Cómo limpiar, desinfectar y guardar los artículos de alimentación del bebé

baby bottles

Siga estos pasos para limpiar los artículos de alimentación del bebé para ayudar a prevenir que los microbios contaminen la leche con la que alimenta a su hijo. Si su bebé está hospitalizado, siga las instrucciones del proveedor de atención médica para la limpieza de los artículos de alimentación del bebé.

¿Qué son los artículos de alimentación del bebé?

Los artículos de alimentación del bebé incluyen los biberones y las tetinas, los anillos y las tapas correspondientes. Puede que ciertos biberones también incluyan válvulas o membranas. Se puede alimentar a algunos bebés con una jeringa, una tacita de medir medicamentos, una cuchara o un sistema de lactancia adicional. 

  1. Separe. Separe todas las partes del biberón (por ejemplo, botella, tetinas, tapas, anillos, válvulas).
  2. Enjuague. Enjuague las partes del biberón y otros artículos de alimentación poniéndolos bajo agua corriente. El agua puede estar tibia o fría, según lo prefiera.
  3. Lave. Coloque las partes del biberón y otros artículos de alimentación en la lavadora automática de platos. (Asegúrese de colocar los artículos pequeños en una canastilla cerrada o en una bolsa de red para lavaplatos para que no terminen en el filtro de la lavadora automática de platos). Si es posible, use la función de lavado con agua caliente y el ciclo de secado en caliente (o el ciclo de desinfección); esto puede ayudar a matar más microbios.
  4. Retire de la lavadora automática de platos. Lávese las manos con agua y jabón antes de retirar y guardar los artículos limpios.
    baby bottles in dishwasher
    1. Si los artículos no están completamente secos, colóquelos sobre una toalla de cocina limpia sin usar, o una toalla de papel, para que se sequen al aire completamente antes de guardarlos en un área libre de polvo y suciedad. No use la toalla de cocina para secar los artículos porque de esa manera podría transferir microbios a los artículos.
  1. Lávese las manos. Lávese las manos bien con agua y jabón durante 20 segundos.
  2. Separe. Separe todas las partes del biberón (por ejemplo, botella, tetinas, tapas, anillos, válvulas).
  3. Enjuague. Enjuague las partes del biberón y otros artículos de alimentación con agua corriente. No los ponga dentro del lavamanos. El agua puede estar tibia o fría, según lo prefiera.
    multiple clear milk bottles being washed up in soapy suds
  4. Lave los artículos de alimentación
    1. Coloque todos los artículos en un recipiente limpio que use solamente para limpiar los artículos de alimentación del bebé. No lave directamente en el lavamanos o lavaplatos porque podría contener microbios que pueden contaminar estos artículos.
    2. Llene el recipiente para lavar con agua caliente y agregue jabón.
    3. Restriegue los artículos con un cepillo limpio que use solamente para los artículos de alimentación del bebé.
    4. Apriete las tetinas con los dedos para que el agua pase a través del agujero de las tetinas y para asegurarse de que se limpien.
  5. Vuelva a enjuagar Enjuague los artículos bajo agua corriente o sumergiéndolos en agua fresca dentro de un recipiente separado que se use solamente para limpiar los artículos de alimentación del bebé.
  6. Deje que se sequen al aire. Coloque las partes del extractor, el recipiente para lavar y el cepillo para biberones sobre una toalla de cocina limpia sin usar, o una toalla de papel, en un área que esté protegida de la suciedad y el polvo. Deje secar completamente al aire.
    1. No use la toalla de cocina para secar los artículos porque de esa manera podría transferir microbios a los artículos.
  7. Limpie el recipiente para lavar y el cepillo para biberones. Enjuague bien el recipiente para lavar y el cepillo para biberones y déjelos secar al aire después de cada uso. Lávelos cada pocos días, ya sea en una lavadora automática de platos con agua caliente y ciclo de secado en caliente (si son aptos para la lavadora) o a mano con agua tibia y jabón. Si su bebé tiene menos de 3 meses de edad, nació prematuro o tiene el sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad (como infección por el VIH) o un tratamiento médico (como quimioterapia contra el cáncer), lave el recipiente para lavar y el cepillo para biberones después de cada uso.

Nota: Si utiliza una lavadora automática de platos con agua caliente y con el ciclo de secado en caliente (o el ciclo de desinfección) para limpiar los artículos de alimentación del bebé, el paso de desinfección por separado no es necesario.

Para eliminar mejor los microbios, desinfecte los artículos de alimentación por lo menos una vez al día. La desinfección es particularmente importante si su bebé tiene menos de 3 meses, nació prematuro o si tiene el sistema inmunitario debilitado. La desinfección diaria de los artículos de alimentación podría no ser necesaria en el caso de bebés de más edad sanos, si esos artículos se limpian cuidadosamente después de cada uso.

Pot of boiling water on stove

Antes de desinfectar, asegúrese de haber limpiado los artículos de alimentación, los cepillos para biberones y los recipientes para lavar usando uno de los métodos mencionados. Desinfecte todos los artículos (¡incluso el cepillo para biberones y el recipiente para lavar!) usando una de las siguientes opciones. Consulte con el fabricante del artículo sobre qué método usar.

  • Agua hirviendo:
    1. Coloque los artículos de alimentación desarmados en una olla y cúbralos con agua.
    2. Ponga la olla al fuego hasta que el agua hierva.
    3. Déjela hervir por 5 minutos.
    4. Retire los artículos con pinzas limpias.
  • Vapor:
    1. Coloque los artículos desarmados en un microondas o sistema esterilizador eléctrico y siga las instrucciones del fabricante para desinfectar, enfriar y secar los artículos.
      bottle of bleach

Cloro: (si no puede usar agua hirviendo, vapor o lavadora automática de platos)

    1. Prepare una solución de cloro con 2 cucharaditas de cloro sin aroma por galón (16 tazas) de agua en un recipiente para lavar limpio.
    2. Sumerja todos los artículos completamente, verificando que la solución toque todas las partes y que no haya burbujas de aire en los biberones.
    3. Apriete las tetinas con los dedos para que la solución pase a través del agujero de las tetinas.
    4. Remoje los artículos en la solución durante al menos 2 minutos.
    5. Retírelos con las manos o pinzas limpias. No los enjuague porque los microbios podrían volver a contaminar los artículos desinfectados. Cualquier resto de cloro se degradará rápidamente a medida que el artículo se seque y no le causará daño a su bebé. Este proceso es parecido a lo que se hace para desinfectar platos en los restaurantes.

Después de desinfectarlos, coloque los artículos sobre una toalla de cocina limpia sin usar, o una toalla de papel, en un área que esté protegida de la suciedad y el polvo. Deje que se sequen completamente al aire antes de guardarlos. No use la toalla de cocina para secar los artículos porque de esa manera podría transferir microbios a los artículos.

Opening cabinet door

Deje que los artículos de alimentación del bebé, los cepillos para biberones y los recipientes para lavar limpios se sequen completamente al aire antes de guardarlos para ayudar a prevenir la multiplicación de microbios y moho. Una vez que los artículos estén completamente secos, vuelva a armarlos y guárdelos en un área limpia y protegida para prevenir la contaminación.

  1. Lávese las manos. Lávese bien las manos con agua y jabón.
  2. Vuelva a armarlos. Arme los biberones con las partes limpias y secas.
  3. Guárdelos de manera segura. Coloque los biberones y otros artículos de alimentación que volvió a armar, el recipiente para lavar y el cepillo para biberones en un área limpia y protegida, como la parte interior de un gabinete de cocina que se use solamente para guardar platos limpios.

¿Cuál es la diferencia entre la limpieza y la desinfección de los biberones?

Para la limpieza se utiliza agua y jabón para remover físicamente los microbios de los biberones. La desinfección es un paso adicional para matar más microbios en los artículos que se limpiaron. Desinfectar los artículos de alimentación brinda más protección contra todas las infecciones.

¿Con qué frecuencia se deben limpiar los biberones?

Los biberones se deben limpiar después de cada uso. Si el bebé no termina de tomar el biberón dentro de 2 horas, deseche la leche que quede. Los microbios pueden multiplicarse rápidamente si se agrega leche materna o fórmula a un biberón usado parcialmente, o si un biberón usado solamente se enjuaga en lugar de limpiarlo.

¿Con qué frecuencia se deben desinfectar los biberones?

Si su bebé tiene menos de 3 meses de edad, nació prematuro o tiene el sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad (como infección por el VIH) o a un tratamiento médico (como quimioterapia contra el cáncer), desinfectar los artículos de alimentación a diario (o con más frecuencia) es especialmente importante. La desinfección diaria de los artículos de alimentación podría no ser necesaria en el caso de bebés de más edad sanos, si esos artículos se limpian cuidadosamente después de cada uso.

¿Cómo limpio los cepillos y recipientes que se utilicen para lavar los biberones?

Puede limpiar los cepillos y recipientes en una lavadora automática de platos, si son aptos, o lavarlos a mano con agua caliente y jabón. Pueden desinfectarse mediante uno de los métodos mencionados (usar agua hirviendo, vapor o remojar en solución de cloro) si el fabricante del artículo lo recomienda. Si desinfecta el artículo con vapor, asegúrese de que el artículo entero quepa en el recipiente utilizado.

¿Por qué debo secar al aire los artículos de alimentación del bebé sobre una toalla limpia en lugar de utilizar una rejilla para secar?

Secar al aire los artículos de alimentación del bebé sobre una toalla de cocina limpia o una toalla de papel es probablemente más higiénico que utilizar una rejilla para secar.  Las rejillas para secar podrían atrapar humedad, permitir el crecimiento de moho y microbios y ser difícil de limpiar. Si prefiere utilizar una rejilla para secar, úsela solamente para secar los artículos de alimentación de su bebé. Cada pocos días (o por lo menos a diario si su bebé tiene menos de 3 meses de edad, nació prematuro o tiene el sistema inmunitario debilitado), asegúrese de lavarla, desinfectarla y dejar que se seque completamente para reducir la contaminación.

¿Necesito limpiar los recipientes de la fórmula?

Ningún estudio ha demostrado que los bebés se hayan enfermado a causa de la contaminación de la parte de afuera del recipiente de la fórmula. Además, es menos probable que la fórmula en polvo se contamine si se mantiene seca. Evite el uso de productos de limpieza líquidos en los recipientes de la fórmula para ayudar a prevenir la contaminación de la fórmula en polvo dentro del recipiente.

Si quiere limpiar el recipiente de la fórmula, utilice una toallita desinfectante o una toalla de papel rociada con desinfectante para limpiar la parte de afuera del recipiente y la tapa antes de abrirlo por primera vez. No sumerja el recipiente ni lo coloque bajo el agua corriente. Espere hasta que todas las superficies estén completamente secas antes de abrir el recipiente. No limpie la parte de adentro del recipiente de la fórmula.

¿Necesito limpiar las cucharas medidoras de la fórmula?

Es menos probable que la fórmula se contamine si se mantiene seca. Para que no entren líquidos al recipiente de la fórmula en polvo, no limpie la cuchara medidora a menos que se ensucie. Si la cuchara medidora se cayó al piso o se ensució de otra manera, límpiela con tanto cuidado como lo haría con los biberones del bebé y deje que se seque completamente al aire antes de ponerla en el recipiente de la fórmula.

¿Puedo usar una licuadora, batidora manual o cuchara para mezclar la fórmula?

El método más seguro para mezclar la fórmula es agitar o hacer girar la fórmula y el agua dentro del biberón. Las licuadoras pueden ser difíciles de limpiar y se han vinculado licuadoras para preparar fórmula a casos de enfermedad en los bebés. Las batidoras manuales y cucharas son más fáciles de limpiar, pero aún pueden aumentar el riesgo de introducir microbios en la leche del bebé.

Fuente del contenido: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, traducido por CDC Multilingual Services.

Esta página fue revisada el: 22 de mayo de 2019