Riesgo de VIH entre personas que intercambian relaciones sexuales por dinero o artículos en los Estados Unidos

Datos breves
  • La transmisión ocupacional del VIH a trabajadores de la salud es bastante infrecuente.
  • Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan usar mecanismos y barreras de seguridad adecuadamente para prevenir la exposición al VIH en los entornos de atención médica.
  • Los CDC han elaborado recomendaciones para los trabajadores que están expuestos, a fin de reducir al mínimo el riesgo de contraer el VIH.

El término “personas que intercambian relaciones sexuales por dinero o artículos no monetarios” (en adelante, “personas que intercambian relaciones sexuales”), incluye a una amplia gama de personas que comercializan el sexo para obtener un ingreso u otros artículos como alimentos, drogas, medicamentos y un lugar para vivir. Las personas que intercambian relaciones sexuales están en mayor riesgo de contraer o transmitir el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) porque es más probable que tengan conductas sexuales riesgosas (por ejemplo, tener relaciones sexuales sin condón o con varias parejas sexuales) y que consuman sustancias intoxicantes. Las personas que intercambian relaciones sexuales con más regularidad como fuente continua de ingresos están en mayor riesgo de contraer el VIH que aquellas que lo hacen infrecuentemente. Las personas que participan en este tipo de actividad incluyen damas o caballeros de compañía, quienes trabajan en salones de masaje, burdeles y en la industria de películas para adultos; bailarines de cabaré; quienes ejercen la prostitución bajo la reglamentación de leyes estatales (como en Nevada); y hombres, mujeres y personas transexuales que practican relaciones sexuales de subsistencia (por ejemplo, el intercambio de relaciones sexuales para cubrir las necesidades cotidianas básicas). Para cualquiera de las personas mencionadas anteriormente el sexo puede ser consensual o no consensual.

Es importante que las personas que intercambian relaciones sexuales se hagan la prueba del VIH con regularidad y que sepan si tienen el VIH, ya que saberlo ayuda a determinar las mejores opciones de prevención o de atención médica:

  • Los condones son altamente eficaces para evitar que una persona contraiga o transmita la infección por el VIH, siempre que se utilicen de la manera correcta cada vez durante las relaciones sexuales.
  • Para las personas que son VIH negativas, las opciones de prevención como la profilaxis prexposición (PrEP), y tomar medicamentos diarios para la prevención del VIH pueden ser beneficiosas.
  • Para las personas que tienen el VIH, tomar los medicamentos para tratar el VIH (llamadas terapia antirretroviral o TARV) de la manera correcta todos los días puede ayudar a que se mantengan saludables y a reducir considerablemente sus probabilidades de transmitir el VIH a otras personas.

Desafíos para la prevención

Falta de datos

Existe una falta de estudios basados en la población de las personas que intercambian relaciones sexuales, aunque se han realizado investigaciones en algunos entornos de manera individual, como cárceles y clubes de baile de cabaré. No obstante, la naturaleza ilegal —y a menudo penalizada— del sexo comercial, dificulta la recolección de datos a nivel poblacional sobre el riesgo de VIH en esta población. Esta falta de datos causa grandes obstáculos para la elaboración de iniciativas de prevención del VIH en esta población.

Factores socioeconómicos

Muchas de las personas que intercambian relaciones sexuales afrontan estigmatización, pobreza y falta de acceso a la atención médica y otros servicios sociales; todo esto representa desafíos para las actividades de prevención del VIH. Las investigaciones existentes muestran que:

  • Muchas de las personas que intercambian relaciones sexuales tienen antecedentes de falta de vivienda, desempleo, encarcelamiento, problemas de salud mental, violencia, consumo de drogas, y abuso emocional, físico y sexual.
  • Algunas personas transexuales podrían recurrir al sexo comercial debido a la discriminación y la falta de oportunidades económicas. Pueden intercambiar relaciones sexuales a fin de generar ingresos para pagar el alquiler, drogas, medicamentos, hormonas y operaciones de cambio de sexo.

Factores de riesgo sexuales

Las personas que intercambian relaciones sexuales posiblemente no usen condones en forma constante. Hay varios factores que podrían contribuir con este comportamiento, incluidos los siguientes:

  • Factores económicos. Las personas que intercambian relaciones sexuales podrían recibir más dinero si no usan condón.
  • Tipo de pareja. Las personas que intercambian relaciones sexuales podrían usar condones menos frecuentemente con sus clientes regulares que con los clientes que tienen una sola vez, e incluso aún menos frecuentemente con sus parejas íntimas.
  • Dinámica de poder. Las desigualdades de poder en la relación entre las personas que intercambian relaciones sexuales y sus clientes podrían dificultar la negociación del uso de condones.

Otros factores de riesgo para esta población incluyen:

  • Múltiples parejas de alto riesgo; por ejemplo, parejas que no saben si tienen el VIH u otras ETS.
  • Más dinero por las relaciones sexuales con parejas que se sabe que son VIH positivas.

Consumo de drogas y alcohol

Existe un fuerte vínculo entre el sexo comercial y el uso de drogas y alcohol. Las personas que intercambian relaciones sexuales, si están bajo los efectos de drogas o alcohol, podrían tener menor capacidad para tomar decisiones, participar en prácticas sexuales más riesgosas (como el sexo anal) y tener dificultad para negociar una relación sexual más segura con sus clientes (como con el uso de condones). Las personas que intercambian relaciones sexuales por drogas tienden a tener más clientes, usar condones menos frecuentemente y tener más probabilidades de compartir agujas y otros implementos para drogarse.

Saber si se tiene el VIH

Muchas personas que intercambian relaciones sexuales posiblemente no sepan si tienen el VIH por las siguientes razones:

  • No saben adónde ir para obtener los servicios disponibles.
  • No se sienten cómodas compartiendo la información sobre sus antecedentes sexuales y de consumo de sustancias intoxicantes, lo cual es parte del protocolo para la prueba del VIH.

Algunas personas que saben si tienen el VIH podrían no estar dispuestas a buscar o mantener atención médica por los siguientes motivos:

  • Desconfianza en el sistema de salud.
  • Preocupación de que podrían perder sus ingresos si se encuentra que son VIH positivas.
  • Circunstancias económicas y otros obstáculos (p. ej., seguro médico) que afectan su acceso a la atención médica.

Qué están haciendo los CDC

Los CDC y sus socios están trabajando en un enfoque de prevención de alto impacto para avanzar hacia las metas de la Estrategia Nacional del VIH/SIDAexternal icon, que fue actualizada recientemente, y así, maximizar la eficacia de los métodos actuales de prevención del VIH entre las personas que intercambian relaciones sexuales. Las actividades incluyen las siguientes:

  • Apoyo y asistencia técnica para ayudar a las organizaciones comunitarias a implementar intervenciones dirigidas a las personas que intercambian relaciones sexuales (es decir, distribución de condones, movilización comunitaria, pruebas del VIH y redes coordinadas de remisiones o referidos).
  • Apoyo para las intervenciones conductuales eficaces sobre el VIH, como Community PROMISE, que es un programa de prevención del VIH y ETS a nivel comunitario que está dirigido a una variedad de poblaciones (incluidas las personas que intercambian relaciones sexuales) y distribuye materiales de prevención entre las redes sociales mediante el uso de historias de personas ejemplares y la ayuda de personas de estas mismas poblaciones.
  • Actúa contra el SIDA, que es una iniciativa nacional que se centra en aumentar la concientización, combatir el estigma y reducir el riesgo de infección por el VIH en las poblaciones que están en riesgo.
  • Programas Integrales de Prevención del VIH para los Departamentos de Salud, que es una iniciativa a 5 años de duración para la prevención del VIH para departamentos de salud de estados, territorios y ciertas ciudades, incluidos aquellos que prestan servicios a personas que están en riesgo de contraer la infección por el VIH porque intercambian relaciones sexuales. A partir del 2012, los CDC han otorgado al menos 330 millones de dólares en subvenciones al año ($343.7 millones en el 2015) a través de esta oportunidad de financiamiento.
  • Evaluación de la prevalencia del VIH, los comportamientos de riesgo y el uso de servicios entre las mujeres que intercambian relaciones sexuales, en cinco ciudades; como parte del ciclo heterosexual del Sistema Nacional de Vigilancia del Comportamiento Relacionado con el VIH (NHBS), 2016.

  1. UNAIDS. Guidance Note on HIV and Sex Work. http://www.unaids.org/en/resources/documents/2012/20120402_UNAIDS-guidance-note-HIV-sex-workexternal icon. Consultado el 2 de noviembre de 2015.
  2. Abad N, Baack BN, O’Leary A, Mizuno Y, Herbst JH, Lyles CM. A systematic review of HIV and STI behavior change interventions for female sex workers in the United States. AIDS and Behavior. 2015;1701-19. PubMed abstract.external icon
  3. Walls NE, Bell S. Correlates of engaging in survival sex among homeless youth and young adults. J Sex Res 2011;48(5):423-36. PubMed abstractexternal icon.
  4. Sherman SG, Lilleston P, Reuben J. More than a dance: the production of sexual health risk in the exotic dance clubs in Baltimore, USA. Soc Sci Med 2011;73(3):475-81. PubMed abstractexternal icon.
  5. Poteat T, Wirtz AL, Radix A, Borquez A, Silva-Santisteban A, Deutsch MB, Khan SI, Winter S, Operario D. HIV risk and preventive interventions in transgender women sex workers. Lancet 2015;385(9964):274-86. PubMed abstractexternal icon.
  6. Parvez F, Katyal M, Alper H, Leibowitz R, Venters H. Female sex workers incarcerated in New York City jails: prevalence of sexually transmitted infections and associated risk behaviors. Sex Transm Infect 2013;89(4):280-4. PubMed abstract.external icon
  7. Duff P, Shoveller J, Dobrer S, Ogilvie G, Montaner J, Chettiar J, Shannon K. The relationship between social, policy and physical venue features and social cohesion on condom use for pregnancy prevention among sex workers: a safer indoor work environment scale. J Epidemiology Community Health 2015;69(7):666-72. PubMed abstract.external icon
  8. Harawa NT, Bingham TA. Exploring HIV prevention utilization among female sex workers and male-to-female transgenders. AIDS Educ Prev 2009;21(4):356-71. PubMed abstractexternal icon.
  9. Bith-Melander P, Sheoran B, Sheth L, et al. Understanding sociocultural and psychological factors affecting transgender people of color in San Francisco. J Assoc Nurses AIDS Care 2010;21(3):207-20. PubMed abstractexternal icon.
  10. Pinkham S, Malinowska-Sempruch K. Women, harm reduction and HIV. Reprod Health Matters 2008;16(31):168-81. PubMed abstractexternal icon.
  11. McMahon JM, Tortu S, Pouget ER, Hamid R, Neaigus A. Contextual determinants of condom use among female sex exchangers in East Harlem, NYC: an event analysis. AIDS Behav 2006;10(6):731-41. PubMed abstractexternal icon.
  12. CDC. Monitoring selected national HIV prevention and care objectives by using HIV surveillance data: United States and 6 dependent areas—2013pdf icon. HIV Surveillance Supplemental Report 2015;20(2). Consultado el 30 de julio de 2015.
  13. McCree DH, Cosgrove S, Stratford D, et al. Sexual and drug use risk behaviors of long-haul truck drivers and their commercial sex contacts in New Mexicoexternal icon. Public Health Rep 2010;125(1):52-60.
  14. Chen YH, McFarland W, Raymond HF. Behavioral surveillance of heterosexual exchange-sex partnerships in San Francisco: context, predictors and implications. AIDS Behav 2011;15(1):236-42. PubMed abstractexternal icon.
  15. Shannon K, Strathdee S, Goldenberg S, et al. HIV infection among female sex workers in concentrated and high prevalence epidemics: why a structural determinants framework is neededexternal icon. Curr Opin HIV AIDS 2014;9:174-82.
  16. Amom J, Wurth M, McLemore, M. Evaluating human rights advocacy on criminal justice and sex work.external icon Health Human Rights 2015;17(1):E91-E101.