Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

El VIH entre personas transgénero

Terminología

Transgénero es un término que define a las personas cuya identidad o expresión de género es diferente a la del sexo asignado al nacer. Identidad de género se refiere a la comprensión interna que las personas tienen de su propio género. Expresión de género describe la forma en que las personas presentan su género externamente (por ejemplo, su forma de vestir). Mujeres transgénero describe a las personas que recibieron la asignación de sexo masculino al nacer pero que se identifican como mujeres. Hombres transgénero describe a las personas que recibieron la asignación de sexo femenino al nacer pero que se identifican como hombres.

Las cifras

  • En un artículo académico publicado en el 2017 se usaron metanálisis y síntesis de encuestas nacionales para estimar que 1 millón de adultos en los Estados Unidos son transgénero.a
  • Entre el 2009 y el 2014, 2351 personas transgénero en los Estados Unidosb recibieron el diagnóstico de infección por el VIH. De estas:El 84 % (1974) eran mujeres transgénero, el 15 % (361) eran hombres transgénero y menos del 1 % (16) tenía otra identidad de género.
  • Aproximadamente la mitad de las personas transgénero (el 43 % [844] de las mujeres transgénero; el 54 % [193] de los hombres transgénero) que recibieron el diagnóstico de infección por el VIH entre 2009 y el 2014 vivía en el Sur.
  • Según los estimados actuales, aproximadamente una cuarta parte (22-28 %) de las mujeres transgénero tiene el VIH y más de la mitad (un 56 % estimado) de las mujeres transgénero de raza negra o afroamericanas tiene el VIH.
  • Entre los 3 millones de eventos de pruebas del VIHc reportados a los CDC en el 2015, el porcentaje de personas transgénero que recibió un diagnóstico nuevo de infección por el VIH fue más de 3 veces mayor al del promedio nacional.
  • Cerca de dos terceras partes de las mujeres y los hombres transgénero de 28 jurisdicciones que fueron encuestados por el Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento (BRFSS, por sus siglas en inglés) en el 2014 y el 2015 reportaron no haberse hecho nunca la prueba de detección del VIH.

Diagnósticos de infección por el VIH entre personas transgénero en los Estados Unidos por raza o grupo étnico, 2009-2014

Estos gráficos circulares muestran la cantidad de diagnósticos de infección por el VIH en las personas transgénero en los Estados Unidos entre el 2009 y el 2014, por raza o grupo étnico. Hombres transgénero=361. De raza negra o afroamericanos=211. Hispanos o latinos=55. De raza blanca=56. De otros grupos=39. Mujeres transgénero=1974. De raza negra o afroamericanas=1002. Hispanas o latinas=578. De raza blanca=212. De otros grupos=182.

Fuente: Clark H, Babu AS, Wiewel EW, Opoku J, Crepaz N. Diagnosed HIV Infection in Transgender Adults and Adolescents: Results from the National HIV Surveillance System, 2009-2014. 2017;21(9):2774-2783.

Las personas hispanas o latinas pueden ser de cualquier raza.

Desafíos para la prevención

  • Varios factores han puesto a las personas transgénero en riesgo de infección y transmisión del HIV. Estos incluyen tener múltiples parejas sexuales, tener relaciones sexuales anales o vaginales sin condón o sin tomar medicamentos para prevenir la infección, inyectarse hormonas o drogas con jeringas y otros implementos compartidos, realizar trabajo sexual comercial, tener problemas de salud mental, estar en la cárcel, no tener hogar, estar desempleado, consumir altos niveles de sustancias de manera inadecuada (en comparación con la población general), sufrir violencia y falta de apoyo familiar.
  • Se han adaptado las intervenciones conductuales contra el VIH que se crearon para otros grupos en riesgo a fin de usarlas para las personas transgénero. Sin embargo, la eficacia de estas intervenciones no se ha estudiado lo suficiente. Según un estudio del 2017, la mayoría de las intervenciones existentes tienen como objetivo el cambio conductual entre las mujeres transgénero, y un solo programa para la prevención del VIH ha sido evaluado para los hombres transgénero. Para abordar las disparidades en la prevalencia del VIH se necesitan intervenciones multinivel basadas en la evidencia que traten los riesgos estructurales, biomédicos y conductuales de infección por el VIH entre las poblaciones transgénero, incluidos los hombres transgénero.
  • Muchas personas transgénero afrontan estigma, discriminación, rechazo social y exclusión, lo cual impide su participación plena en la sociedad, e incluso su acceso a atención médica, educación, empleo y vivienda. Estos factores afectan su salud y bienestar, y las pone en un mayor riesgo de contraer el VIH.
  • Las medidas para la realización de pruebas del VIH posiblemente no lleguen de manera suficiente a las mujeres y los hombres transgénero. Adaptar las actividades relacionadas con las pruebas del VIH para que superen las barreras únicas que afrontan las mujeres y los hombres transgénero podría aumentar las tasas de pruebas de detección entre estas poblaciones.
  • No se ha estudiado la salud sexual de los hombres transgénero en profundidad. Los hombres transgénero, particularmente aquellos que tienen relaciones sexuales con hombres cisgénero (personas cuyo sexo asignado al nacimiento coincide con su identidad y expresión de género) están en alto riesgo de infección. Más de la mitad de los hombres transgénero que recibieron el diagnóstico de infección por el VIH no tenían un riesgo identificado ni reportado. Se necesita hacer más investigación para entender los comportamientos de riesgo relacionados con el VIH entre los hombres transgénero, en particular en aquellos que tienen relaciones sexuales con otros hombres.
  • La falta de sensibilidad respecto de los temas relacionados con las personas transgénero por parte de los proveedores de atención médica puede crear una barrera para las personas transgénero con diagnóstico de infección por el VIH que buscan servicios de atención médica y tratamiento de calidad. Pocos proveedores de atención médica reciben una capacitación adecuada o tienen conocimiento sobre los temas de salud relacionados con las personas transgénero y sus necesidades específicas. Esto puede llevar a que tengan un acceso limitado a la atención médica y experiencias de atención médica negativas.
  • Las mujeres y los hombres transgénero podrían no participar plenamente en la atención médica. En los Estados Unidos, los jóvenes transgénero y de otros géneros, pertenecientes a minorías, son un grupo en riesgo que no se estudia lo suficiente en relación con la prevención del VIH (por ejemplo, PrEP) y su tratamiento. En un estudio, se asoció la afirmación de género médica y el estigma en la atención del VIH, cada uno de manera independiente, a probabilidades elevadas de haber faltado a citas de atención médica para el VIH. En un estudio de hombres transgénero que tenían el VIH y recibían atención médica, el 60 % había mantenido una carga viral indetectable durante los 12 meses anteriores. En un estudio del 2015 se halló que el 50.8 % de las mujeres transgénero que recibían atención médica había mantenido una carga viral indetectable durante los 12 meses anteriores. Mantener una carga viral indetectable, mediante el tratamiento eficaz, es lo mejor que pueden hacer las personas con el VIH para mantenerse sanas y proteger a sus parejas sexuales. Las personas que tienen el VIH y mantienen una carga viral indetectable no tienen efectivamente ningún riesgo de transmitir el VIH a una pareja VIH negativa a través de las relaciones sexuales.
  • Los datos específicos sobre las personas transgénero son limitados. Algunas agencias federales, estatales y locales no recogen ni tienen datos completos sobre las personas transgénero. El uso del método de recolección de datos de dos pasos, que incluye preguntas sobre el sexo asignado al nacer y la identidad de género actual, puede ayudar a aumentar la probabilidad de que se identifique correctamente a las personas transgénero en los programas de vigilancia del VIH. Tener datos precisos sobre la cantidad de personas que son transgénero puede llevar a medidas de salud pública más eficaces.

Qué están haciendo los CDC

Los CDC y sus socios están buscando un enfoque de prevención de alto impacto para maximizar la eficacia de los actuales métodos de prevención del VIH entre las personas transgénero. Las actividades de los CDC incluyen:

  • Haber otorgado en el 2017 cerca de 11 millones de dólares anuales, por 5 años, a 30 organizaciones comunitarias para que proporcionen pruebas del VIH a hombres jóvenes gais y bisexuales de color, y a jóvenes transgénero de color, con la meta de identificar las infecciones por el VIH no diagnosticadas y vincular a aquellos con el VIH a servicios de prevención y atención médica.
  • Como parte de su Compendio de intervenciones basadas en la evidencia y mejores prácticas para la prevención del VIH, haber identificado recientemente al Programa de Intervención sobre el VIH para Parejas como una intervención basada en la evidencia que se centra en las mujeres transgénero y sus parejas cisgénero de sexo masculino principales. Las metas de la intervención son reducir los comportamientos de riesgo de infección por el VIH, mejorar la comunicación en la relación y mejorar la dinámica interpersonal de la pareja.
  • Trabajar en colaboración con Fenway Health para ofrecer un programa en línea gratuito con créditos de educación médica continua (CME/CEU) a fin de abordar las formas en que los proveedores de atención médica pueden ayudar a las personas transgénero en alto riesgo a prevenir el VIH y a fin de mejorar la atención médica para las personas transgénero que tienen el VIH e incorporar estrategias para hacer que los ambientes clínicos sean más acogedores para las personas transgénero.
  • Apoyar los proyectos de demostración de los departamentos de salud en los que se provean servicios de apoyo de profilaxis prexposición (PrEP) y se realicen actividades de traducción de datos en atención médica (data-to-care) teniendo como prioridad a los hombres gais y bisexuales y las personas transgénero que estén en gran riesgo de contraer el VIH, particularmente, aquellos de color.
  • Llevar adelante una actividad nacional de vigilancia sobre comportamientos relacionados con el VIH entre mujeres transgénero en la que se usarán los métodos del Sistema Nacional de Vigilancia del Comportamiento Relacionado con el VIH (NHBS) para hacer entrevistas conductuales y pruebas de detección del VIH entre mujeres transgénero en 10 centros del NHBS.
  • Proporcionar apoyo y asistencia técnica a departamentos de salud, organizaciones comunitarias y proveedores, para que respalden las intervenciones para personas transgénero (p. ej., distribución de condones, movilización de la comunidad, pruebas del VIH, e integración de servicios y redes de remisión coordinadas).
  • A través de su iniciativa de asistencia para la creación de capacidad, los CDC están trabajando con el Centro de Excelencia para la Salud de Personas Transgénero para apoyar el Día Nacional de la Prueba del VIH de Personas Transgénero. Este día promueve la realización de la prueba del VIH y los esfuerzos de prevención y tratamiento del VIH entre personas transgénero.
  • Han creado materiales de comunicación para la iniciativa Actúa contra el SIDA a fin de llegar a las personas transgénero. Esta iniciativa incluye campañas como las siguientes:
    • Lo estoy haciendo/La prueba del VIH, que alienta a todos los adultos a hacerse la prueba del VIH y saber si tienen el virus, e incluye imágenes y videos con testimonios de líderes transgénero.
    • Detengamos Juntos el VIH, que crea conciencia sobre el VIH y lucha contra el estigma, e incluye las historias de mujeres transgénero.
    • El tratamiento del VIH es efectivo, que alienta a las personas con el VIH a seguir recibiendo atención médica y muestra historias de mujeres transgénero que tienen el VIH y se mantienen sanas.
    • Inicia la conversación.Detén el VIH, que ayuda a los hombres gais y bisexuales, cisgénero y transgénero, a comunicarse sobre las relaciones sexuales más seguras, la prueba del VIH y otros temas relacionados con la prevención de la infección por el VIH.

a Estos datos podrían subestimar la cantidad de diagnósticos de infección por el VIH entre las personas transgénero debido a las dificultades en identificar y reportar de forma precisa la identidad de género en la vigilancia del VIH.

b Incluye Alabama, Arkansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Delaware, el Distrito de Columbia, Florida, Georgia, Kentucky, Luisiana, Maryland, Misisipi, Oklahoma, Tennessee, Texas, Virginia y Virginia Occidental.

c Un evento de pruebas del HIV constituye una o más pruebas del VIH que se le hacen a una persona para determinar si tiene el virus. En un evento de pruebas, se le puede hacer a la persona una o varias pruebas.

Para recibir más información, visite el sitio web de los CDC sobre la salud de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero.

Bibliografía

  1. Baral SD, Poteat T, Strömdahl S, Wirtz AL, Guadamuz TE, Beyrer C. Worldwide burden of HIV in transgender women: a systematic review and meta-analysis. Lancet Infect Did 2013;13(3):214-22.
  2. Brennan J, Kuhns LM, Johnson AK, Belzer M, Wilson EC, Garofalo R, and the Adolescent Medicine Trials Network for HIV/AIDS Interventions. Syndemic theory and HIV-related risk among young transgender women: the role of multiple, co-occurring health problems and social marginalization. Am J Public Health 2012;102(9):1751-7.
  3. CDC-funded HIV testing: United States, Puerto Rico, and U.S. Virgin Islands, 2015. July 2017. Consultado el 30 de marzo del 2018.
  4. Funding opportunity announcement: PS15-1502: Comprehensive high-impact HIV prevention projects for community-based organizations. Consultado el 27 de febrero del 2017.
  5. Funding opportunity announcement: PS15-1506: Health department demonstration projects to reduce HIV infections and improve engagement in HIV medical care among men who have sex with men (MSM) and transgender persons. Consultado el 27 de febrero del 2017.
  6. Chen S, McFarland W, Thompson HM, Raymond HF. Transmen in San Francisco: what do we know from HIV test site data? AIDS Behav 2011;15:659-62.
  7. Clark H, Babu AS, Wiewel EW, Opoku J, Crepaz N. Diagnosed HIV Infection in Transgender Adults and Adolescents: Results from the National HIV Surveillance System, 2009-2014. Diciembre del 2016 Consultado el 27 de febrero del 2017.
  8. De Santis JP. HIV infection risk factors among male-to-female transgender persons: a review of the literature. J Assoc Nurses AIDS Care 2009;20(5):362-72.
  9. Flores AR, Herman JL, Gates GJ, Brown TNT. How many adults identify as transgender in the United States? Los Angeles, CA: The Williams Institute. Junio del 2016. Consultado el 27 de febrero del 2017.
  10. Garofalo R, Johnson AK, Kuhns LM, Cotton C, Joseph H, Margolis A. Life Skills: evaluation of a theory-driven behavioral HIV prevention intervention for young transgender women. J Urban Health 2012;89(3):419-31.
  11. Herbst JH, Jacobs ED, Finlayson TJ, McKleroy VS, Neumann MS, Crepaz N. Estimating HIV prevalence and risk behaviors of transgender persons in the United States: a systematic review. AIDS Behav 2008;12(1):1-17.
  12. Hotton AL, Garofalo R, Kuhns LM, and Johnson AK. Substance use as a mediator of the relationship between life stress and sexual risk among young transgender women. AIDS Educ Prev 2013;25(1):62-71.
  13. James, S. E., Herman, J. L., Rankin, S., Keisling, M., Mottet, L., & Anafi, M.. The Report of the 2015 U.S. Transgender Survey. Washington, DC: National Center for Transgender Equality; 2016.
  14. Meerwijk EL, Sevelius JM. Transgender population size in the United States: a meta-regression of population-based probability samples. Am J Public Health 2017; 107(2):e1-e8.
  15. Mizuno Y, Frazier EL, Huang P, Skarbinski J. Characteristics of transgender women living with HIV receiving medical care in the United States. LGBT Health 2015;2(00):1-7.
  16. New York City Department of Health and Mental Hygiene. Surveillance slide sets: HIV among people identified as transgender in New York City, 2011-2015. Diciembre del 2016. Consultado el 18 de abril del 2017.
  17. Nuttbrock L, Hwahng S, Bockting W, et al. Lifetime risk factors for HIV/sexually transmitted infections among male-to-female transgender persons. J Acquir Immun Def Syndr 2009;52(3):417–21.
  18. Reisner SL, Perkovich B, and Mimiaga MJ. A mixed methods study of the sexual health needs of New England transmen who have sex with nontransgender men. AIDS Patient Care STDS 2010;24(8):501-13.
  19. Rowniak S, Chesla C, Rose CD, Holzemer WL. Transmen: the HIV risk of gay identity. AIDS Educ Prev 2011;23(6):508-20.
  20. Sanchez T, Finlayson T, Murrill C, Guilin V, Dean L. Risk behaviors and psychosocial stressors in the New York City House Ball community: a comparison of men and transgender women who have sex with men. AIDS Behav 2010;14:351-8.
  21. HIV Testing Among Transgender Women and Men — 27 States and Guam, 2014–2015. MMWR 2017;66:883–887.
  22. Lemons A, Beer L, Finlayson T, Hubbard McCree D, Lentine D, Shouse RL. Characteristics of HIV-Positive Transgender Men Receiving Medical Care: United States, 2009–2014. Am J Public Health 2018;108(1):128-30.
  23. Reisner SL, Jadwin-Cakmak L, White Hughto JM, Martinez M, Salomon L, Harper GW. Characterizing the HIV Prevention and Care Continua in a Sample of Transgender Youth in the U.S. AIDS Behav. 2017; 21(12):3312-3327.
  24. Poteat T, Malik M, Scheim A, Elliott A. HIV Prevention Among Transgender Populations: Knowledge Gaps and Evidence for Action. Curr HIV/AIDS Rep. 2017;14(4):141-152.
  25. Mizuno Y, Frazier EL, Huang P, Skarbinski J.Characteristics of Transgender Women Living with HIV Receiving Medical Care in the United States. LGBT Health. 2015;2(3):228-34.
  26. National Center for Transgender Equality; Annual Report 2016. The T’s Not Silent.

TOP