Lo que pueden hacer empleados y empleadores para manejar la fatiga laboral durante el COVID-19

Lo que pueden hacer empleados y empleadores para manejar la fatiga laboral durante el COVID-19

La pandemia de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) ha tocado todos los aspectos sociales, incluida la forma en que trabajamos. El personal de respuesta a emergencias, los trabajadores de atención médica y los otros trabajadores que proveen servicios esenciales a la comunidad, han tenido exigencias particularmente extremas, trabajando más horas de lo normal, más turnos o incluso durante toda la noche, lo cual los ha dejado con menos tiempo para dormir y recargar energías.

Bajo circunstancias normales, los adultos necesitan entre 7 y 9 horas de sueño cada noche, además de oportunidades para el descanso mientras están despiertos, salud óptima y bienestar. Trabajar durante muchas horas y el trabajo por turnos, combinados con labores estresantes o físicamente exigentes pueden llevar a dormir mal y a la fatiga extrema. La fatiga aumenta el riesgo de lesiones y de deterioro de la salud (infecciones, enfermedades y trastornos mentales).

Aunque no exista una única solución que satisfaga las necesidades de todos, aquí se describen algunas estrategias generales que tanto empleados como empleadores pueden usar para manejar la fatiga laboral y la seguridad en el trabajo.

¿Qué pueden hacer los empleados cuando se sienten demasiado fatigados para trabajar de manera segura?

Reconocer que estas son circunstancias estresantes e inusuales y que podrían necesitar más tiempo para dormir o recuperarse.

Consejos para mejorar el sueño:

  • Dormirá mejor si su habitación es cómoda, está oscura y fresca y no hay ruidos.
  • Si a usted le toma más de 15 minutos quedarse dormido, hágase un tiempo antes de la hora de acostarse para hacer cosas que lo ayuden a relajarse. Intente hacer meditación, ejercicios respiratorios de relajación y ejercicios de relajación muscular progresiva.
  • Antes de comenzar una serie larga de turnos de trabajo, intente tener horas de “sueño de reserva”, o sea, dormir varias horas más de lo normal.
  • Después de haber trabajado durante una larga serie de turnos de trabajo, recuerde que podría necesitar varios días de sueño prolongado (por ejemplo, 10 horas en la cama) antes de que comience a sentirse recuperado. Dese tiempo para recuperarse.
  • Evite la luz solar o las luces fuertes 90 minutos antes de irse a dormir, cuando sea posible. Exponerse a luz justo antes de acostarse puede hacerlo sentirse más despierto.
    • Si trabaja durante el turno de noche y maneja cuando es de día para llegar a su casa, intente usar gafas de sol para reducir su exposición a la luz del sol durante el viaje.
    • Considere usar cortinas que bloqueen la luz de afuera mientras duerme.
  • Haga siestas cuando tenga la oportunidad.
    • Hacer una siesta de 90 minutos antes de un turno de trabajo nocturno puede ayudar a evitar que se sienta cansado en el trabajo.
  • Coma alimentos saludables y manténgase físicamente activo porque esto puede mejorar el sueño.
  • Antes de ir a la cama, evite los alimentos y las bebidas que puedan hacerle difícil conciliar el sueño:
    • Evite las bebidas alcohólicas, las comidas pesadas y la nicotina al menos entre 2 y 3 horas antes de acostarse.
    • No beba nada con cafeína durante las 5 horas anteriores a la hora de acostarse.

Sepa qué hacer si se siente demasiado cansado para trabajar de manera segura.

  • Tenga un sistema de cuidado mutuo con compañero en el trabajo. Estén pendientes el uno del otro a lo largo de su turno laboral para asegurase de que estén sobrellevando bien la cantidad de horas y las exigencias del trabajo.
  • Esté atento a si usted o sus compañeros de trabajo presentan signos de fatiga, como bostezar, tener dificultad para mantener los ojos abiertos y dificultad para concentrarse. Cuando vea algo que le preocupe, dígaselo a sus compañeros de trabajo para poder prevenir errores y lesiones en el lugar de trabajo.
  • Averigüe si su empleador tiene un programa formal que lo pueda ayudar a manejar la fatiga en el trabajo. Lea la información sobre el programa y pregunte lo que no tenga claro, a fin de entender completamente las políticas y los procedimientos que tiene su empleador para ayudar a los empleados a manejar la fatiga.
  • Notifique todos los eventos o cuasi accidentes relacionados con la fatiga a un supervisor para ayudar a prevenir las lesiones y los errores.
  • No trabaje si su estado de fatiga amenaza la seguridad suya o de los demás. Avísele a un supervisor cuando se sienta demasiado cansado para trabajar de manera segura.
¿Qué medidas deberían tomar los empleadores para reducir la fatiga laboral de los empleados?
  • Reconocer que estas son circunstanciaras estresantes e inusuales y que el riesgo de fatiga puede ser mayor.
  • Crear una cultura de seguridad con comunicación y coordinación claras entre la administración y los empleados. Esto podría incluir establecer un plan o estrategias de manejo de riesgos relacionados con la fatiga a fin de mitigar la fatiga en el trabajo. Compartir el plan o las estrategias con los empleados y asegurarse de que entiendan los procesos.
  • Identificar cuando usted o sus empleados tienen signos y síntomas de fatiga (p. ej., bostezar, tener dificultad para mantener los ojos abiertos, incapacidad para concentrarse) y tomar medidas para mitigar las lesiones y los errores relacionados con la fatiga.
    • La escala de somnolencia de Epworth es un cuestionario breve que se puede colgar en el área común de los empleados para la evaluación rápida de su nivel de fatiga.
    • Crear un procedimiento en el que no se castigue a los empleados por notificar cuando ellos o sus compañeros de trabajo están demasiado fatigados para trabajar de manera segura. Intégrelo en la cultura de camaradería del equipo como un ejemplo de las formas en que la administración y el personal se pueden apoyar mutuamente.
    • Crear procesos para liberar a los empleados de sus obligaciones si están demasiado fatigados para trabajar de manera segura.
      • Si hay disponibilidad, y los empleados están de acuerdo, considere asignar a los empleados que están comenzando su turno laboral a las tareas para las cuales la seguridad sea crítica.
      • Si es posible, rote a los empleados, o a grupos de empleados, para la realización de las tareas que sean repetitivas o extenuantes. Las herramientas o las estaciones de trabajo que inevitablemente se deban compartir se deben limpiar y desinfectar adecuadamente entre un uso y el siguiente.
      • De ser posible, establezca horarios más cortos o diurnos para el trabajo física y mentalmente exigente o monótono.
  • Proveer información a los empleados sobre las consecuencias de la privación de sueño y recursos para ayudarlos a manejar la fatiga.
  • Permitirles suficiente tiempo a los empleados para organizar sus obligaciones no laborales, descansar lo suficiente y recuperarse.
    • Coordine su programación laboral para que tengan al menos 11 horas libres entre cada turno de trabajo (por cada periodo de 24 horas) y un día entero de descanso cada 7 días para que puedan dormir lo suficiente y recuperarse.
    • Evite sancionar a aquellos cuya disponibilidad para trabajar horarios o turnos más largos sea limitada (p. ej., por cuidar a sus dependientes).
  • Si es necesario hacer rotaciones para el trabajo por turnos, las rotaciones se pueden hacer hacia adelante (del día a la noche) y proveerle suficiente preaviso al personal cuando se programen los horarios, particularmente si incluyen cambios en los turnos de trabajo.
  • Si es posible, evitar programarles días laborales de más de 12 horas a los empleados.
  • Establecer formalmente tiempos de descanso regulares en áreas limpias y seguras donde el distanciamiento social se pueda mantener y animar a los empleados a tomarse esos descansos. Reconocer que se necesita más tiempo para practicar una mayor higiene de las manos y para ponerse y quitarse el equipo de protección personal (EPP) requerido.
  • Si es posible, provea un medio de transporte alternativo para ir y volver del trabajo, y tiempo de descanso obligatorio pago antes de que comiencen su regreso después de trabajar.
    • Considere coordinar alojamiento cercano fuera del sitio de trabajo para aquellos que tengan turnos laborales extendidos o un alto riesgo de contraer el COVID-19, como los trabajadores de atención médica. Disponer de alojamiento cercano reduce el tiempo de transporte, lo cual permite más tiempo para descansar y recuperarse.
¿Dónde puedo obtener más información?

Fatiga

COVID-19

Última actualización 19 de May de 2020