El CMV congénito y la pérdida auditiva


Hearing icon

La pérdida auditiva es común en los bebés que tienen el CMV congénito, incluso los que no presentan síntomas al nacer.


El citomegalovirus, o CMV, es la causa infecciosa más común de defectos de nacimiento en los Estados Unidos. Aproximadamente 1 de cada 200 bebés nace con el CMV congénito.

Uno de cada 5 bebés con el CMV congénito tendrá síntomas o problemas a largo plazo, como la pérdida auditiva. La pérdida auditiva puede avanzar de leve a grave durante los dos primeros años de vida, que es un periodo crucial para aprender el lenguaje. A lo largo del tiempo, la pérdida auditiva puede afectar la capacidad de su hijo de desarrollar destrezas sociales, de comunicación y del lenguaje.

Algunos bebés con signos de CMV congénito al nacer pueden beneficiarse de recibir medicamentos.

Los bebés que muestran signos de enfermedad congénita por el CMV se pueden tratar con medicamentos llamados antivirales. Los antivirales pueden disminuir la gravedad de la pérdida auditiva. Los bebés que reciben tratamiento con antivirales deben estar bajo observación estricta de su médico debido a los posibles efectos secundarios.

La pérdida auditiva puede estar presente al nacer o aparecer más adelante.

Los bebés con el CMV congénito pueden tener pérdida auditiva en un oído y presentar pérdida auditiva en el otro más adelante. La progresión puede darse hasta a lo largo de la adolescencia.

Los niños con pérdida auditiva pueden beneficiarse de servicios.

Los niños que reciben un diagnóstico de pérdida auditiva deberían recibir servicios como la terapia del habla y terapia ocupacional. Estos servicios ayudan a garantizar el desarrollo de sus destrezas sociales, de comunicación y del lenguaje. Los niños con pérdida auditiva también pueden aprender otras maneras de comunicarse, como usar el lenguaje de señas americano y usar dispositivos como audífonos e implantes cocleares. Cuanto más temprano los niños con pérdida auditiva reciban servicios, más probable es que logren todo su potencial.

Woman hand signing with girl
Signos de CMV congénito en los recién nacidos

Cerca del 10 % de los bebés con infección cogénita por el CMV muestran signos al nacer que incluyen:

  • Sarpullido
  • Ictericia (color amarillento en la piel o el blanco de los ojos)
  • Microcefalia (cabeza de tamaño pequeño)
  • Restricción del crecimiento intrauterino (peso bajo)
  • Hepatoesplenomegalia (agrandamiento del hígado y del bazo)
  • Convulsiones
  • Retinitis (daño en la retina)
Woman sitting next to a little girl who is smiling and wearing headphones

Signos de pérdida auditiva en los bebés
  • No se sobresalta con los ruidos fuertes.
  • No voltea la cabeza hacia la fuente de un sonido después de los 6 meses de edad.
  • No dice palabras sencillas como “mamá” o “papá” para cuando tiene 1 año.
  • Voltea la cabeza cuando lo ve a usted, pero no lo hace si solo lo llama por su nombre.
  • Parece escuchar algunos sonidos pero no otros.
Signos de pérdida auditiva en los niños
  • Tarda en hablar.
  • No habla en forma clara.
  • No sigue instrucciones. Esto podría ser el resultado de una pérdida auditiva parcial o completa.
  • A menudo dice “¿qué?”
  • Sube demasiado el volumen de la televisión.
View Page In:pdf icon
Page last reviewed: September 27, 2018