Día Mundial del Agua, 2019

hands picking a globe up out of the water

El Día Mundial del Agua, establecido por las Naciones Unidas (ONU)External en 1993, se celebra el 22 de marzo de cada año para promover el uso responsable de este recurso y el acceso de todos a agua segura. Hay 2100 millones de personas en todo el mundo que viven sin agua para beber segura en sus casas.

El agua es uno de los recursos naturales más valiosos del planeta. Las personas, los animales y las plantas dependen del agua todos los días para sobrevivir. Es necesaria para cultivar alimentos, producir energía, para el bienestar individual y la salud a nivel mundial. El lema de este año, “No dejar a nadie atrás”, refleja el Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas de que todos tengan acceso a agua segura y asequible.

Prevención de enfermedades transmitidas por el agua alrededor del mundo

El agua para beber limpia y segura es esencial para la vida humana. Sin agua limpia y segura, las enfermedades que se transmiten por el agua se pueden propagar y causar enfermedades y, a menudo, la muerte a adultos y niños, quienes están en mayor riesgo de muerte. Los expertos del programa de Agua, Saneamiento e Higiene a Nivel Global de los CDC trabajan para mejorar el acceso global a agua segura y saneamiento adecuado, y para promover la buena higiene. Asimismo, los CDC trabajan en la prevención, detección y respuesta a emergencias relacionadas con “agua, saneamiento e higiene” (WASH, por sus siglas en inglés), que incluyen brotes potencialmente mortales de cólera, fiebre tifoidea y de muchas otras enfermedades infecciosas. Los CDC también trabajan estrechamente con otras agencias del Gobierno de los Estados Unidos, ministerios de salud extranjeros, organizaciones no gubernamentales, agencias de las Naciones Unidas, empresas privadas y varias agencias internacionales a fin de mejorar las condiciones del agua, el saneamiento y la higiene, y reducir la propagación de enfermedades en hogares y comunidades, escuelas y establecimientos médicos y a través de fronteras internacionales.

Las Naciones Unidas establecieron el Objetivo de Desarrollo SostenibleExternal de mejorar el acceso a servicios de agua manejada de manera segura y saneamiento. Mucha gente en todo el mundo depende de fuentes de agua para beber potencialmente contaminadas con materia fecal, lo cual las pone en riesgo de contraer cólera, disentería, fiebre tifoidea y poliomielitis. De acuerdo con las Naciones Unidas, 2300 millones de personas todavía no tienen acceso a una instalación sanitaria básica, y 892 millones defecan afuera porque no tienen acceso a ningún tipo de inodoro o letrina.

El agua segura salva vidas

La falta de agua segura para beber y de servicios de saneamiento seguros aumenta las probabilidades de que se produzcan brotes de enfermedades transmitidas por el agua, como la fiebre tifoidea, la hepatitis y el cólera. Los microbios de la fiebre tifoidea, la hepatitis y el cólera pueden propagarse cuando llegan al suministro de agua o alimentos de una comunidad desechos humanos que contienen estos microbios. Esto sucede cuando las personas no tienen acceso a una instalación sanitaria donde los desechos se puedan eliminar de manera segura. Aunque ocurran raramente en los Estados Unidos, en los países de bajos recursos se siguen produciendo brotes de cólera y fiebre tifoidea. Juntas, estas dos enfermedades matan a una cantidad estimada de 257 400 adultos y niños cada año.

El Día Mundial del Agua también nos presenta la oportunidad de aprender sobre los temas relativos al agua que nos afectan localmente. Para obtener más información sobre los esfuerzos de salud pública de los CDC en los Estados Unidos con relación al agua, visite los siguientes sitios web: Agua para beber, Natación saludable y Agua, saneamiento y emergencias relacionadas con la higiene.