Brote de infecciones por Campylobacter multirresistente vinculado al contacto con cachorros de tiendas de mascotas

banner de aviso de investigación

Publicado el 23 de diciembre de 2019 a las 5:00 p.m. hora del este

Los CDC y funcionarios de salud pública en varios estados están investigando un brote multiestatal de infecciones por Campylobacter jejuni multirresistente vinculado a cachorros adquiridos en tiendas de mascotas.

Información más reciente sobre el brote
Illustration of a clipboard with check marks on it.

De un vistazo
Imagen de cachorros
  • Trece estados han notificado un total de 30 personas infectadas por la cepa de Campylobacter jejuni del brote, que causa enfermedad diarreica.
    • Se han notificado cuatro hospitalizaciones. No se han notificado muertes.
  • Los hallazgos epidemiológicos y de laboratorio indican que el contacto con cachorros, especialmente los de tiendas de mascotas, es la fuente probable de este brote.
  • Entre las 24 personas entrevistadas:
    • 21 (88 %) de las 24 personas dijeron haber tenido contacto con un cachorro.
    • 15 (71 %) de esas 21 personas dijeron haber tenido contacto con un cachorro de una tienda de mascotas.
    • 12 (80 %) de esas 15 personas se vincularon a Petland, una cadena nacional de tiendas de mascotas.
    • 5 (42 %) de esas 12 personas eran empleados de Petland.
  • Los hallazgos de laboratorio indican que las bacterias encontradas en las personas enfermas en este brote están muy relacionadas genéticamente con las de las personas enfermas en el brote de infecciones por Campylobacter multirresistente vinculado a los cachorros de tiendas de mascotas del 2016 al 2018.
  • Las bacterias Campylobacter aisladas de las muestras clínicas de personas enfermas en este brote son resistentes a los antibióticos de primera línea que generalmente se recomiendan. Para obtener más información, lea las recomendaciones de los CDC para los médicos (en inglés).
  • La investigación sigue en curso. Los CDC proporcionarán actualizaciones cuando se disponga de más información.
Consejos para dueños de mascotas y trabajadores en tiendas de mascotas
Illustration of a megaphone.

Consejos para dueños de mascotas

Los cachorros y los perros pueden ser portadores de bacterias Campylobacter que pueden enfermar a las personas, aunque los animales se vean sanos y limpios. Las personas dueñas de cachorros o perros o que entren en contacto con ellos deben tomar medidas para mantenerse sanas alrededor de su mascota.

Siempre lávese bien las manos con agua y jabón luego de tocar un cachorro o perro, su comida o después de limpiar su pis, caca o vómito.

  • Los adultos deben supervisar el lavado de manos de los niños pequeños.
  • Si no hay agua ni jabón, use un desinfectante de manos hasta que se pueda lavar las manos con agua y jabón.
  • Lávese las manos después de limpiar la orina (pis), las heces (caca) o el vómito de su cachorro o perro. Limpie la orina, la caca o el vómito dentro de la casa inmediatamente. Luego desinfecte el área con una solución de agua y blanqueador con cloro (bleach).
  • No permita que los perros le laman cerca de la boca o la cara.
  • No deje que los perros le laman las heridas abiertas u otras partes del cuerpo donde tenga la piel cortada.
  • Lleve su perro al veterinario con regularidad para mantenerlo sano y ayudar a prevenir la transmisión de enfermedades.

Si adquiere un cachorro o perro nuevo, llévelo al veterinario a los pocos días para que le haga un chequeo médico.

  • Cuando escoja un perro para mascota, escoja un cachorro o perro que sea vivaz, despierto y juguetón.
  • Los signos de enfermedad incluyen parecer aletargados (lentos o cansados), no comer, tener diarrea y respirar de manera anormal. Sin embargo, incluso los perros que parezcan estar sanos pueden propagar microbios a las personas y a otros animales.
  • Si su perro se enferma poco después de haberlo comprado o adoptado, llévelo inmediatamente al veterinario y avise a la tienda de mascotas, criador u organización de rescate sobre la enfermedad del perro. Limpie cuidadosamente el área ocupada por su mascota con una solución de agua y blanqueador con cloro (bleach).

Consejos para las personas que trabajan en tiendas de mascotas

Los cachorros y los perros pueden ser portadores de bacterias Campylobacter que pueden enfermar a las personas, aunque los animales se vean sanos y limpios. Las personas que manipulan cachorros o perros deben tomar medidas para mantenerse sanas alrededor de esos animales.

Pregúnteles a los administradores de la tienda sobre capacitación acerca del lavado de las manos, procedimientos de limpieza y otras medidas de prevención de enfermedades.

 Lávese las manos con agua y jabón después de tocar perros o cachorros.

  • Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón cada vez que toque un perro o cualquier cosa que esté en el área donde el perro vive o pasa el tiempo, como sus alimentos, galletas (treats), y platos para el agua y la comida. Incluso los perros que parezcan estar sanos pueden propagar microbios a las personas y a otros animales.
  • Lávese las manos inmediatamente después de limpiar la orina, la caca o el vómito del perro.
  • Séquese las manos con una toalla de papel limpia o al aire. No se seque las manos en la ropa. 

Coma y guarde sus alimentos de manera segura.

  • Coma y beba siempre en las áreas designadas, alejado de los lugares donde los animales se mantienen o hacen ejercicio.
  • Mantenga su comida alejada de las áreas donde se guardan los alimentos y galletas (treats) de las mascotas, y donde los animales se mantienen o hacen ejercicio.
  • Si no hay un refrigerador separado para mantener la comida de las mascotas, almacene los alimentos para las personas en los estantes de arriba, en áreas superiores a las que se usan para guardar los alimentos, galletas (treats) y otros suministros para las mascotas.

Limpie lo que ensucien las mascotas de un modo seguro.

  • Limpie inmediatamente la orina, la caca o el vómito de las mascotas y desinfecte el área según los protocolos de la tienda.
  • Use guantes desechables para la limpieza y después lávese bien las manos.
  • Lave regularmente los zapatos, botas, ropa o equipos que usa para trabajar. Hágalo en un lugar donde no se guarden o preparen alimentos para personas.
  • Tenga zapatos y botas que solo se usen y guarden en el lugar de trabajo.

Siga los protocolos de la tienda para identificar y notificar los animales enfermos o lesionados.

Informe a su empleador si usted u otros empleados se enferman, especialmente si tienen diarrea o vómitos.

Use los antibióticos de manera responsable en las tiendas de mascotas.

  • Solo deles antibióticos a los animales bajo la supervisión directa de un veterinario.
  • Los veterinarios deben usar las pruebas de diagnóstico adecuadas para garantizar que los animales reciban el tratamiento correcto.
  • Monitoree y documente el uso de antibióticos en las tiendas de mascotas.
  • Eduque a las personas que crían, comercian y transportan animales para las tiendas de mascotas acerca del uso responsable de antibióticos y de los beneficios de contar con la supervisión de un veterinario al usarlos.
Síntomas de la infección por Campylobacter en las personas
Illustration of a person with stomach pain.

  • La mayoría de las personas con infección por Campylobacter presentan diarrea (a menudo con sangre), fiebre y cólicos estomacales entre 2 y 5 días después de haber estado expuestas a las bacterias.
  • La enfermedad generalmente dura cerca de una semana y la mayoría de las personas se recuperan sin tratamiento con antibióticos.
  • Solo se necesita administrar antibióticos a los pacientes muy enfermos o que tienen un riesgo alto de presentar una enfermedad grave, como las personas con el sistema inmunitario muy debilitado.
Detalles de la investigación

17 de diciembre de 2019

Los CDC y funcionarios de salud pública en varios estados están investigando un brote multiestatal de infecciones por Campylobacter jejuni multirresistente vinculado al contacto con cachorros de tiendas de mascotas.

Los investigadores de salud pública están usando el sistema PulseNet para identificar los casos de enfermedad que podrían ser parte de este brote. PulseNet es la red nacional de subtipificación coordinada por los CDC, compuesta por laboratorios de agencias de salud pública y agencias reguladoras de alimentos. La identificación genética se realiza a partir de bacterias Campylobacter aisladas de personas enfermas, mediante el uso de un método estandarizado de análisis de laboratorio y de datos llamado secuenciación del genoma completo (WGS, por sus siglas en inglés). La red PulseNet de los CDC administra una base de datos nacional con estas secuencias que se usan para identificar los posibles brotes. La secuenciación del genoma completo les da a los investigadores información detallada sobre las bacterias que están causando la enfermedad. En esta investigación, la secuenciación del genoma completo mostró que las bacterias de personas infectadas por Campylobacter están relacionadas a nivel genético. Esto significa que es más probable que las personas afectadas en el brote tengan una fuente de infección en común. La secuenciación del genoma completo también mostró que las bacterias de personas infectadas por Campylobacter en el brote actual están relacionadas genéticamente con las del brote de infecciones por Campylobacter multirresistente vinculado a los cachorros de tiendas de mascotas del 2016 al 2018.

Hasta el 17 de diciembre del 2019, trece estados habían notificado un total de 30 personas infectadas por Campylobacter. En la página web del mapa de casos notificados se puede encontrar una lista de los estados y la cantidad de casos confirmados en cada uno.

Los casos de enfermedad comenzaron entre el 6 de enero del 2019 y el 10 de noviembre del 2019. La edad de las personas enfermas varía entre 8 meses y 70 años, con una mediana de 34 años; el 52 % de las personas enfermas son mujeres. Entre las 26 personas sobre las cuales se tiene información, se han notificado 4 hospitalizaciones. No se han notificado muertes.

Es posible que algunos casos de enfermedad no se hayan notificado todavía debido al tiempo que pasa entre el momento en que una persona se enferma y el momento en que se notifica la enfermedad.

Los análisis de la secuenciación del genoma completo de 26 colonias aisladas provenientes de personas enfermas predijeron resistencia a tetraciclina (26 colonias aisladas), ciprofloxacina (25), ácido nalidíxico (25), azitromicina (23), eritromicina (23), clindamicina (23), telitromicina (23) y gentamicina (18). Los análisis de 1 colonia aislada de este brote, realizados con métodos estándar de análisis de sensibilidad a los antibióticos por el laboratorio del Sistema Nacional de Monitoreo de la Resistencia a los Antibióticos (NARMS) de los CDC, confirmaron estos resultados.

Investigación del brote

Los hallazgos de laboratorio y epidemiológicos indican que los cachorros comprados en las tiendas de mascotas son la fuente probable de este brote. Muchos de los casos tuvieron contacto con cachorros provenientes de tiendas de mascotas o fueron empleados de esas tiendas, entre las que se incluye Petland.

Los CDC están incluyendo en este brote a personas enfermas si:

  • en las muestras de las heces (caca) analizadas en laboratorio crecieron bacterias Campylobacter jejuni (esto se llama infección confirmada por cultivo) y también se vincularon a los cachorros, o
  • tuvieron una infección por Campylobacter jejuni confirmada en cultivo que estuvo muy relacionada genéticamente con un caso vinculado a un cachorro y confirmado mediante la secuenciación del genoma completo. 

En las entrevistas, las personas enfermas respondieron preguntas sobre exposiciones a perros, cachorros y de otro tipo que tuvieron la semana anterior a que se enfermaran. De las 24 personas entrevistadas, 21 (88 %) notificaron haber tenido contacto con un cachorro la semana anterior a que la enfermedad empezara, y 15 (71 %) de esas 21 personas reportaron haber tenido contacto con un cachorro de una tienda de mascotas. Cuando se les preguntó sobre la tienda específica, 12 (80 %) de esas 15 personas reportaron haber tenido contacto con un cachorro o haber trabajado en una tienda Petland.

Los investigadores notificaron otras ocho personas enfermas que tuvieron contacto con un cachorro en Petland y a las que se les hizo una prueba de diagnóstico que indicó que estaban infectadas por bacterias Campylobacter. Sin embargo, los CDC no incluyeron a esas personas en la cifra de casos del brote porque no hubo muestras bacterianas disponibles para hacer la secuenciación del genoma completo. Los investigadores de salud pública usan la secuenciación del genoma completo para identificar los casos de enfermedad que forman parte de brotes multiestatales.

No se ha identificado un proveedor único que los cachorros tuvieran en común. Esta investigación sigue en curso. Los CDC suministrarán actualizaciones cuando haya más información disponible.