El VIH y las personas que se inyectan drogas

syringe icon

Las personas que se inyectan drogas (PWID, por sus siglas en inglés) tienen un riesgo muy alto de contraer el VIH si usan agujas, jeringas u otros implementos de inyección —por ejemplo, calentadores— que haya usado alguien que tiene el VIH. En los últimos años se ha reducido la cantidad de diagnósticos nuevos de infección por el VIHa entre las personas que se inyectan drogas, tanto en los 50 estados como en el Distrito de Columbia. Sin embargo, el consumo de drogas inyectables en las áreas no urbanas ha presentado desafíos para la prevención, y puesto a nuevas poblaciones en riesgo de contraer el VIH.

Las cifras

Diagnósticos de infección por el VIH

De los 38 739 diagnósticos de infección por el VIH en los Estados Unidos (EE. UU.) y áreas dependientes en el 2017, 1 de cada 10 (3641) fue entre personas que se inyectan drogas, 2625 entre los hombres que se inyectan drogas y 1016 entre las mujeres que se inyectan drogas.

Las personas que se inyectan drogas representaron el 9 % (3641)b de los 38 739 diagnósticos de infección por el VIH en los Estados Unidos y áreas dependientesc en el 2017 (2389 casos se atribuyeron al consumo de drogas inyectables y 1252 al contacto sexual entre hombres y consumo de drogas inyectables).

Diagnósticos nuevos de infección por el VIH entre personas que se inyectan drogas, en los EE. UU. y áreas dependientes, 2017*

Por sexo

Por sexo, mujeres es igual a 28 por ciento (1016); hombres es igual a 72 por ciento (2625)

Por edad

Por edad, de 13 a 24 es igual a 12 por ciento (422); de 25 a 34 es igual a 33 por ciento (1214); de 35 a 44 es igual a 23 por ciento (846); de 45 a 54 es igual a 18 por ciento (659); de 55 y mayores es igual a 14 por ciento (496)

Por raza o grupo étnico

Por raza o grupo étnico, raza blanca es igual a 45 por ciento (16240; raza negra o afroamericanos(as) es igual a 29 por ciento (1050); hispanos o latinos es igual a 22 por ciento (787); otra raza o grupo étnico es igual a 5 por ciento (179)

* Incluye las infecciones atribuidas al contacto sexual entre hombres y consumo de drogas inyectables (hombres que indicaron tener ambos factores de riesgo).

Las personas hispanas o latinas pueden ser de cualquier raza.

Las categorías de transmisión dentro del sistema de vigilancia de los CDC son consumo de drogas inyectables por hombres, contacto sexual entre hombres y consumo de drogas inyectables, y consumo de drogas inyectables por mujeres.

Source: CDC. Diagnoses of HIV infection in the United States and dependent areas, 2017 pdf icon[PDF – 6 MB]. HIV Surveillance Report 2018;29.

Diagnósticos nuevos de infección por el VIH entre personas que se inyectan drogas, en los EE. UU. y áreas dependientes, por categoría de transmisión, raza o grupo étnico y sexo, 2017

Esta gráfica muestra la cantidad de diagnósticos nuevos de infección por el VIH en los Estados Unidos y áreas dependientes entre las personas que se inyectan drogas, por categoría de transmisión, raza o grupo étnico y edad, en el 2017. Hombres de raza negra o afroamericanos que se inyectan drogas es igual a 431; hombres hispanos o latinos que se inyectan drogas es igual a 360; hombres de raza blanca que se inyectan drogas es igual a 527; hombres gais y bisexuales de raza negra o afroamericanos que se inyectan drogas es igual a 263; hombres gais y bisexuales hispanos o latinos que se inyectan drogas es igual a 286; hombres gais y bisexuales de raza blanca que se inyectan drogas es igual a 141; mujeres de raza negra o afroamericanas que se inyectan drogas es igual a 527; mujeres hispanas o latinas que se inyectan drogas es igual a 625; mujeres de raza blanca que se inyectan drogas es igual a 472.

Source: CDC. Diagnoses of HIV infection in the United States and dependent areas, 2017 pdf icon[PDF – 6 MB]. HIV Surveillance Report 2018;29.

Diagnósticos de infección por el VIH entre las personas que se inyectan drogas, en los 50 estados y el Distrito de Columbia, 2010-2016*

Esta gráfica muestra las tendencias en los diagnósticos de infección por el VIH entre las personas que se inyectan drogas, del 2010 al 2016. La cantidad de diagnósticos de infección por el VIH en personas que se inyectan drogas se redujo el 31 por ciento en general. Entre las personas de raza negra o afroamericanas que se inyectan drogas, la cantidad de diagnósticos de infección por el VIH se redujo el 52 por ciento; entre las personas hispanas o latinas que se inyectan drogas, la cantidad de diagnósticos de infección por el VIH se redujo el 30 por ciento, y entre las personas de raza blanca que se inyectan drogas, la cantidad de diagnósticos de infección por el VIH se mantuvo estable.

* Incluye las infecciones atribuidas al contacto sexual entre hombres y consumo de drogas inyectables (hombres que indicaron tener ambos factores de riesgo).

Source: CDC. NCHHSTP AtlasPlus.

living with HIV thumbnail

Personas que tienen el VIH

Una cantidad estimada de 189 600 PWID tenía el VIH a finales del 2016b en los 50 estados y el Distrito de Columbia. De estas, el 93 % había recibido el diagnóstico. En comparación, el 86 % de todas las personas en los Estados Unidos con el VIH había recibido el diagnóstico.

Atención médica entre las PWID con el VIH en los 50 estados y el Distrito de Columbia, 2015

Esta gráfica muestra la atención médica del VIH entre las PWID con VIH en el 2015. PWID de sexo femenino que recibieron algo de atención médica para el VIH es igual a 68 por ciento; PWID de sexo femenino que se mantuvieron bajo atención médica es igual a 54 por ciento; PWID de sexo femenino que habían logrado la supresión viral es igual a 52 por ciento; PWID de sexo masculino (no incluidos los hombres gais y bisexuales) que recibieron algo de atención médica para el VIH es igual a 59 por ciento; PWID de sexo masculino (no incluidos los hombres gais y bisexuales) que se mantuvieron bajo atención médica es igual a 48 por ciento; PWID de sexo masculino (no incluidos los hombres gais y bisexuales) que habían logrado la supresión viral es igual a 46 por ciento; PWID de sexo masculino gais y bisexuales que recibieron algo de atención médica para el VIH es igual a 72 por ciento; PWID de sexo masculino gais y bisexuales que se mantuvieron bajo atención médica es igual a 57 por ciento; PWID de sexo masculino gais y bisexuales que habían logrado la supresión viral es igual a 56 por ciento.
graphic of a pill bottle

Las personas con el VIH que toman los medicamentos según las indicaciones, y que logran y mantienen un nivel de carga viral indetectable (o mantienen la supresión viral), no tienen efectivamente ningún riesgo de transmitirles el virus a sus parejas VIH negativas a través de las relaciones sexuales.

Mantener un nivel de carga viral indetectable probablemente reduce el riesgo de transmitir el VIH cuando se comparten agujas u otros implementos de inyección. Pero no sabemos cuánto reduce este riesgo.

Muertes

En el 2016 murieron 4929 PWID con diagnóstico de infección por el VIH en los EE. UU. y áreas dependientes.b Estas muertes podrían haberse debido a cualquier causa.

Desafíos para la prevención

  • La crisis de opioides recetados y heroína ha llevado a un aumento en la cantidad de personas que se inyectan drogas, lo cual pone en riesgo de contraer el VIH a poblaciones nuevas. La crisis ha afectado de manera desproporcionada a las áreas no urbanas, donde las tasas de prevalencia del VIH han sido históricamente bajas. Estas áreas tienen servicios limitados para la prevención y tratamiento del VIH y para el tratamiento del trastorno por consumo de sustancias.
  • Las prácticas de alto riesgo, de compartir agujas, jeringas y otros implementos de inyección (p. ej., calentadores) son comunes entre las personas que se inyectan drogas. En un estudio de ciudades con altos niveles de infección por el VIH, el 40 % de las PWID nuevas (aquellas que se habían estado inyectando drogas por cinco años o menos) indicó compartir las jeringas. Entre el 2005 y el 2015, el porcentaje de PWID que compartía jeringas se redujo un 34 % entre las de raza negra o afroamericanasd y un 12 % entre las hispanas o latinase, pero no se redujo entre las de raza blanca. Las PWID jóvenes (de menos de 30 años) tienen más probabilidades que las de más edad de compartir jeringas.
  • Las PWID también podrían tener comportamientos sexuales de riesgo, como relaciones sexuales sin protección (por ejemplo, sin usar condones o sin tomar medicamentos para prevenir o tratar el VIH), relaciones sexuales con múltiples parejas o intercambio de sexo por dinero o drogas. Se ha hallado en estudios que las PWID jóvenes tienen más probabilidades que las mayores de tener relaciones sexuales sin condón, más de una pareja sexual y parejas sexuales que también se inyectan drogas.
  • Hay factores sociales y económicos que limitan el acceso de las PWID a servicios de prevención y tratamiento del VIH. En un estudio de ciudades con altos niveles de infección por el VIH, más de la mitad (56 %) de las PWID con el VIH indicó que no tuvo hogar, el 25 % que estuvo encarcelada y el 16 % que no tuvo seguro médico en los últimos 12 meses.
  • Las PWID pueden enfrentar estigma y discriminación. A pesar de que el consumo de drogas inyectables es un problema médico que requiere tratamiento, a menudo se lo ve solamente como una actividad delictiva. El estigma y la falta de confianza en el sistema de atención médica podrían impedir que las PWID busquen hacerse la prueba, y recibir atención médica y tratamiento para el VIH.
  • Las PWID podrían no tener acceso a tratamiento para el trastorno por consumo de sustancias, incluido el tratamiento con ayuda de medicamentos. El tratamiento con ayuda de medicamentos (MAT, por sus siglas en inglés) puede reducir el riesgo de infección por el VIH entre las PWID al reducir la frecuencia de inyección. Asimismo, es más probable que las PWID que tienen el VIH tomen los medicamentos para el VIH según la receta médica si reciben MAT. Las barreras para el MAT podrían incluir la falta de profesionales que lo receten, cuestiones legales y regulatorias, cobertura de seguro y no entender su uso correctamente.
  • Las PWID también están en riesgo de contraer otras enfermedades que se transmiten por la sangre y el contacto sexual. Tener otra enfermedad de transmisión sexual (ETS) puede aumentar sustancialmente las probabilidades de contraer o transmitir el VIH a través de las relaciones sexuales, a menos que el integrante de la pareja que tiene el VIH tenga una carga viral indetectable. En el caso de las personas con el VIH, contraer la hepatitis B o C las puede poner en mayor riesgo de tener complicaciones graves, que pueden causar la muerte.

Qué están haciendo los CDC

Los CDC y las organizaciones socias están adoptando un enfoque de prevención de gran impacto a fin de maximizar la eficacia de los métodos de prevención del VIH actuales y aumentar lo que se sabe acerca de las experiencias de las PWID y los riesgos que enfrentan. Por ejemplo, los CDC:

  • Adjudicaron aproximadamente 400 millones de dólares al año a departamentos de salud para los esfuerzos de vigilancia y prevención en virtud del nuevo acuerdo integrado de cooperación para la vigilancia y prevención del VIH Esta adjudicación dirige recursos a las poblaciones y áreas geográficas de mayor necesidad, al tiempo que apoya los esfuerzos centrales de vigilancia y prevención del VIH en todos los Estados Unidos.
  • Adjudicaron aproximadamente 42 millones de dólares al año a organizaciones comunitarias, en virtud del acuerdo de cooperación principal con organizaciones comunitarias. Los recursos que provee esta adjudicación apoyan la aplicación de estrategias de prevención del VIH eficaces a las personas con el mayor riesgo.
  • Adjudicaron un nuevo acuerdo de cooperación en el 2019 con el fin de fortalecer la capacidad y mejorar el rendimiento de la fuerza de trabajo de prevención del VIH de los Estados Unidos. Entre los elementos nuevos se incluyen proveedores de dedicación exclusiva para las capacitaciones en línea y presenciales a nivel nacional, y asistencia técnica individualizada dentro de cuatro regiones geográficas.
  • Brindan apoyo a los programas de intervención que ofrecen servicios a las PWID, como Community PROMISE, que es un programa de prevención del VIH a nivel comunitario que usa las historias de modelos a seguir y defensores de la población objetivo para distribuir materiales de prevención en las redes sociales.
  • Proveen una guía sobre cuáles actividades del programa de servicios de jeringas (SSP, por sus siglas en inglés) se pueden apoyar con los fondos de los CDC y cómo los programas financiados por los CDC pueden solicitar destinar recursos para apoyar SSP. Los SSP juegan un papel clave en prevenir el VIH y otros problemas de salud entre las PWID. Estos programas proporcionan acceso a jeringas estériles y a educación sobre la reducción de riesgos, y ofrecen otros servicios integrales, tales como ayuda para dejar el consumo inadecuado de sustancias; pruebas de detección del VIH, la hepatitis B y la hepatitis C y vinculación al tratamiento; y otros servicios de prevención.
  • Usan tecnología de avanzada para detectar y responder a los conglomerados de transmisión del VIH y brindan apoyo a la respuesta a los brotes de infecciones por el VIHpdf icon a nivel estatal y local que se rastrean al consumo de drogas inyectables.
  • Dan apoyo a programas para que apliquen enfoques biomédicos de prevención y tratamiento del VIH a PWID, como profilaxis prexposición (PrEP) a las personas con alto riesgo, profilaxis posexposición (PEP) para reducir las probabilidades de infección después de una exposición y terapia antirretroviral (TARV) o medicamentos diarios para tratar el VIH.
  • Mantiene el Sistema Nacional de Vigilancia del Comportamiento Relacionado con el VIH (NHBS) entre las poblaciones con riesgo de contraer el VIH. Cada tres años el NHBS recoge información sobre comportamientos e infecciones por el VIH de PWID en jurisdicciones con alta prevalencia de VIH; esto incluye comportamientos sexuales y de consumo de drogas riesgosos, comportamientos relacionados con hacerse la prueba y el uso de servicios de prevención del VIH.

a Diagnósticos de infección por el VIH se refiere a la cantidad de personas que recibieron un diagnóstico de infección por el VIH durante un periodo determinado, no al momento en que contrajeron la infección.
b Incluye las infecciones atribuidas al consumo de drogas inyectables y aquellas atribuidas al contacto sexual entre hombres y al consumo de drogas inyectables (hombres que indicaron tener ambos factores de riesgo).
c A menos que se indique lo contrario, el término Estados Unidos (EE. UU.) incluye a los 50 estados, el Distrito de Columbia y las 6 áreas dependientes: Samoa Estadounidense, Guam, Islas Marianas del Norte, Puerto Rico, la República de Palaos y las Islas Vírgenes de los EE. UU.

d De raza negra se refiere a las personas que tienen sus orígenes en alguno de los grupos raciales negros de África, incluidos los inmigrantes del Caribe, Sudamérica y América Latina. Afroamericano/a es un término que a menudo se usa para referirse a los estadounidenses de ascendencia africana que tienen ancestros en América del Norte. Las personas podrían identificarse con uno de los términos, con ambos o elegir una identidad totalmente diferente.

e Las personas hispanas o latinas pueden ser de cualquier raza.

Vea esta Página en:pdf icon PDF [2M]
Esta página fue revisada el: 3 de febrero de 2020