La resistencia a los antibióticos y la seguridad de los alimentos

A pesar de que muchas infecciones transmitidas por los alimentos son leves y no requieren tratamiento, los antibióticos pueden salvar vidas en casos graves. La resistencia a los antibióticos pone en peligro nuestra capacidad para tratar estas infecciones y es una amenaza grave para la salud pública.

La Salmonella y el Campylobacter, dos de las muchas bacterias comúnmente transmitidas por los alimentos, causan cada año una cifra estimada de 410 000 infecciones resistentes a los antibióticos en los Estados Unidos.1

Esta página web proporciona una visión general sobre la resistencia a los antibióticos, cómo está vinculada a la seguridad de los alimentos y qué puede hacer usted para protegerse y proteger a otros de las enfermedades transmitidas por los alimentos.

Datos breves

  • Los antibióticos están entre los fármacos más comúnmente recetados en la medicina humana.
  • La resistencia a los antibióticos se propaga por medio de cepas resistentes de bacterias de persona a persona o por el entorno natural, incluyendo los alimentos que consumimos.
  • Las bacterias que causan enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ser resistentes debido al uso excesivo e indebido de antibióticos en las personas y los animales.

Resistencia a los antibióticos

Los antibióticos son medicamentos potentes para luchar contra las enfermedades. Sin embargo, su uso excesivo ha ayudado a crear bacterias que sobreviven a los tratamientos que se utilizan para eliminarlas.

La resistencia a los antimicrobianos es la capacidad de los microbios (bacterias, virus, hongos y parásitos) de resistir los efectos de los fármacos. Eso significa que el antimicrobiano no mata a los microbios ni detiene su multiplicación.

El uso de antibióticos es el factor más importante que lleva a la resistencia de estos fármacos en todo el mundo. Las bacterias resistentes son más comunes en lugares donde se usan los antibióticos con frecuencia: los hospitales, la comunidad y la industria de animales que producen alimentos.

Entre los esfuerzos para prevenir las infecciones resistentes se incluyen la vacunación, el control de infecciones, la vigilancia del uso de los antibióticos (es decir, buenas prácticas al recetarlos), la reducción de la propagación de enfermedades de persona a persona y la protección de los alimentos. Infórmese más en la página web de los CDC Resistencia a los antibióticos y a los antimicrobianos .

¿Puede afectarme esto?

Shopper selecting package meat.

Sí. Cualquier persona se puede infectar con bacterias resistentes a los antibióticos. En los Estados Unidos, cada año, al menos 2 millones de personas se infectan con bacterias que son resistentes a los antibióticos y al menos 23 000 personas mueren como resultado directo de estas infecciones.1

Aunque algunas personas tienen un riesgo mayor que otras, nadie puede evitar completamente el riesgo de infecciones resistentes a los antibióticos. Las infecciones por organismos resistentes son difíciles de tratar y requieren alternativas costosas y a veces tóxicas. Algunas infecciones resistentes causan enfermedades graves y pueden llevar a un tiempo de recuperación prolongada, mayores gastos médicos o la muerte.

Resistencia a los antibióticos desde la granja a la mesa

El uso de antibióticos en las granjas es una de las causas por las que algunas bacterias se vuelven resistentes a estos medicamentos. Todos los animales tienen bacterias en los intestinos. Al darles antibióticos a los animales se matan la mayoría de las bacterias, pero las resistentes pueden sobrevivir y multiplicarse.

Cuando se procesan los animales para producir alimentos, estas bacterias pueden contaminar la carne u otros productos derivados de los animales. Estas bacterias también pueden pasar al medio ambiente y propagarse en las frutas, verduras u otros productos agrícolas que se rieguen con agua contaminada. Las personas pueden quedar expuestas a las bacterias resistentes que provienen de los animales:

  • cuando manipulan o comen carne, frutas o verduras contaminadas con bacterias resistentes;
  • cuando entran en contacto con estiércol.

Los alimentos se pueden contaminar, aunque las bacterias no sean resistentes a los antibióticos. Algunas bacterias resistentes se transmiten a las personas por medio de los alimentos.

Esto es importante, ya que las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos que se contraen por los alimentos, como la Salmonella, pueden provocar resultados para la salud más graves que las infecciones que no son resistentes a los antibióticos.2

¿Qué puede hacer usted?

  • Tome antibióticos solamente cuando sea necesario.
  • Comprenda la importancia y la gravedad de las infecciones resistentes a los antibióticos que están vinculadas a los alimentos contaminados.
  • Sepa quiénes están en mayor riesgo de infección: Los niños, las mujeres embarazadas, las personas de mayor edad y las personas con el sistema inmunitario debilitado.
  • Siga consejos simples  sobre la seguridad de los alimentos
  • Reporte al departamento de salud local los brotes de enfermedades que se sospeche que fueron transmitidas por alimentos.
  • No prepare comida para otras personas si tiene diarrea o vómitos. Tenga mucho cuidado al preparar comida para niños, mujeres embarazadas, personas con estado de salud delicado y adultos de mayor edad.
  • Vea las recomendaciones de los CDC para la Salud del viajero cuando se esté preparando para viajar.
Infórmese más

No es fácil prevenir la propagación de las infecciones transmitidas por los alimentos que son causadas por bacterias resistentes. Para abordar este importante tema los CDC trabajan en estrecha colaboración con varios socios, incluidas las agencias federales, los departamentos de salud a nivel estatal y local, la industria alimentaria, los proveedores de atención médica y el sector académico.

Puede obtener más información sobre la resistencia a los antibióticos y la seguridad de los alimentos en los siguientes recursos:

Puede obtener más información sobre los antibióticos y la atención médica en los siguientes recursos:

Referencias
  1. CDC. Antibiotic Resistance Threats in the United States, 2013. Atlanta, GA: U.S Department of Health and Human Services, CDC. 2013; p.7, 36-7.
  2. Krueger AL, Greene SA, Barzilay EJ,  et. al. Clinical outcomes of nalidixic acid, ceftriaxone, and multidrug resistant nontyphoidal Salmonella infections compared with pansusceptible infections in FoodNet sites, 2006-2008External. Foodborne Pathog Dis. 2014; 11(5): 335-41.