Seguridad al aire libre

ASPECTOS IMPORTANTES
  • Abríguese bien y manténgase seco.
  • Use gorro, bufanda y mitones.
  • Evite el congelamiento.
  • Si tiene que hacer tareas pesadas al aire libre, abríguese bien y trabaje despacio.
  • Evite caminar sobre el hielo o mojarse.
  • Informe a sus amigos y familiares dónde estará antes de ir de excursión, a un campamento o a esquiar.
  • Si es posible, evite viajar en caminos, pasos a desnivel y puentes cubiertos de hielo.
  • Si está varado, lo más seguro es quedarse en el auto.

Cuando las temperaturas son extremadamente frías, y en particular si hay vientos fuertes, trate de quedarse adentro. Si tiene que salir, trate de que sea por poco tiempo y recuerde los siguientes consejos para proteger su salud y mantenerse seguro.

Abríguese bien y manténgase seco

Los adultos y los niños deben usar:

que ponerse en clima frio

  • un gorro
  • una bufanda o pasamontañas para cubrir la cara y la boca
  • ropa con mangas que se ajusten en la muñeca
  • mitones (abrigan más que los guantes)
  • botas y abrigos impermeables
  • varias capas de ropa holgada

Asegúrese de que la última capa de ropa sea de una tela de tejido tupido, preferentemente resistente al viento, para reducir la pérdida del calor corporal que el viento podría causar. Las capas interiores de ropa de lana, seda o polipropileno mantienen más el calor corporal que las de algodón. Manténgase seco; la ropa húmeda enfría el cuerpo rápidamente. El sudor excesivo aumentará la pérdida de calor, por lo que será mejor que se quite las capas de ropa adicionales cada vez que sienta mucho calor. También evite derramar en la piel gasolina o alcohol mientras descongela su vehículo y le pone gasolina, o usa un soplanieve. Estos materiales, cuando entran en contacto con la piel, aumentan significativamente la pérdida del calor corporal. Esté pendiente de si comienza a tiritar. Es uno de los primeros signos que indica que el cuerpo está perdiendo el calor. Tiritar de manera continua es señal de que debe regresar a un ambiente cerrado.

Evite el congelamiento y la hipotermia

Cuando está expuesto a temperaturas frías, su cuerpo comienza a perder calor más rápido de lo que puede producirlo. La exposición prolongada al frío usará, con el tiempo, toda la energía almacenada de su cuerpo. La consecuencia de esto se llama hipotermia o temperatura corporal anormalmente baja. La temperatura corporal muy baja afecta el cerebro y hace que la persona que la padezca no pueda pensar de manera clara ni moverse normalmente. Es por esto que la hipotermia es particularmente peligrosa debido a que es posible que la persona no sepa lo que está pasando y, por lo tanto, no podrá hacer nada al respecto.

La hipotermia es más común en las temperaturas muy frías pero puede ocurrir hasta en temperaturas no tan frías (por encima de los 40 °F [4.44 °C]) si una persona se moja con lluvia o sudor, o por la inmersión en aguas frías.

El congelamiento es una lesión en el cuerpo causada por las temperaturas debajo del punto de congelación. El congelamiento causa la pérdida de la sensibilidad y la despigmentación en las áreas afectadas. Las áreas afectadas con mayor frecuencia son la nariz, las orejas, las mejillas, el mentón, y los dedos de la mano y del pie. El congelamiento puede causar daños permanentes en el cuerpo y, en algunos casos graves, hasta amputaciones. El riesgo de congelación aumenta en las personas con poca circulación sanguínea y que no están vestidas de manera adecuada para temperaturas extremadamente frías.

Evite esfuerzos excesivos

Las temperaturas frías hacen que el corazón se esfuerce más. Si tiene una enfermedad cardíaca o hipertensión arterial, siga los consejos de su médico en cuanto a levantar nieve o realizar otras labores arduas en el frío. De lo contrario, si tiene que hacer tareas pesadas al aire libre, abríguese bien y trabaje despacio. Recuerde que su cuerpo ya está trabajando duro para mantenerse cálido, no se exceda.

Evite las superficies con hielo

Caminar en el hielo es extremadamente peligroso. Muchas de las lesiones por temperaturas frías ocurren por causa de caídas en las calles, los peldaños, las entradas para los coches y los porches cubiertos de hielo. Trate, lo más posible, de mantener los caminos y peldaños sin hielo; para ello, use sal de roca u otra sustancia química para descongelar el hielo. También se puede usar arena en los caminos para disminuir el riesgo de resbalarse.

Manténgase seguro durante las actividades recreativas

Avíseles a sus amigos y familiares en dónde estará antes de ir de excursión, a un campamento o a esquiar. No deje ningún área de la piel expuesta al frío. Evite sudar o cansarse demasiado. Esté preparado en caso de que tenga que albergarse en un refugio de emergencia. Lleve con usted ropa seca, una radio emisora y receptora, fósforos a prueba de agua, y pastillas de parafina para fuego. No consuma alcohol ni otras sustancias que alteren su estado de ánimo y evite las bebidas con cafeína. Evite caminar sobre el hielo o mojarse. Esté atento a los signos de las enfermedades por temperaturas frías.

Sea precavido al viajar
  • Escuche, en la radio o la televisión, los informes sobre las recomendaciones para los viajeros que proporciona el Servicio Meteorológico Nacional.
  • No viaje en condiciones de poca visibilidad.
  • Si es posible, evite viajar en caminos, pasos a desnivel y puentes cubiertos de hielo.
  • Si tiene que viajar en auto, use cadenas en los neumáticos y lleve su teléfono celular con usted.
  • Si tiene que viajar, informe a alguien hacia dónde va y a qué hora tiene planeado llegar. Pídale a alguien que notifique a las autoridades en caso de que no haya llegado a la hora prevista.
  • Antes de partir, revise los suministros de emergencia para el invierno de su auto y, en caso de ser necesario, repóngalos.
  • Nunca eche agua en su parabrisas para quitar el hielo o la nieve ya que podría romperse.
  • No confíe en su auto para que lo abastezca de calor, el auto podría averiarse.
  • Siempre lleve ropa abrigada extra y adecuada para las condiciones del invierno.

Qué hacer si se queda varado

Permanecer en su auto en caso de quedarse varado es la opción más segura si las tormentas de invierno provocan poca visibilidad o si las carreteras están cubiertas de hielo. Estas medidas le proporcionarán mayor seguridad en caso de quedarse varado:

  • Ate un trapo de un color fuerte en su antena como señal para los socorristas y levante el capó del auto (si no está nevando).
  • Saque del maletero todo lo que necesita y póngalo en el asiento de pasajero.
  • Envuelva todo su cuerpo, incluso su cabeza, con ropa extra, mantas o periódicos.
  • No se duerma. Será menos vulnerable a las afecciones asociadas a las temperaturas frías.
  • Prenda el motor (y la calefacción), por lo menos, durante 10 minutos cada hora y abra un poco una ventana para que entre aire fresco. Asegúrese de que la nieve no esté bloqueando el tubo de escape, esto reducirá el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono.
  • Mientras está sentado, mueva los brazos y las piernas para mejorar la circulación y mantenerse a una temperatura cálida.
  • No coma nieve sin descongelar porque hará bajar su temperatura corporal.
  • Acérquese a otras personas para mantener el calor.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

Esta página fue revisada el: 26 de diciembre de 2013