Hágase pruebas para detectar la enfermedad crónica de los riñones

Doctora revisando resultados con paciente

Pídale a su médico que le haga pruebas para saber qué tan sanos están sus riñones.

Tal vez tenga un estómago fuerte y el corazón en el lugar correcto, pero ¿qué tan bien funcionan sus riñones? Si tiene factores de riesgo de enfermedad de los riñones, pídale a su médico que le haga pruebas para saber qué tan sanos están sus riñones.

Los riñones no son muy grandes, cada uno de ellos tiene el tamaño de un ratón de la computadora, pero trabajan mucho. Cada 30 minutos filtran toda la sangre de su cuerpo, eliminando los desechos, las toxinas y el exceso de líquido. También ayudan a controlar la presión arterial, estimulan la producción de glóbulos rojos (o células rojas) en la sangre, mantienen la salud de los huesos y regulan las sustancias químicas de la sangre que se necesitan para vivir.

Cada riñón está formado por millones de filtros pequeños llamados nefronas. Con el tiempo, las nefronas pueden presentar daños por la diabetes, la presión arterial altaexternal icon o por otras causas, y dejar de funcionar; esta afección se llama enfermedad crónica de los riñones o enfermedad renal crónica (ERC). Las nefronas sanas pueden compensar esto por un tiempo, pero si la enfermedad crónica de los riñones no se trata, por lo general empeora. La enfermedad crónica de los riñones puede ocasionar fallo de los riñones, también conocido como enfermedad terminal de los riñones (ESRD, por sus siglas en inglés) o enfermedad crónica de los riñones en etapa 5. Las personas con fallo de los riñones necesitarán recibir diálisis (un tratamiento que filtra la sangre) regularmente o un trasplante de riñón para poder sobrevivir.

La enfermedad crónica de los riñones y las mujeres

La enfermedad crónica de los riñones es más común en las mujeres que en los hombres, pero menos mujeres reciben diálisis. ¿Por qué?

Una razón es que la enfermedad crónica de los riñones progresa más lentamente en las mujeres, por lo que no necesitan diálisis tan pronto como los hombres. Pero la concientización podría desempeñar un papel aún más grande. En comparación con los hombres, es menos probable que las mujeres sepan que tienen enfermedad crónica de los riñones en etapas más avanzadas, por lo que con frecuencia comienzan a recibir diálisis más tarde o no la reciben.

Si cree que una amiga o un miembro de su familia podría tener el riesgo de enfermedad crónica de los riñones, aliéntelo para que apunte en su calendario un chequeo de los riñones. ¡El tratamiento puede mejorar la salud de sus riñones!

¿Podría este ser su caso?

Se estima que aproximadamente un 15 % de los adultos de los EE. UU. (37 millones de personas) tienen enfermedad crónica de los riñones, pero como en las primeras etapas de esta enfermedad no hay signos ni síntomas, la mayoría de las personas no saben que la tienen. Pídale a su médico que le haga pruebas si tiene cualquiera de estos factores de riesgo de la enfermedad crónica de los riñones:

  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Enfermedad del corazón
  • Antecedentes familiares de enfermedad crónica de los riñones

También es importante notar que los afroamericanos, los hispanos/latinoamericanos y los indoamericanos tienen un riesgo mayor de presentar enfermedad crónica de los riñones.

Su caso podría ser diferente

La presión arterial alta y la diabetes son las causas principales de la enfermedad crónica de los riñones. Aproximadamente 1 de cada 3 adultos con diabetes y 1 de cada 5 adultos con presión arterial alta podrían tener enfermedad crónica de los riñones. Además, el número de jóvenes con diabetes tipo 2 está aumentando. Esto es importante porque tener diabetes por más tiempo significa más tiempo para presentar complicaciones de esta enfermedad, entre ellas la enfermedad crónica de los riñones.

La diabetes es la causa más común del fallo de los riñones, responsable por el 44 % de los casos nuevos. Los afroamericanos tienen alrededor de 3 veces más probabilidades de presentar fallo de los riñones que los blancos. Los hispanos tienen alrededor de un 35 % más de probabilidades de presentar fallo de los riñones que los que no son hispanos. Y hay una diferencia entre los sexos: los hombres tienen casi un 65 % más probabilidades de presentar fallo de los riñones, en comparación con las mujeres.

Doctor y paciente

¿Se va a hacer un chequeo médico? Asegúrese de que también le revisen los riñones.

Detéctela temprano, trátela temprano

Si tiene riesgo de presentar enfermedad de los riñones, pida que le revisen los riñones de manera regular. Esto lo hace su médico con unos análisis simples de sangre y orina. Si llega a tener enfermedad crónica de los riñones, las pruebas periódicas son su mejor oportunidad para detectarla temprano. El tratamiento temprano es más eficaz y puede ayudar a prevenir otros problemas de salud.

Su plan de tratamiento y manejo podría incluir tomar medicamentos y hacer cambios de estilo de vida, entre ellos la selección de alimentos saludables y hacer actividad física, así como esforzarse por mantener sus números de azúcar en la sangre y de presión arterial tan cerca de su objetivo como pueda.

Buenos consejos para los riñones

  • Mantenga la presión arterial debajo de 140/90 mm de Hg (o en el objetivo que su médico establezca para usted).
  • Si tiene diabetes, mantenga el nivel de azúcar en la sangre lo más cerca que pueda del objetivo establecido.
  • Sea activo; la actividad física ayuda a manejar la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre.
  • Baje de peso si tiene sobrepeso.
  • Hágase pruebas de detección de la enfermedad crónica de los riñones con regularidad si tiene riesgo de presentarla.
  • Si usted tiene enfermedad crónica de los riñones, consulte a un dietista o nutricionista a fin de crear un plan de alimentación saludable para los riñones. Es posible que tenga que cambiar el plan a medida que envejezca o si su estado de salud cambia.
  • Tome los medicamentos según las instrucciones, y pregunte a su médico acerca de un tipo de medicamentos para la presión arterial que además de disminuir la presión arterial podrían proteger sus riñones.
  • Si fuma, deje de fumar. Fumar puede empeorar la enfermedad de los riñones y alterar los efectos de los medicamentos que bajan la presión arterial.
  • Si tiene diabetes, incluya a un médico de los riñones (nefrólogo) en su equipo de cuidados de salud.

La prediabetes y la prevención de la enfermedad crónica de los riñones

En personas con prediabetes, los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, pero todavía no han llegado a niveles tan altos como para que se pueda diagnosticar la diabetes. Las personas con prediabetes tienen un riesgo mayor de presentar diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y derrames cerebrales. Si tiene prediabetes, la prevención o el retraso de la diabetes tipo 2 también puede ayudar a prevenir la enfermedad de los riñones. Visite DoIHavePrediabetes.orgexternal icon para saber su riesgo de prediabetes. Este sitio web tiene un breve cuestionario, consejos sobre el estilo de vida y enlaces a programas de prevención en todo el país que son reconocidos por los CDC como parte del Programa Nacional de Prevención de la Diabetes.

El seguimiento de la enfermedad crónica de los riñones

La enfermedad crónica de los riñones tiene una enorme carga en la salud, la calidad de vida y los costos del cuidado de la salud, y es una prioridad nacional de salud pública. El Sistema de Vigilancia de la ERC documenta y monitorea la enfermedad crónica de los riñones y sus factores de riesgo en los Estados Unidos, y hace el seguimiento de los avances en la prevención, la detección y el manejo de la enfermedad crónica de los riñones.

Esta página fue revisada: el 26 de octubre del 2021