IF YOU ARE FULLY VACCINATED
CDC has updated its guidance for people who are fully vaccinated. See Recommendations for Fully Vaccinated People.
IMPORTANT UPDATE FOR SCHOOLS
CDC recommends schools continue to use the current COVID-19 prevention strategies for the 2020-2021 school year. Learn more
Important update: Healthcare facilities
CDC has updated select ways to operate healthcare systems effectively in response to COVID-19 vaccination. Learn more

Investigación de casos de COVID-19 y rastreo de contactos entre las poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes (RIM, por sus siglas en inglés): consideraciones importantes para los departamentos de salud

Investigación de casos de COVID-19 y rastreo de contactos entre las poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes (RIM, por sus siglas en inglés): consideraciones importantes para los departamentos de salud
Actualizado el 4 de nov. del 2020

¿Quiénes son las poblaciones de RIM?

La sigla RIM, en inglés, significa poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes, e incluye a personas que viven en los Estados Unidos, pero que nacieron en otro país. Las poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes incluyen a grupos diversos que provienen de todo el mundo, hablan cientos de idiomas y tienen estado inmigratorio, ocupaciones y años de residencia diferentes en los Estados Unidos. Los factores importantes para considerar al interactuar con poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes incluyen creencias culturales, barreras del idioma, falta de familiaridad con el sistema de atención médica de los EE. UU. y niveles de conocimiento acerca de las medidas de mitigación, tales como el uso de mascarillas, el distanciamiento social, el lavado de las manos, la investigación de casos y el rastreo de contactos.

¿Por qué tienen las poblaciones de RIM mayor riesgo de contraer COVID-19?

Si bien el COVID-19 es una amenaza para la salud pública de toda la población de los EE. UU., hay cada vez más evidencia de que el brote afecta de manera desproporcionada a ciertos grupos, como las poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes. Las inequidades económicas, sociales y de salud, sistémicas y prolongadas, han puesto a muchas personas de grupos minoritarios raciales y étnicos en mayor riesgo de enfermarse gravemente y de morir a causa del COVID-19. Debido a condiciones sociales y económicas, es posible que las poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes enfrenten muchos de estos mismos desafíos que resultan en peores desenlaces de salud. Estas comunidades también enfrentan riesgos únicos de infectarse por el virus del COVID-19. En comparación con la población nacida en los EE. UU., muchas poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes enfrentan barreras económicas, culturales, geográficas y legales para la atención médica, como la falta de seguro médico. Las industrias de infraestructura esencial, como los sectores alimentario, agrícola y de la hospitalidad, con frecuencia dependen de grandes cantidades de empleados pertenecientes a poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes como trabajadores esenciales, y pueden incluir entornos laborales que presenten dificultades para practicar el distanciamiento social.

¿Qué factores afectan las intervenciones de prevención en las poblaciones de RIM?

Las comunidades de refugiados, inmigrantes y migrantes con frecuencia residen en viviendas compartidas multigeneracionales y con alta ocupación, lo cual presenta tanto beneficios como desafíos para la salud pública. Las viviendas multigeneracionales con alta ocupación pueden actuar como un gran recurso social, al proporcionar ayuda y apoyo mutuo (como cuidado de los niños y tareas del hogar compartidas) que serían valiosos para familiares o compañeros de trabajo en cuarentena o aislamiento. Los hogares multigeneracionales pueden incluir a personas con riesgo diferencial de enfermarse gravemente con COVID-19 por ser personas de más edad, tener afecciones subyacentes o estar embarazadas.

  • En algunos hogares, podría haber múltiples personas con mayor riesgo de exposición o de enfermarse gravemente. Debido a las medidas de distanciamiento físico necesarias para el aislamiento y la cuarentena, puede ser difícil implementar las intervenciones de prevención en hogares multigeneracionales o con muchas personas. Los Gobiernos estatales o locales, o las industrias, podrían ofrecer alojamiento temporal a fin de ayudar a controlar la propagación del COVID-19 al garantizar que se cumplan el aislamiento y la cuarentena de manera segura y exitosa. Se ha indicado que muchas personas pertenecientes a las poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes han rechazado este alojamiento temporal. Podría ser necesario encontrar enfoques alternativos aceptables.
  • Algunos trabajadores agrícolas habitan en viviendas aisladas, proporcionadas por el empleador. Además, algunos empleadores de plantas de procesamiento de carne y de aves se han rehusado a darles a las autoridades de salud pública acceso a los empleados. Algunos trabajadores agrícolas viajan desde el extranjero y dentro de áreas geográficas diferentes en los Estados Unidos para conseguir trabajo estacional. Estas situaciones proveen oportunidades para la transmisión del SARS-CoV-2 y podrían limitar el acceso a intervenciones de salud pública y cuidados médicos para las personas que tengan COVID-19 o que hayan estado expuestas al virus.
  • Las comunidades de refugiados, inmigrantes y migrantes son cultural y lingüísticamente diversas, y con frecuencia incluyen a personas y hogares con dominio del inglés limitado y diferentes niveles de conocimientos básicos sobre temas de salud. La investigación de casos y el rastreo de contactos eficaces requieren que la comunicación sobre temas de salud sea cultural y lingüísticamente adecuada. Las colaboraciones estrechas con organizaciones comunitarias (CBO, por sus siglas en inglés) que brindan servicios a poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes específicas pueden facilitar intervenciones de prevención mediante la comunicación eficaz.
  • El temor a la aplicación de las leyes de inmigración y la falta de confianza en las agencias gubernamentales podría ser un obstáculo para obtener información precisa de las personas pertenecientes a poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes, incluso entre los residentes legales y los familiares o miembros de la comunidad nacidos en los EE. UU.
  • La preocupación por la aplicación de las leyes de inmigración también podría limitar la búsqueda de atención médica si las poblaciones de refugiados, inmigrantes y migrantes se enferman a causa del COVID-19. La participación comunitaria y la educación de esas poblaciones con respecto al acceso a servicios médicos es esencial.

¿Cómo pueden los departamentos de salud investigar los casos y hacer el rastreo de contactos de manera eficaz entre las poblaciones de RIM?

Es importante recordar que es posible que las poblaciones de RIM provengan de sociedades con distintas normas culturales y sociales en términos de lo que es y no es apropiado hablar en público o con alguien que no conozcan. Además, es natural desconfiar de las agencias y representantes gubernamentales cuando alguien ha sufrido opresión, violencia, genocidio, limpieza étnica o guerra civil a manos de un Gobierno o de otras autoridades en su país de origen. Las poblaciones de RIM podrían seguir siendo afectadas de manera negativa por algunas políticas después de su reasentamiento.

Para ayudar en el proceso de investigación de casos y rastreo de contactos, los departamentos de salud deben hacer planes para lo siguiente:

  • Abordar las preocupaciones relacionadas con la confidencialidad y el estigma.
  • Superar las barreras del idioma.
  • Lograr la participación de las comunidades afectadas y formar alianzas clave.
  • Educar a las poblaciones de RIM acerca de las medidas de mitigación, incluida la realización de pruebas, la investigación de casos y el rastreo de contactos.
  • Apoyar la finalización exitosa del aislamiento (casos) y la cuarentena (contactos).
  • Considerar los riesgos de viajar.

Abordar las preocupaciones relacionadas con la confidencialidad y el estigma

Considere que algunas poblaciones de RIM, especialmente la de refugiados, han estado separadas de miembros de su familia por largos periodos antes de llegar a los Estados Unidos. Puede que teman no volver a ver nunca a sus seres queridos y que desconfíen de las agencias del Gobierno que propongan aislar o poner en cuarentena a miembros de su familia. Las poblaciones de RIM enfrentan el estigma relacionado con la situación inmigratoria y de ciudadanía. Es necesario generar confianza y reducir el estigma en torno al COVID-19 aún más. Estas experiencias pueden comprometer la participación en intervenciones de salud pública. Se pueden considerar las siguientes medidas para abordar las preocupaciones relacionadas con la confidencialidad y el estigma a fin de mejorar la participación en las medidas de prevención del COVID-19.

  • Asegurarles a las personas de las poblaciones de RIM que tengan un resultado positivo en la prueba del COVID-19 que los nombres y demás información personal de ellas y de sus contactos se mantendrán confidenciales.
  • Compartir información con las personas de las poblaciones de RIM acerca de cómo se usará la información que proporcionen, por qué es importante, y cómo esa información puede proteger a sus seres queridos y comunidades.
  • Asegurarles a los migrantes indocumentados y a las personas preocupadas por su situación inmigratoria que su participación en las estrategias de mitigación del COVID-19 no resultará en deportación ni tendrá repercusiones por haber usado recursos gubernamentales.
  • Abordar las preocupaciones que tengan los cuidadores primarios acerca de estar separados de sus familias. Puede que las personas de las poblaciones de RIM no tengan otras opciones para garantizar la seguridad y el cuidado de los miembros de su familia si tienen que ponerse en cuarentena o aislarse.

Superar las barreras del idioma

Las barreras del idioma y los desafíos culturales o sociales pueden causar malentendidos o el uso incorrecto de las medidas de mitigación del COVID-19. Las actividades para reducir las barreras del idioma incluyen las siguientes:

  • Tratar de conseguir personal bilingüe de la comunidad de RIM para que sirvan de rastreadores de contactos, trabajadores de salud comunitarios o guías de pacientes (navigators) y dar prioridad al uso de intérpretes certificados. Estas personas no solo dominan el idioma de la población, sino que también son de confianza y conocen las prácticas culturales y las normas sociales, por lo que son más capaces de comunicarse eficazmente.
  • Poner a disposición de las personas servicios de interpretación profesional en su idioma de preferencia durante todo el proceso de investigación de casos y rastreo de contactos. Esto incluye cuando se hacen las entrevistas, cuando se notifica o monitorea a los contactos, y cuando se los vincula a los servicios que necesiten durante el periodo de cuarentena.
  • Proveer a los investigadores de casos y a los rastreadores de contactos que trabajen con las poblaciones de RIM una capacitación que incorpore competencia cultural, así como los procedimientos para el uso de servicios de interpretación de idiomas (p. ej., intérpretes de la comunidad o líneas telefónicas).
  • Evitar el uso de niños bilingües como intérpretes. Es inapropiado asumir que la interpretación puede ser adecuada cuando se usa a niños que quizás no estén familiarizados con los conceptos y el contexto de las conversaciones. Además, puede que los temas de apoyo económico, aislamiento y cuarentena no sean adecuados para niños. Es poco probable que un niño pueda interpretar información de manera eficaz y precisa. Usar a un niño como intérprete puede hacer que información clave se malinterprete debido a que el mensaje es procesado a través del entendimiento y vocabulario de un niño.
  • Abordar las adaptaciones necesarias para las personas con discapacidades que usen servicios de interpretación e información educativa.

Lograr la participación de las comunidades afectadas y formar alianzas clave

La participación comunitaria puede facilitar la adopción y aplicación de medidas para prevenir el COVID-19 en las poblaciones de RIM. Las alianzas con organizaciones que trabajen con las poblaciones de RIM pueden facilitar la elaboración oportuna de mensajes relevantes y eficaces relativos a la participación en intervenciones de salud pública para prevenir el COVID-19. A continuación se describen las actividades propuestas para estos tipos de participación:

  • Identificar y trabajar con agencias de reasentamiento, organizaciones comunitarias, líderes comunitarios de confianza y proveedores locales de atención médica que presten servicios a la comunidad de RIM para elaborar y distribuir mensajes apropiados sobre el aislamiento de casos y la cuarentena de los contactos.
  • Proporcionar información general para que el personal de salud pública entienda las características demográficas, de idiomas, inmigración, patrones de movilidad, culturales y de salud claves, de grupos de RIM específicos, y las consideraciones de atención médica para estas poblaciones, como las que se encuentran en las páginas de los CDC Perfiles de salud de los refugiados, Directrices sobre la salud de los refugiados y Guías etnográficas.
  • Trabajar con entidades de atención médica y colaboradores en la comunidad para identificar lugares estratégicos dentro de las comunidades de RIM para ofrecer pruebas del COVID-19 gratuitas o a bajo costo, como sitios móviles de pruebas o pruebas en los lugares de trabajo y establecimientos religiosos.
  • Formar alianzas con agencias de reasentamiento y organizaciones comunitarias para ayudar a las personas a entender lo que es el rastreo de contactos, por qué los trabajadores de salud pública necesitan encontrar a las personas que hayan estado en contacto con alguien que tenga COVID-19, cómo se puede proteger la información para que las personas no sean afectadas, y qué requiere el rastreo de contactos exitoso.
  • Trabajar con los colaboradores en la comunidad para identificar y superar los obstáculos que impidan la investigación de casos y los esfuerzos del rastreo de contactos exitosos.
  • Colaborar y compartir información con otros departamentos de salud sobre los casos de RIM multijurisdiccionales (p. ej., trabajadores agrícolas migrantes o refugiados reubicados en un nuevo lugar). La Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos proporciona una lista de contactos clave en los estadosexternal icon que pueden conectar a las personas con estos colaboradores.

Educar a las poblaciones de RIM acerca de las medidas de mitigación, incluida la realización de pruebas, la investigación de casos y el rastreo de contactos

La información tiene que ser compartida con las poblaciones de RIM de manera oportuna. Si estos grupos no reciben orientación rápidamente, podrían estar en mayor riesgo de pérdida para el seguimiento y resultados desfavorables sobre la implementación de recomendaciones preventivas. Para educar a las poblaciones de RIM, considere lo siguiente:

  • Compartir información sobre los sitios de pruebas disponibles (p. ej., centros de salud comunitariosexternal icon), los procedimientos que hay que seguir desde el momento en que se hace la prueba y mientras se esperan los resultados (3 medidas clave que hay que tomar mientras espera por los resultados de la prueba del COVID-19 pdf icon[350 KB, 2 páginas]), las implicaciones de los resultados de la prueba, e información para los departamentos de salud y proveedores de atención médica.
  • Compartir recursos sobre el COVID-19 que sean culturalmente sensibles y accesibles para entornos en la comunidad, el trabajo, la escuela y el hogar.
  • Usar materiales de educación sobre temas de salud escritos en lenguaje sencillo o materiales con registros bajos de alfabetización que puedan usarse para transmitir mensajes clave, que se difundan a través de fuentes confiables (p. ej., medios de comunicación étnicos locales y líderes comunitarios o religiosos como portavoces), y que estén hechos en el formato de preferencia y que sean fácilmente accesibles para la comunidad de RIM. El Kit de herramientas de comunicación de los CDC para migrantes, refugiados y otras poblaciones con dominio limitado del inglés proporciona mensajes actuales, información en lenguaje sencillo y materiales sobre el COVID-19 en 34 idiomas. Este kit de herramientas también ofrece orientación y recursos adicionales relacionados con el COVID-19 y las poblaciones de RIM.

Apoyar la finalización exitosa del aislamiento (casos) y la cuarentena (contactos)

Es posible que las poblaciones de RIM necesiten apoyo financiero, social y económico para adoptar las medidas de mitigación del COVID-19, como el aislamiento y la cuarentena. Las poblaciones de RIM con bajos ingresos tal vez no puedan darse el lujo de ausentarse del trabajo y no recibir pago para poder aislarse o ponerse en cuarentena. A continuación, hay actividades de apoyo que pueden facilitar la participación exitosa en medidas de prevención de salud pública.

  • Vincular a las personas en cuarentena o aislamiento con servicios de apoyo social, como entrega de alimentos a domicilio y vivienda temporal, disponibles en su jurisdicción. Puede que las tengan que remitir a trabajadores sociales, organizaciones locales de ayuda y organizaciones comunitarias.
  • Contactarse con empresas que empleen a refugiados (p. ej., plantas avícolas, restaurantes) y tratar la adopción de medidas de mitigación, así como incentivos o políticas como las de licencia por enfermedad (para los propios trabajadores) o licencias familiares (para quienes deban cuidar a un familiar enfermo).
  • Garantizar que las personas que estén separadas de sus familias o amigos y que estén usando establecimientos de alojamiento temporal puedan comunicarse con sus seres queridos y que sus necesidades básicas sean atendidas.
  • Apoyar a las poblaciones de RIM en aislamiento y cuarentena para que mantengan su vivienda y proveerles alimentos durante estos periodos. Puede que esta ayuda sea necesaria para garantizar la finalización exitosa del aislamiento y la cuarentena.
  • Trabajar con agencias de reasentamiento y colaboradores en la comunidad para anticipar qué necesitará la población para apoyar las medidas de aislamiento y cuarentena.
  • Elaborar y compartir mensajes sobre el aislamiento y la cuarentena que reflejen la importancia del fuerte sentido de comunidad y colectivismo en las comunidades de RIM, así como la experiencia de vivir en hogares multigeneracionales.
  • Prepararse para iniciar las medidas de rastreo de contactos en entornos donde se congregan bastantes personas, en eventos religiosos y sociales, y en hogares multifamiliares.
  • Hacer planes para proveer consejería y remisiones a las personas que podrían enfrentar problemas con su salud mental durante el transcurso del aislamiento y la cuarentena.

Considerar los riesgos de viajar

Es posible que las poblaciones de RIM necesiten viajar por un trabajo estacional o para estar cerca de miembros de la familia. Estos viajes podrían aumentar el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2. Para ayudar a reducir este riesgo, considere lo siguiente:

  • Aconseje a las personas de poblaciones de RIM en cuarentena o aislamiento que pospongan los viajes planificados hasta que los funcionarios de salud pública digan que está bien hacerlos.
  • Identifique las preocupaciones relacionadas con viajar. Si viajar es todavía una preocupación, los departamentos de salud locales y estatales podrían solicitar restricciones federales de viajes por motivos de salud pública, las cuales previenen que los viajeros que aparezcan en la lista aborden aviones comerciales y activan una notificación a las autoridades de salud pública, para resguardar la cuarentena o el aislamiento ordenados a nivel estatal o local.
  • Solicite apoyo, según sea necesario, con las restricciones federales de viajes por motivos de salud pública contactando a la estación de cuarentena de los CDC que tenga jurisdicción en el área.