Ciertas afecciones como factor de riesgo

Ciertas afecciones y medicamentos pueden debilitar el sistema inmunitario y aumentar el riesgo de contraer la enfermedad meningocócica. Los CDC recomiendan la vacunación antimeningocócica para las personas con estas afecciones. Las recomendaciones varían según la edad, el tipo de vacuna y la afección.

Deficiencias persistentes de un componente del complemento

Pregúntele a un profesional de atención médica qué vacunas antimeningocócicas se recomiendan para usted o su hijo.

Los CDC recomiendan que las personas con una deficiencia persistente de un componente del complemento reciban dos vacunas antimeningocócicas, incluidas dosis de refuerzo a lo largo de su vida:

  • Vacuna antimeningocócica conjugada (MenACWY)
  • Vacuna antimeningocócica del serogrupo B (MenB)

Las deficiencias de un componente del complemento se refieren a trastornos del ‘sistema del complemento’, el cual ayuda al cuerpo a combatir las infecciones. Algunos ejemplos de deficiencias de un componente del complemento son la deficiencia de C3, C5-9, properdina, factor H y factor D. Estos trastornos son muy raros y por lo general genéticos.

Las personas que toman inhibidores del complemento como eculizumab (Soliris®) y ravulizumab (Ultomiris™) también están en mayor riesgo de contraer la enfermedad meningocócica. Con mayor frecuencia, los médicos recetan inhibidores del complemento para tres afecciones raras:

  • Síndrome urémico hemolítico atípico (SUHa), un trastorno de la sangre
  • Hemoglobinuria paroxística nocturna (HPN), un trastorno de la sangre
  • Miastenia grave (MG) generalizada, un trastorno que causa debilidad muscular

Obtenga más información sobre el riesgo de enfermedad meningocócica entre los pacientes que toman inhibidores del complemento.

Enfermedad meningocócica: lo que las personas que tienen el VIH necesitan saber

Hoja informativa sobre la enfermedad meningocócica: Lo que las personas que tienen el VIH necesitan saberpdf icon

Esta hoja informativa describe las consecuencias comunes de la enfermedad meningocócica, una enfermedad rara, pero muy grave. Las personas que tienen el VIH están en mayor riesgo de contraer la enfermedad meningocócica y deberían ponerse una vacuna antimeningocócica conjugada.

Asplenia funcional o anatómica

Los CDC recomiendan que las personas con asplenia funcional o anatómica reciban dos vacunas antimeningocócicas, incluidas dosis de refuerzo a lo largo de su vida:

  • MenACWY
  • MenB

Las personas con asplenia anatómica no tienen el bazo (por ejemplo, si fue extirpado quirúrgicamente). Las personas con asplenia funcional tienen el bazo, pero este no funciona como debería. Las personas con anemia de células falciformes tienen asplenia funcional. El bazo es un órgano importante para combatir las infecciones meningocócicas porque ayuda a producir anticuerpos y a filtrar bacterias.

Infección por el VIH

Los CDC recomiendan que las personas que tienen el VIH reciban una vacuna antimeningocócica conjugada, incluidas dosis de refuerzo a lo largo de su vida. Estas vacunas brindan protección contra la enfermedad meningocócica causada por los serogrupos A, C, W e Y. En las personas que tienen el VIH y que contraen la enfermedad meningocócica, 4 de cada 5 casos (80 %) son causados por los serogrupos C, W e Y. Tener un recuento de células CD4external icon bajo o una carga viral alta aumenta el riesgo de contraer la enfermedad meningocócica para las personas que tienen el VIH.

Obtenga más información sobre las recomendaciones con respecto a las vacunas antimeningocócicas.

Esta página fue revisada: el 31 de mayo del 2019