol-impaired driving. [cited 2016 Feb 5]. Available at URL: http://www.thecommunityguide.org/mvoi/AID/index.htmlexternal icon.
  11. Guide to Community Preventive Services. Reducing alcohol-impaired driving: ignition interlocks. [cited 2016 Feb 5]. Available at URL: http://www.thecommunityguide.org/mvoi/AID/ignitioninterlocks.htmlexternal icon.
  12. Guide to Community Preventive Services. Reducing alcohol-impaired driving: publicized sobriety checkpoint programs. [cited 2016 Feb 5]. Available at URL: http://www.thecommunityguide.org/mvoi/AID/sobrietyckpts.htmlexternal icon.
  13. Hingson R, Sleet DA. Modifying alcohol use to reduce motor vehicle injury. In Gielen AC, Sleet DA, DiClemente R (Eds). Injury and Violence Prevention: Behavior change Theories, Methods, and Applications. San Francisco, CA: Jossey-Bass, 2006.
  14. Holder HD, Gruenewald PJ, Ponicki WR, et al. Effect of community-based interventions on high-risk drinking and alcohol-related injuries. JAMA 2000;284:2341-7.
  15. Shults RA, Elder RW, Nichols J, et al. Effectiveness of multicomponent programs with community mobilization for reducing alcohol-impaired driving. Am J Prev Med 2009;37(4):360-371.
  16. Higgins-Biddle J, Dilonardo J. Alcohol and highway safety: screening and brief intervention for alcohol problems as a community approach to improving traffic safety. Washington, DC: NHTSA; 2013 DOT HS 811 836.
  17. Guide to Community Preventive Services. Reducing excessive alcohol use: increasing alcohol taxes. [cited 2016 Feb 5]. Available at URL: http://www.thecommunityguide.org/alcohol/increasingtaxes.htmlexternal icon.
  18. Howat P, Sleet D, Smith I. Alcohol and driving: is the .05% blood alcohol concentration limit justified? Drug Alcohol Rev 1991;10(1):151-66.
  19. Wagenaar AC, Livingston MD, Staras SS. Effects of a 2009 Illinois alcohol tax increase on fatal motor vehicle crashes. Am J Public Health 2015;105(9):1880-5.
  20. Wagenaar AC, Maldonado-Molina MM, Ma L, et al. Effects of legal BAC limits on fatal crash involvement: analyses of 28 states from 1976 through 2002. J Safety Res 2007;38:493-9.
  21. Fell JC, Voas RB. The effectiveness of a 0.05 blood alcohol concentration (BAC) limit for driving in the United States. Addiction 2013;109:869-74.
  22. Blais E, Bellavance F, Marcil A, Carnis L. Effects of introducing an administrative .05% blood alcohol concentration limit on law enforcement patterns and alcohol-related collisions in Canada. Accid Anal Prev 2015;82:101-11.
  23. National Committee on Injury Prevention and Control. Injury prevention: meeting the challenge. New York, NY: Oxford University Press, 1989, p.124.
Esta página fue revisada el: 16 de junio de 2017
Fuente del contenido: