Viva bien con enfermedad de los riñones crónica

Mujer de pie sonriendo al aire libre

Tomar un rol activo en el manejo de la enfermedad de los riñones crónica lo ayudará a sentirse mejor y mejorará su bienestar general.

Tener un rol activo en el manejo de la enfermedad de los riñones crónica (CKD, por sus siglas en inglés) puede mejorar su bienestar general. Sepa qué puede hacer para sentirse lo mejor posible.

Unos riñones sanos que funcionen adecuadamente son esenciales para mantenerse sano. Si tiene enfermedad de los riñones crónica, sus riñones no pueden filtrar la sangre tan bien como deberían hacerlo y esto puede causar otros problemas de salud, como enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular.

Aunque no es posible revertir el daño a los riñones, usted puede tomar medidas para desacelerarlo. Tomar medicamentos recetados, ser físicamente activo y comer bien lo ayudará. También se sentirá mejor y mejorará su bienestar general.

Cuídese

Cuidar su salud lo hará sentir lo mejor posible. A continuación hay algunos consejos que pueden ayudarlo a manejar la enfermedad de los riñones crónica y mantenerse sano.

Tome sus medicamentos.

Algunos medicamentos están diseñados para prevenir problemas graves en el futuro. Es muy importante que tome todos los medicamentos recetados, incluso si se siente bien.

Verifique con su equipo de atención médica si piensa tomar medicamentos para el dolor o suplementos nutricionales. Estos a veces pueden afectar los riñones o interferir con los medicamentos. Si tiene preocupaciones acerca del medicamento que está tomando, o tiene efectos secundarios, hable con su equipo de atención médica.

Haga actividad física.

La actividad física es buena para cualquier persona con enfermedad de los riñones, ya sea que tenga enfermedad de los riñones crónica leve, moderada o grave. La actividad física puede aumentar su energía, ayudarlo a dormir, fortalecer sus huesos y evitar la depresión. También podría reducir su riesgo de tener problemas como enfermedades del corazón.

Si tiene enfermedad de los riñones crónica de leve a moderada, debería poder hacer actividad física con tanta frecuencia como alguien de la misma edad que la suya que tenga riñones sanos. Si tiene enfermedad de los riñones crónica en etapa más avanzada (o grave), es probable que se canse con más rapidez. Hable con su médico para saber cuál es la actividad física más adecuada para usted.

Hay algunas otras cosas que puede hacer para manejar la enfermedad de los riñones crónica:

  • Deje de fumar o no comience a hacerlo. Fumar puede empeorar la enfermedad de los riñones e interferir con los medicamentos que bajan la presión arterial.
  • Limite la cantidad de alcohol que beba. El alcohol puede aumentar su riesgo de tener presión arterial alta.
  • Mantenga su presión arterial por debajo de 140/90 mm Hg (o el valor objetivo que establezca su médico).
  • Si tiene diabetes, manténgase dentro de su nivel deseado de azúcar en la sangre lo más posible.
  • Durante la temporada de influenza, póngase la vacuna contra la influenza.

Si tiene enfermedad de los riñones crónica, coma bien.

Una alimentación saludable y balanceada puede ayudar a mejorar su salud general, y reducir su riesgo de presentar más problemas.

Aunque deba limitar la sal, ¡a sus alimentos no les tiene que faltar sabor! Sea creativo con el uso de hierbas, especias, mostaza y vinagres saborizados en sus recetas. Cocinar en casa en lugar de comer en restaurantes también lo ayudará a reducir el consumo de sal.

Si tiene diabetes y enfermedad crónica renal, encontrar los mejores alimentos para comer puede ser difícil. No se sienta abrumado por la lista de lo que no puede comer. Todavía hay muchos alimentos que puede disfrutar. Algunos alimentos que funcionan tanto para la diabetes como para la enfermedad de los riñones crónica incluyen:

  • Frutas: frutas del bosque, uvas, cerezas, manzanas, ciruelas
  • Verduras: coliflor, cebolla, berenjena, nabo
  • Proteínas: carnes magras (ave, pescado), huevos, mariscos o pescados sin sal
  • Carbohidratos: pan blanco, bagels, panecillos para sándwich, galletas saladas, pasta
  • Bebidas: agua, gaseosas de dieta claras, té sin endulzar

Infórmese más sobre los alimentos que funcionan para la diabetes y la enfermedad de los riñones crónica, y los que debe limitar o evitar.

¿Necesita una pequeña ayuda adicional? Un dietista o nutricionista registrado que se especialice en diabetes y enfermedad de los riñones crónica puede hacer sugerencias y ayudarlo a encontrar recetas sabrosas que funcionen para ambas dietas alimenticias. Su dietista o nutricionista también puede darle el apoyo y la confianza que usted necesita para manejar sus comidas y estar lo más sano posible.