Actividades prioritarias estratégicas para la prevención y el control de infecciones en entornos de atención médica extranjeros

Actividades prioritarias estratégicas para la prevención y el control de infecciones en entornos de atención médica extranjeros
Actualizado 7 de Ago. de 2020

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están trabajando estrechamente con socios internacionales para responder a la pandemia del coronavirus (COVID-19). Los CDC brindan asistencia técnica para ayudar a otros países a aumentar su capacidad para prevenir, detectar y responder a las amenazas para la salud, incluido el COVID-19.

Este documento es suministrado por los CDC y está diseñado para uso en entornos de atención médica extranjeros.

1. Uso de este documento

Este documento tiene el fin de guiar a los socios en la coordinación y establecimientos de atención médica, y a los socios ejecutores, a nivel nacional, en la consideración y planificación de actividades altamente prioritarias para la prevención y el control de infecciones a fin de prevenir la transmisión asociada a la atención médica del SARS-CoV-2 (virus del COVID-19). Algunos aspectos de este documento son pertinentes para todos los países, pero se hace hincapié en las prioridades para entornos de ingresos bajos y medianos dadas las limitaciones de recursos.

La meta de las actividades para la prevención y el control de infecciones en la respuesta a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es apoyar el mantenimiento de los servicios de atención médica esenciales mediante la prevención de la transmisión asociada a la atención médica del SARS-CoV-2 entre los trabajadores de atención médica y los pacientes.

Esto requiere:

  • La identificación rápida de casos presuntos
  • El aislamiento inmediato y la remisión a pruebas
  • El manejo clínico seguro
  • La observancia de las precauciones estándar para la prevención y el control de infecciones

Este documento se centra en la implementación de la identificación rápida del COVID-19 en los establecimientos de atención médica, lo cual constituye la base para el aislamiento, la realización de pruebas y las decisiones de tratamiento subsiguientes.

Las actividades se deben planificar y coordinar en colaboración con los funcionarios de respuesta a emergencias, además de los funcionarios de salud pública pertinentes (p. ej., el ministerio de salud, las oficinas de salud subnacionales, la administración de establecimientos).

En este documento se abordan detalles específicos sobre actividades priorizadas en torno a la identificación rápida del COVID-19 en establecimientos de atención médica bajo cuatro situaciones epidemiológicas diferentes de transmisión del COVID-19. Sin embargo, las autoridades de salud pública nacionales y subnacionales y los establecimientos de atención médica en todos los países deben hacer ciertas actividades centrales en apoyo y preparación para el comienzo de cualquiera de las actividades esbozadas en la sección 5, independientemente de la situación actual de la transmisión del COVID-19 en el país.

2. Actividades nacionales para apoyar y permitir actividades priorizadas de prevención y control de infecciones en establecimientos

Las autoridades de salud pública nacionales y subnacionales desempeñan una función crítica para permitir actividades prioritarias para la prevención y el control de infecciones en los establecimientos de atención médica. Los ámbitos específicos de concentración para las autoridades nacionales y subnacionales deben comprender:

  • La formulación de normas y directrices nacionales o subnacionales sobre la implementación de las actividades prioritarias esbozadas en la sección 5 de este documento en los establecimientos de atención médica (p. ej., la evaluación de los trabajadores de atención médica, el triaje en los establecimientos, el aislamiento y la separación en cohortes en los establecimientos, la facilitación de atención segura en el hogar para los casos con síntomas leves, la circulación y el monitoreo de los trabajadores de atención médica expuestos).
  • La vinculación del ministerio de salud y de las personas de contacto principal subnacionales para la prevención y el control de infecciones con el trabajo de planificación para la preparación frente al COVID-19 (p. ej., pilares de epidemiología y laboratorio).
  • La formulación de planes de pronóstico para el equipo de protección personal (EPP) y otros bienes de consumo (p. ej., desinfectantes de manos a base de alcohol) para la prevención y el control de infecciones que prioricen:
    • Las necesidades del sistema de atención médica
    • La formulación de planes para acumular existencias de reservas de EPP
    • El despliegue de las existencias cuando surge la necesidad
    • La comunicación con establecimientos para garantizar la continuidad de las existencias
  • La evaluación del grado de preparación para la prevención y el control de infecciones para las zonas de hospitalización de los establecimientos respecto de actividades prioritarias (esbozadas en la sección 5) y el uso de esta información para lo siguiente:
    • Definir las redes de remisión nacionales para enviar los casos presuntos o confirmados a hospitales preparados y designados.
      • Nota: esto es más pertinente durante la fase de contención de la respuesta (situaciones epidemiológicas 1 y 2, a continuación) cuando son relativamente pocos los casos que están vinculados epidemiológicamente.
    • Fortalecer las áreas prioritarias para la prevención y el control de infecciones, a partir del riesgo más alto, en preparación para transmisión comunitaria limitada y generalizada.
  • La formulación de normas y procedimientos nacionales para evitar sobrecargar a los establecimientos de atención médica a partir del ingreso de casos presuntos de COVID-19, en particular casos leves. Esto debe incluir:
    • Consideración de capacidades para hacer el triaje a distancia de casos presuntos de COVID-19 por medio de líneas telefónicas directas, telemedicina u otras modalidades.
    • Comunicación con contactos sintomáticos de casos conocidos de COVID-19 para alertar a las autoridades designadas antes de la presentación para atención médica.
    • Formulación de mensajes sobre este tema para los establecimientos de atención médica y la población en general (p. ej., quedarse en casa excepto para recibir tratamiento médico).
  • La garantía de la disponibilidad de pruebas de laboratorio para el COVID-19 en el país y vínculos con los establecimientos de atención médica que puedan necesitar servicios de pruebas.
  • La elaboración de materiales de capacitación sobre actividades prioritarias para la prevención y el control de infecciones a fin de prevenir la propagación del COVID-19 asociado a la atención médica.
    • Diseminación de materiales de capacitación a sociedades profesionales, autoridades de salud pública subnacionales, establecimientos de atención médica y trabajadores de atención médica de primera línea.

3. Actividades centrales de los establecimientos para la prevención y el control de infecciones independientemente de la situación epidemiológica

  • Formular planes para llevar a cabo las acciones esbozadas en la sección 5 a fin de prevenir la propagación de infecciones respiratorias agudas (IRA), como el COVID-19, dentro del establecimiento.
  • Formular POE para los procedimientos de limpieza ambiental, en particular para las zonas de triaje y aislamiento donde se ubicará a pacientes con casos presuntos o confirmados de COVID-19.
  • Formular planes de personal para dotar correctamente de personal las zonas de aislamiento y considerar si es viable separar al personal en cohortes.
  • Formular planes de contingencia en caso de insuficiencia de EPP y otros bienes de consumo para la prevención y el control de infecciones (p. ej., desinfectantes de manos a base de alcohol) en colaboración con autoridades de salud pública nacionales y subnacionales.
  • Formular planes de comunicación para garantizar la comunicación interna y externa adecuada sobre el COVID-19.
  • Educar a los trabajadores de atención médica, los pacientes y las visitas sobre los signos y síntomas del COVID-19, así como los protocolos requeridos para la prevención y el control de infecciones.
  • Formular normas para las restricciones a visitas (p. ej., restringir el ingreso de visitas que estén enfermas con IRA).
  • Formular normas para identificar y estratificar según el riesgo a los trabajadores de atención médica expuestos a casos del COVID-19 y monitorear su circulación y regreso al trabajo.
  • Establecer canales de comunicación entre los establecimientos de atención médica y las autoridades de salud pública que puedan facilitar la vinculación a las pruebas de laboratorio y el rastreo epidemiológico o de contactos.

4. Situaciones epidemiológicas

  1. Sin casos conocidos en el país
  2. Casos confirmados, pero sin transmisión comunitaria conocida
    1. Si hay casos secundarios presentes, todos están vinculados a otros casos confirmados
  3. Casos confirmados, transmisión comunitaria limitada
    1. Cantidad limitada de casos no vinculados identificados en la comunidad
  4. Casos confirmados, transmisión comunitaria generalizada
    1. Muchos casos no vinculados identificados en la comunidad

Nota: podrían existir situaciones dentro de un país por las que diferentes zonas geográficas satisfacen criterios de situaciones diferentes. Los ministerios de salud, en coordinación con las partes interesadas pertinentes, deben considerar el carácter apropiado y la viabilidad de aplicar una serie única de actividades priorizadas para la prevención y el control de infecciones en el país conforme a la situación de transmisión más grave identificada o implementar varias series de actividades priorizadas para la prevención y el control de infecciones en unidades geográficas afectadas en forma diferente. La experiencia en esta pandemia ha mostrado que una vez que una región se encuentra en la situación 2 (casos confirmados, sin transmisión comunitaria conocida), las estrategias resueltas de pruebas de infecciones respiratorias no diagnosticadas podrían revelar rápidamente transmisión comunitaria subyacente. Esto puede generar la progresión rápida a una situación 4 (transmisión comunitaria generalizada), algunas veces en el lapso de tan solo una semana. Por ello es absolutamente esencial que los países se preparen enérgicamente para situaciones epidemiológicas futuras incluso a medida que ponen en marcha actividades para su situación actual. Los ministerios de salud y los establecimientos de atención médica deben actuar rápidamente una vez que se identifican casos para prevenir y prepararse para la situación 4 (transmisión comunitaria generalizada).

5. Actividades priorizadas de prevención y control de infecciones para prevenir y contener casos de COVID-19, por situación epidemiológica

Actividades priorizadas de prevención y control de infecciones para prevenir y contener casos de COVID-19, por situación epidemiológica
Dominio Actividades prioritarias Fundamento
Situación 1: sin casos conocidos en el país
Limitación del ingreso de trabajadores de atención médica con COVID-19 presunto
  • Identificación pasiva de trabajadores de atención médica en establecimientos de servicios de hospitalización y ambulatorios que están enfermos con una IRA
  • Reforzar mensajes sobre no concurrir a trabajar si se está enfermo, en especial con una IRA
Los trabajadores de atención médica pueden propagar el COVID-19 en los establecimientos de atención médica si son casos desconocidos. Este puede ser un indicador temprano a mediano de introducción del COVID-19 en el sistema de atención médica.
Identificación de pacientes hospitalizados con COVID-19 presunto
  • Instar al personal a mantener un alto nivel de alerta respecto del COVID-19 si se ven pacientes hospitalizados con síntomas compatibles y ninguna otra etiología clara de enfermedad Y a indagar sobre cualquier vínculo epidemiológico (p. ej., antecedentes de viaje, contacto con caso confirmado)
La evaluación sistemática de pacientes hospitalizados es una actividad que exige muchos recursos y la IRA o la neumonía asociada con la atención médica es común. Sin embargo, es importante que los médicos mantengan un alto nivel de alerta por el COVID-19 cuando hay síntomas indicativos y preguntar sobre cualquier vínculo epidemiológico dado que esto podría ser un signo temprano de introducción al establecimiento de atención médica.
Triaje en encuentro inicial en el establecimiento de atención médica
  • Fortalecer la prevención y el control de infecciones durante el triaje de rutina para garantizar que se tomen las precauciones estándar (p. ej., higiene de las manos, higiene respiratoria) y separación de los pacientes con IRA de otros pacientes en la sala de espera o la zona de triaje
  • Instar al personal a cargo de los ingresos y al personal médico a que tenga un alto nivel de alerta respecto del COVID-19 si se ve a pacientes con síntomas y viajes a un país con transmisión comunitaria generalizada o con contacto conocido con un caso de COVID-19 confirmado
La evaluación sistemática para el COVID-19 en todos los establecimientos de atención médica en un país sin casos exige un número prohibitivamente alto de recursos con una rentabilidad baja de la inversión (es decir, probabilidad baja de identificar un caso confirmado).

Las limitaciones en la realización de pruebas de laboratorio pueden dificultar en gran medida la implementación de un triaje sistemático para el COVID-19 en los establecimientos de hospitalización en países sin casos conocidos.

Situación 2: casos confirmados, pero sin transmisión comunitaria conocida
Limitación del ingreso de trabajadores de atención médica con COVID-19 presunto
  • Igual a la situación 1 con afianzamiento de la detección (p. ej., norma para que los trabajadores de atención médica llamen a un supervisor si están enfermos o para que el supervisor notifique si un empleado está ausente del trabajo)
Una vez que se identifican casos en un país, se torna necesario fortalecer la identificación de los trabajadores de atención médica enfermos.
Identificación de pacientes hospitalizados con COVID-19 presunto
  • Igual a la situación 1 con detección pasiva mejorada de ser viable (p. ej., recordatorios clínicos diarios de considerar el COVID-19 en pacientes hospitalizados)
La identificación de conglomerados de IRA dentro de un establecimiento de atención médica se basa en la epidemiología de la atención médica que debe ser constante en los hospitales para analizar conglomerados de infecciones en tiempo y espacio. Durante el COVID-19, se debe prestar especial atención a los conglomerados de IRA en los pacientes hospitalizados que podrían sugerir la transmisión del COVID-19 asociada a la atención médica.
Triaje en encuentro inicial en el establecimiento de atención médica
  • Fortalecer el triaje básico como en la situación 1
  • Fortalecer las vinculaciones con los equipos de rastreo de contactos para garantizar que los contactos de casos conocidos de COVID-19 puedan acceder a puntos de atención médica designados si se tornan sintomáticos a fin de prevenir que contactos sintomáticos conocidos concurran a establecimientos de atención médica no preparados
La atención en este momento se debe centrar en garantizar que los contactos sintomáticos de casos confirmados reciban instrucciones para presentarse en establecimientos de atención medica preparados para recibirlos.

Esta es la actividad prioritaria a fin de prevenir que los pacientes con COVID-19 lleguen sin ser reconocidos a establecimientos de atención médica. El triaje sistemático y generalizado del COVID-19 en los establecimientos de atención médica cuando todos los casos están vinculados epidemiológicamente es de menor prioridad.

Limitación del ingreso de visitas con COVID-19 presunto
  • Implementar normas para restringir las visitas a pacientes con IRA ingresados a establecimientos de atención médica
  • Detección pasiva de visitas enfermas, p. ej., instar a las visitas a no ingresar al establecimiento si tienen una IRA
Las visitas a establecimientos de atención médica tienen el potencial de introducir el COVID-19, en especial cuando están en contacto cercano con pacientes con COVID-19 presunto
Situación 3: casos confirmados, transmisión comunitaria limitada
Limitación del ingreso de trabajadores de atención médica con COVID-19 presunto
  • Igual a la situación 2 Y en establecimientos de alto riesgo, considerar poner en marcha la evaluación activa para identificar a los trabajadores de atención médica con IRA antes del trabajo
El aumento de la transmisión trae aparejada la mayor utilidad de la expansión a la evaluación activa de los trabajadores de atención médica, en especial a medida que se amplía la transmisión comunitaria y aumenta la probabilidad de contacto de los trabajadores de atención médica con casos fuera del establecimiento de atención médica.
Identificación de pacientes hospitalizados con COVID-19 presunto
  • Igual a la situación 2
Igual al fundamento en la situación 2 anterior.
Triaje en encuentro inicial en el establecimiento de atención médica
  • Fortalecer la prevención y el control de las infecciones durante el triaje de rutina como en la situación 1
  • Evaluación sistemática de pacientes que se presentan a un establecimiento de atención médica para identificar casos presuntos de COVID-19 guiada por las definiciones de casos de la OMS o específicas para los países
Una vez que se documenta la transmisión no vinculada en el país o la región geográfica, la capacidad para depender de la identificación de contactos sintomáticos y la remisión a establecimientos preparados pierde eficacia como estrategia para prevenir que casos no identificados de COVID-19 ingresen a un establecimiento de atención médica.

En establecimientos con acceso a pruebas de laboratorio se debe realizar el triaje sistemático en forma generalizada dado que esto permitirá al establecimiento confirmar rápidamente los casos para los fines de aislamiento.

En áreas sin capacidad para realizar pruebas de laboratorio, solo se debe realizar el triaje sistemático en establecimientos de alto riesgo (p. ej., con una alta probabilidad de tener casos) y se puede considerar el uso de una definición de caso altamente específica (para evitar que casos de COVID-19 se pongan en aislamiento con otros que no son casos)

Limitación del ingreso de visitas con COVID-19 presunto
  • Restricciones al ingreso de visitas iguales a las que rigen en la situación 1; considerar expandir la medida hasta impedir las visitas a todos los pacientes hospitalizados
  • Considerar la implementación de la evaluación activa de las visitas con IRA con la prohibición del ingreso de las visitas enfermas
Las visitas a establecimientos de atención médica tienen el potencial de introducir el COVID-19, en especial cuando están en contacto cercano con pacientes con COVID-19 presunto
Situación 4: casos confirmados, transmisión comunitaria generalizada
Limitación del ingreso de trabajadores de atención médica con COVID-19 presunto
  • Evaluación activa para identificar a trabajadores de atención médica enfermos antes del trabajo
Con transmisión comunitaria generalizada, al igual que en brotes anteriores de enfermedades infecciosas emergentes, los trabajadores de atención médica tienen un alto riesgo de convertirse en casos. En esta situación, los trabajadores de atención médica deben ser evaluados activamente antes de los turnos para evitar la transmisión adicional del COVID-19 si están enfermos.
Identificación de pacientes hospitalizados con COVID-19 presunto
  • Igual a la situación 2 con consideración de la evaluación de los pacientes hospitalizados por COVID-19, si lo permiten los recursos
Con mayor transmisión comunitaria, aumenta la probabilidad de pasar por alto a pacientes con COVID-19 en el triaje, así como la probabilidad de transmisión asociada con la atención médica. De este modo, se debe priorizar una mayor atención a casos individuales de posible COVID-19 que surjan entre pacientes hospitalizados.
Triaje en encuentro inicial en el establecimiento de atención médica
  • Fortalecer el triaje básico para la prevención y el control de infecciones como en la situación 1
  • Evaluación sistemática de cada paciente en el triaje conforme se esboza en la situación 3
Con la transmisión comunitaria generalizada, la probabilidad de encontrar casos positivos en el triaje es más alta y, de este modo, se debe priorizar más el triaje funcional en el encuentro inicial en el establecimiento de atención médica. Esto será difícil en lugares sin acceso a servicios de laboratorio.
Limitación del ingreso de visitas con COVID-19 presunto
  • La evaluación activa de todas las visitas al hospital por enfermedad indicativa de COVID-19 sin ingreso de visitas enfermas
Las visitas a establecimientos de atención médica tienen el potencial de introducir el COVID-19, en especial cuando están en contacto cercano con pacientes con COVID-19 presunto.

1 Los establecimientos de alto riesgo deben ser definidos por las autoridades de salud pública considerando lo siguiente: la proximidad a las instalaciones o las comunidades con casos conocidos de COVID-19, incluidas aquellas que superan fronteras administrativas o internacionales, así como los establecimientos de prioridad que ven grandes cantidades de pacientes con alto riesgo de ser un caso de COVID-19 y donde la introducción sería altamente perturbadora (p. ej., hospitales de remisión grandes).

6. Consideraciones adicionales para los establecimientos de hospitalización con casos ingresados de COVID-19 confirmados

Independientemente de la situación epidemiológica en un país, una vez que un establecimiento de hospitalización alberga casos presuntos o confirmados de COVID-19, se aplicarán precauciones específicas para la prevención y el control de infecciones para fines de aislamiento. Estas son esbozadas por la Organización Mundial de la Salud y se pueden consultar en los enlaces a continuación. De acuerdo con este documento, los establecimientos con casos confirmados tal vez necesiten realizar actividades priorizadas de otras situaciones epidemiológicas incluso si esas situaciones no representan la situación del COVID-19 en todo el país. Esto podría incluir, por ejemplo, un hospital con casos confirmados de COVID-19 que opta por evaluar activamente a los trabajadores de atención médica respecto de los signos y síntomas del COVID-19, a pesar de que no está indicado en las actividades prioritarias de rutina en la situación epidemiológica de ese país.

7. Recursos adicionales para la prevención y el control de infecciones y el COVID-19

Grado de preparación nacional (OMS): https://www.who.int/publications-detail/national-capacities-review-tool-for-a-novelcoronavirusexternal icon

Grado de preparación de los establecimientos (CDC): https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/preparedness-checklists.html

Definición de la OMS de la vigilancia del COVID-19: https://www.who.int/publications-detail/global-surveillance-for-human-infection-with-novel-coronavirus-(2019-ncov)external icon

Guía de la OMS sobre la prevención y el control de infecciones: https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/technical-guidance/infection-prevention-and-controlexternal icon

Lista de verificación de la OMS para la planificación en caso de influenza pandémica (véase la sección 4.0): https://www.who.int/influenza/preparedness/pandemic/influenza_risk_management_checklist_2018/en/external icon

8. Agradecimientos

Los CDC desean agradecer a April Baller, MD, jefa de Prevención y Control de Infecciones, Programa Mundial de Emergencias Sanitarias, y María Clara Padoveze, RN, PhD, funcionaria técnica, Unidad de Prevención y Control de Infecciones en la Organización Mundial de la Salud.

Última actualización 7 de Ago. de 2020