Important update: Healthcare facilities
CDC has updated select ways to operate healthcare systems effectively in response to COVID-19 vaccination. Learn more
To maximize protection from the Delta variant and prevent possibly spreading it to others, get vaccinated as soon as you can and wear a mask indoors in public if you are in an area of substantial or high transmission.
UPDATE
Given new evidence on the B.1.617.2 (Delta) variant, CDC has updated the guidance for fully vaccinated people. CDC recommends universal indoor masking for all teachers, staff, students, and visitors to K-12 schools, regardless of vaccination status. Children should return to full-time in-person learning in the fall with layered prevention strategies in place.
UPDATE
The White House announced that vaccines will be required for international travelers coming into the United States, with an effective date of November 8, 2021. For purposes of entry into the United States, vaccines accepted will include FDA approved or authorized and WHO Emergency Use Listing vaccines. More information is available here.
UPDATE
Travel requirements to enter the United States are changing, starting November 8, 2021. More information is available here.

Equipo de protección personal

Equipo de protección personal
Updated Nov. 4, 2021

Resumen de los cambios recientes

  • Se eliminó la estrategia de reprocesamiento y reutilización de las mascarillas médicas.
  • Se eliminó el uso del protector facial únicamente como estrategia de emergencia cuando no haya mascarillas médicas disponibles.
  • Se agregó texto a la sección sobre el uso ampliado de batas.
  • Se eliminó la estrategia de reutilización de dedicar un suministro de gafas de protección o protectores faciales a un área de aislamiento cuando los suministros sean limitados.
  • Se eliminó la estrategia de reprocesamiento y reutilización de respiradores con pieza facial filtrante (FFR).
  • Se agregó el uso de alternativas para los respiradores cuando no haya respiradores N95, FFP2, P2, o equivalentes, para partículas estándar.

Propósito y alcance de este documento:

Este documento proporciona consideraciones operativas específicas que las autoridades en el área de atención médica pueden revisar en el contexto de la escasez de suministros a nivel mundial de equipo de protección personal (PPE), como ayuda para tomar decisiones a fin de proporcionar la capacidad necesaria ante el aumento de la demanda durante la respuesta al COVID-19.

Este documento se basa en las estrategias de los CDC para entornos de atención médica en los EE. UU., COVID-19: Estrategias para optimizar el suministro de EPP | CDC, e incluye estrategias potenciales que podrían aplicarse en contextos fuera de los EE. UU.

Este documento debe revisarse junto con la guía de la OMS sobre el Uso racional de equipo de protección personal frente al COVID-19pdf iconexternal icon, que define las estrategias para optimizar la disponibilidad de EPP y opciones de medidas temporales durante la escasez grave de EPP.

Puntos importantes:

  • Se necesitarán esfuerzos continuos y de alto nivel para mantener y ampliar la cadena de suministros de EPP a fin de garantizar la disponibilidad de EPP en entornos de atención médica donde sea necesario, y permitir el cumplimiento de las prácticas estándar de prevención y control de infecciones.
  • Las estrategias de emergencia para el EPP discutidas en este documento no coinciden con las prácticas estándar y, por lo tanto, no se recomiendan cuando puedan evitarse. Cuando sea necesario, deben implementarse durante el menor tiempo posible.
  • Siempre que sea posible, las estrategias de emergencia para el EPP no deben usarse en las salas de los hospitales que alberguen a pacientes graves o críticamente enfermos con COVID-19, y los que tengan coinfecciones conocidas de organismos resistentes a múltiples fármacos u otros organismos transmitidos por contacto (p. ej., Klebsiella pneumoniae) o gotitas (p. ej., virus de la influenza).

La consideración de estas estrategias supone que los operadores y administradores de establecimientos de atención médica:

  • Se comuniquen con los colaboradores locales de salud pública —como el personal de preparación y respuesta a emergencias de salud pública, y las autoridades subnacionales y nacionales— para identificar los suministros de EPP adicionales.
  • Conozcan su inventario y tasas de utilización. Ver el Calculador de tasas de consumo de equipos de protección personal (EPP)| CDC
  • Implementen otras medidas de control administrativo y de ingeniería para pacientes con COVID-19, que incluyan:
    • Usar barreras físicas y otros controles de ingeniería
    • Reducir los encuentros cara a cara de los trabajadores de atención médica con pacientes; por ejemplo, a través de telemedicina
    • Limitar la cantidad de visitantes a los establecimientos de atención médica
    • Agrupar a los pacientes y al personal de atención médica
    • Reducir o cancelar los procedimientos quirúrgicos programados y las visitas ambulatorias que no sean críticas ni urgentes

Brindar educación y capacitación, incluso hacer que se demuestre la competencia para ponerse y quitarse todo el equipo de protección personal necesario para la atención directa de pacientes con COVID-19 y otras funciones laborales. Ver OMS | CÓMO PONERSE Y QUITARSE el equipo de protección personal (EPP)external icon

Estructura del documento:

Este documento está organizado por el tipo de EPP indicado para el uso en la atención médica directa de pacientes con COVID-19 presunto o confirmado, como mascarillas médicas, batas y protectores para los ojos, debido a la escasez generalizada de suministros. Los respiradores solo se describen brevemente, con referencias a otras fuentes de información. En este documento no se abordan los guantes de examen de pacientes; las estrategias para abordar la escasez temporal de guantes se cubren en el documento Uso racional de equipo de protección personal frente al COVID-19pdf iconexternal icon.

En cada una de las estrategias potenciales, para cada tipo de PPE, se proporciona una breve descripción, así como consideraciones operativas para dos escenarios:

  1. Suministros limitados: donde el EPP recomendado para la atención médica directa todavía está disponible, pero el suministro es insuficiente para permitir el cumplimiento total de las prácticas estándar de prevención y control de infecciones. Las estrategias para conservar suministros en este escenario podrían incluir:

Uso ampliado: un trabajador utiliza el mismo EPP de forma continua durante más tiempo de lo recomendado o para tratar a varios pacientes con COVID-19 sucesivamente.

Reutilización: un trabajador utiliza el mismo EPP de nuevo después de reprocesarlo.

  1. No hay EPP disponible: donde el EPP recomendado para la atención médica directa NO está disponible, en el contexto de escasez grave de suministros. La estrategia en este escenario es usar medios alternativos de protección, en lugar del EPP recomendado, como último recurso durante una crisis.

Estas estrategias se enumeran según la prioridad para considerarlas; por ejemplo, las estrategias de uso ampliado generalmente deben considerarse antes de las estrategias de reutilización.

Este es un documento provisional y la información proporcionada se actualizará a medida que se disponga de nuevos datos.

Estrategias generales:

Consideraciones en el contexto de suministros limitados.

Implementar la reutilización de EPP donde haya opciones como batas de tela y gafas protectoras reutilizables.

  • Si se adopta esta estrategia:
    • El personal de apoyo debe asegurarse de que el equipo sea reprocesado después de cada uso, siguiendo las instrucciones del fabricante para la limpieza y desinfección.
    • Según sea necesario, se deberá aumentar la cantidad de personal de apoyo para garantizar que el equipo sea reprocesado después de cada uso.
    • Se deberán establecer sistemas para 1) inspeccionar de forma rutinaria, 2) mantener (p. ej., remplazar tiras para sujetar que falten) y 3) sustituir los EPP reutilizables cuando estén dañados (p. ej., las batas deberán desecharse cuando su tela esté muy delgada o se haya rasgado).

Por un tiempo limitado, usar los EPP más allá del tiempo de vida útil o fecha de vencimiento que haya establecido el fabricante.  

  • Si se adopta esta estrategia:
    • Los artículos deben inspeccionarse antes de su uso para asegurarse de que estén en buenas condiciones; es decir, que no se hayan degradado, rasgado o deteriorado de un modo que pueda afectar su rendimiento.

Estrategias para cada tipo de EPP específico

Mascarillas médicas

Las mascarillas médicas (también conocidas como mascarillas quirúrgicas) reducen la transferencia de saliva y gotitas respiratorias a otras personas, y ayudan a bloquear la sangre y otros materiales potencialmente infecciosos de la piel, boca o nariz del usuario. Las mascarillas médicas pueden tener o no algún nivel de resistencia a los líquidos y no se ajustan herméticamente a la cara del usuario. Tienen múltiples capas fusionadas de diferentes materiales textiles no tejidos. Están disponibles en diferentes espesores y con diferente capacidad para proteger contra el contacto con salpicaduras y gotitas. Están diseñadas para un solo uso y se deteriorarán con la utilización prolongada, la exposición a la humedad y la exposición a niveles estándar de desinfección, como la que se realiza con productos químicos, calor y radiación.  Las mascarillas correspondientes a la categoría III de la Directiva de Dispositivos Médicos 93/42/CCE de la UE o equivalente, al tipo II de EN 14683, IIR, como mínimo al nivel 1 de ASTM F2100 o equivalente están indicadas para su uso en la atención médica directa de pacientes con COVID-19.

1) Suministros limitados

Uso ampliado: Ampliar el uso de mascarillas médicas para que un trabajador de atención use una con varios pacientes con COVID-19 (cuando los vea sucesivamente) durante un solo turno.

  • Si se adopta esta estrategia:
    • Si la mascarilla se humedece, se daña, se ensucia visiblemente o dificulta la respiración a través de ella, deberá quitarse utilizando la técnica adecuadaexternal icon y desecharse siguiendo los protocolos locales.
    • Si la mascarilla se quita por cualquier otro motivo, como para tomar un descanso o completar un turno, debe desecharse siguiendo los protocolos locales.
    • La cantidad potencial de horas de uso ampliado dependería de factores locales e individuales, como la humedad y la duración del turno. En la práctica, esto probablemente sería un máximo de seis horas.

2) No hay mascarillas médicas disponibles

Uso de medios alternativos de protección: Combinar el uso de una mascarilla (no médica) de tela validada, y de un protector facial.

  • Nota: las mascarillas (no médicas) de tela no se consideran EPP y no están reguladas. Se debe tener prudencia al considerar esta opción.

Batas

Las batas de hospital de manga larga, no estériles (batas de aislamiento o batas quirúrgicas) están indicadas para su uso en la atención directa de pacientes con COVID-19. Están disponibles en opciones desechables y reutilizables. Las batas desechables generalmente están hechas de un material sintético hilado. Las batas reutilizables (lavables) suelen estar hechas de algodón o tejidos de mezcla de algodón; las batas que están hechas de estos tejidos se pueden lavar y reutilizar de forma segura si están en buenas condiciones.

1) Suministros limitados

Uso ampliado: Ampliar el uso de batas (desechables o reutilizables) para que un trabajador de atención médica use una con varios pacientes con COVID-19 (cuando los vea sucesivamente) durante un solo turno.

  • Si se adopta esta estrategia:
    • Si la bata se ensucia visiblemente, debe quitarse utilizando la técnica adecuada para el reprocesamiento (consultar la guía de reprocesamiento a continuación) o desecharla siguiendo los protocolos locales (y a continuación ponerse una nueva bata de forma adecuada).
    • Si la bata se quita por cualquier otro motivo, como para tomar un descanso o completar un turno, deberá enviarse para su reprocesamiento o desecharse siguiendo los protocolos locales.
  • Nota: esta estrategia se puede considerar solo si no hay diagnósticos de coinfecciones adicionales transmitidas por contacto (como Clostridioides difficile, Candida auris) entre pacientes.

Guía para el reprocesamiento de batas

Método

Productos

Proceso

Método

Lavadoras y secadoras de ropa comerciales o industriales

Productos

Detergentes para ropa

Proceso

Seguir las instrucciones del fabricante de la lavadora y de la secadora.
Utilizar agua caliente (70 a 80 °C [158 a 176 °F] por 10 min) y un detergente para ropa aprobado.
Secar la ropa de cama completamente en una secadora comercial.

Método

Lavado manual de ropa

Productos

Detergente para ropa

Desinfectante hospitalario

Proceso

1. Limpiar sumergiendo en una solución de detergente y agua caliente, y usar la acción mecánica (restregar) para eliminar la suciedad.
2. Remojar en una solución de cloro al 0.05 % durante aproximadamente 30 minutos después de limpiar con detergente y agua.
3. Enjuagar con agua limpia para quitar el residuo.
4. Permitir que se seque por completo, idealmente al sol.

Para obtener más orientación sobre el reprocesamiento de batas reutilizables, consultar: Limpieza ambiental en entornos con recursos limitados | Infecciones asociadas a la atención médica | CDC

2) No hay batas disponibles

Uso de medios alternativos de protección (en orden de prioridad):

  • Batas de laboratorio desechables
  • Batas de paciente reutilizables (lavables), batas de laboratorio reutilizables (lavables)
  • Delantales desechables
  • Combinaciones de ropa como protectores de mangas en combinación con delantales y batas de paciente de manga larga o batas de laboratorio
  • Si se adopta esta estrategia:
    • La selección de alternativas potenciales debe tener en cuenta la disponibilidad de estas alternativas y sus atributos, como la impermeabilidad y la comodidad del usuario, y si hay una cantidad suficiente que permita el remplazo frecuente.
    • Las alternativas deberán quitarse para ser reprocesadas o desechadas siguiendo los protocolos locales siempre que sea necesario, como cuando se humedezcan, estén visiblemente sucias o se dañen, o el trabajador de atención médica salga del área de aislamiento.
  • Nota: aumentar las operaciones de lavandería y aumentar la cantidad de personal según sea necesario para acomodar cargas y ciclos de lavado adicionales. Además, se deben establecer sistemas para que rutinariamente se inspeccionen, mantengan (por ejemplo, reparar un pequeño orificio en una bata, reemplazar las tiras para sujetar que falten) y remplacen las alternativas de batas reutilizables cuando sea necesario (por ejemplo, cuando la tela esté delgada o rasgada).

Protección para los ojos

Gafas protectoras: las gafas protectoras actúan como una barrera para proteger los ojos. Deben ajustarse bien sobre y alrededor de los ojos o los lentes recetados personales, permitir la ventilación indirecta (para evitar la penetración de salpicaduras o aerosoles) y tener un recubrimiento para evitar que se empañen y así ayudar a que la vista se mantenga clara. Los lentes están hechos de plástico, comúnmente policarbonato, y tienen una banda elástica graduable que permite un buen ajuste alrededor de los ojos.  Las gafas que se utilizan para la atención médica son reutilizables y, por lo tanto, es una práctica estándar reprocesarlas y volverlas a usar.

Protectores faciales: los protectores faciales actúan como una barrera de protección del área facial y las membranas mucosas relacionadas (ojos, nariz, labios), y se consideran una alternativa a las gafas de protección. Los protectores faciales no tienen como objetivo funcionar como protección respiratoria primaria y deben usarse de forma concurrente con una mascarilla médica (para precauciones contra la transmisión por gotitas), o un respirador (para precauciones contra la transmisión por el aire). Deben cubrir la frente, extenderse por debajo del mentón y hacia los lados de la cara. Los protectores faciales están disponibles en opciones desechables y reutilizables.

1) Suministros limitados

Uso ampliado: Ampliar el uso de gafas protectoras o protectores faciales (desechables o reutilizables) para que un trabajador de atención médica los use con varios pacientes con COVID-19 (cuando los vea sucesivamente) durante un solo turno.

  • Si se adopta esta estrategia:
    • Si el protector para los ojos está visiblemente sucio, debe quitarse utilizando la técnica adecuadaexternal icon y enviarse para que se reprocese o deseche siguiendo los protocolos locales (y a continuación ponerse un nuevo protector para los ojos) antes de pasar a otro paciente.
    • Si el protector para los ojos se quita por cualquier otro motivo, como para tomar un descanso o completar un turno, deberá enviarse para su reprocesamiento o desecharse siguiendo los protocolos locales.

Reutilización: reprocesamiento y reutilización de protectores faciales desechables para que un trabajador de atención médica use uno con varios pacientes con COVID-19 durante un período de tiempo limitado (turnos múltiples).

  • Si se adopta esta estrategia:
    • Cada protector facial deberá estar destinado a un solo trabajador de atención médica.
    • Deben reprocesarse inmediatamente cuando estén visiblemente sucios, siempre que se quiten, como cuando el trabajador de atención médica deje el área de aislamiento, y al menos una vez al día (después de cada turno) antes de volver a ponérselos (consultar la guía de reprocesamiento a continuación).
    • Después del reprocesamiento, el protector facial debe guardarse en un recipiente de plástico transparente y etiquetarse con el nombre del trabajador de atención médica para evitar que se comparta accidentalmente con otro trabajador.
  • Nota: se desconoce la cantidad de veces que un protector facial desechable podría reprocesarse; por lo tanto, estos protectores deberían examinarse cuidadosamente antes de cada reutilización para garantizar la integridad de la almohadilla de espuma, la banda elástica y la claridad del visor.

Guía para reprocesar los protectores para los ojos

Tipo de equipo

Pasos para el reprocesamiento

Opciones de productos desinfectantes

Tipo de equipo

Protectores faciales desechables

Pasos para el reprocesamiento

  1. Limpiar con cuidado el interior y luego el exterior del visor con un paño limpio saturado con una solución de detergente neutro; enjuagar si es necesario.
  2. Limpiar con cuidado el exterior del visor con un paño limpio o una toallita que estén saturados con una solución desinfectante hospitalaria; asegurarse de que permanezca húmedo durante el tiempo de contacto requerido.
  3. Limpiar el exterior del visor con agua limpia para eliminar los residuos.
  4. Secar completamente (al aire o usar toallas absorbentes limpias).

Opciones de productos desinfectantes

Se recomienda usar un desinfectante a base de cloro (solución de cloro al 0.1 %) en lugar de alcohol, ya que este puede dañar y decolorar el plástico, y deteriorar los pegamentos con el tiempo; se debe tener en cuenta que también puede eliminar las propiedades antirreflectante y antiempañante del protector facial.

Ver Ver Cómo hacer una solución de cloro al 0.1 % (1000 ppm) (Español) pdf icon[1 página]

Tipo de equipo

Gafas protectoras o protector facial reutilizables

Pasos para el reprocesamiento

  1. Sumergir en una solución de detergente y agua tibia, o limpiar con esta solución; usar acción mecánica para eliminar cualquier suciedad visible; luego, enjuagar rápidamente con agua limpia; enjuagar si es necesario.
  2. Sumergir en una solución de desinfectante hospitalario, o limpiar con esta solución durante el tiempo de contacto requerido.
  3. Enjuagar con agua limpia (en un fregadero si está disponible o sumergiéndolo en un balde de agua limpia) para eliminar cualquier residuo.
  4. Secar completamente (al aire o usar toallas absorbentes limpias)

Opciones de productos desinfectantes

Se debe consultar a los fabricantes para recibir orientación y conocer su experiencia en la desinfección de sus respectivos productos.

2) No hay gafas protectoras ni protectores faciales

Uso de medios alternativos de protección: usar gafas de seguridad.

  • Si se adopta esta estrategia:
    • La selección de alternativas potenciales debe incluir aquellas que tengan extensiones para cubrir el costado de los ojos.

Procedimientos para cada tipo específico de PPE:

Respiradores

Los respiradores proporcionan protección contra la inhalación de partículas infecciosas muy pequeñas, que están en el aire, mediante una pieza facial filtrante (FFR, por sus siglas en inglés).  Los respiradores N95, FFP2, P2, o equivalentes, de partículas estándar están indicados para el uso con pacientes con COVID-19.

1) Suministros limitados

Uso ampliado: Ampliar el uso de FFR para que un trabajador de atención médica use uno con varios pacientes con COVID-19 (cuando los vea sucesivamente) durante un solo turno.

2) No hay respiradores N95, FFP2, P2, o equivalentes, de partículas estándar

Uso de medios alternativos de protección: uso de respiradores purificadores de aire con pieza facial completa o media mascarilla elastomérica, y respiradores purificadores de aire forzado (PAPR, por sus siglas en inglés).

Referencias:

Darnell M, Subbarao K, Feinstone S, Taylor D. Inactivation of the coronavirus that induces severe acute respiratory syndrome, SARS-CoV  J Virological Methods 2004; 121: 85-91, https://doi.org/10.1016/j.jviromet.2004.06.006external iconexternal icon

Feldmann F, Shupert WL, Haddock E, Twardoski B, Feldmann H. Gamma Irradiation as an Effective Method for Inactivation of Emerging Viral Pathogens. Am J Trop Med Hyg. 2019;100(5):1275–1277. doi:10.4269/ajtmh.18-0937

Institute of Medicine. 2006. Reusability of Facemasks During an Influenza Pandemic: Facing the Flu. Washington, DC: The National Academies Press. https://doi.org/10.17226/11637external iconexternal icon.

MacIntyre C, Seale H, Hung TC, Hien NT, Nga PT, Chugtai AA, Rahman B, Dwyer D, Wang Q. A cluster randomised trial of cloth masks compared with medical masks in healthcare workers, BMJ Open. 2015; 5(4). doi: 10.1136/bmjopen-2014-006577external iconexternal icon

Reconocimientos:

Los CDC desean reconocer, por sus valiosas contribuciones a estas consideraciones operativas, a April Baller, MD,  jefa de Prevención y Control de Infecciones, Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS; a Benedetta Allegranzi, MD y DTM&H, jefa técnica de la Unidad Central y Grupo de Trabajo para la Prevención y el Control de Infecciones de la OMS; y a Maria Clara Padoveze, RN, PhD, funcionaria técnica, Unidad de Prevención y Control de Infecciones de la OMS.